Barclay Crenshaw, mejor conocido por el universo clubbing como Claude VonStroke, se gusta describir como un hombre del renacimiento. Y algo de razón no le falta. Además de sus tareas como uno de los DJs más solicitados del circuito tech-house, este detroitiano también tiene una gran actividad productiva, que se ve mejor reflejada en su sello, Dirtybird, que recientemente cumplió una década a la vanguardia de la música de baile, es un excelente A&R y cuando le queda tiempo hace las veces de promotor de salvajes barbacoas y festivales propios como el Dirtybird Campout californiano.

Este detroitiano, con sede en San Francisco, traerá a Brunch -In The Park su particular visión del house: hedonista, desenfadada, con un sentido del funk sencillamente irresistible. Será este domingo, en una nueva cita en los Jardins de Joan Brossa en la que se hará acompañar de Jesse Rose, B. Traits, Doc Martin y Kim Ann Foxman. Una ocasión perfecta para mandarle unas preguntas.

 

19390824_854715784679971_639913656574829637_o

¿De dónde viene tu obsesión con los pájaros?

Empecé este sello y todo el rollo con los pájaros empezó a crecer y crecer. De hecho, prefiero los delfines.

 

¿Cómo dirías que has conseguido mantener un sello de mentalidad tan avanzada como Dirtybird después de tanto tiempo?

Simplemente escucho todas las demos y escojo la música que me gusta más. También me involucro en el proceso de selección del arte de los discos, la confección de la ropa y los eventos. Creo que si hemos conseguido aguantar tanto tiempo es porque lo hacemos todo, no sólo música.

 

Como alguien que se crió en Detroit, ¿cómo te sientes respecto a su deterioración? ¿Tienes algún recuerdo musical asociado a la ciudad?

De hecho, ahora se está recuperando con fuerza. Hace tiempo que no vivo ahí pero mis padres sí, así que voy a la ciudad varias veces al año. Y cada vez la veo mejor. Mis memorias musicales son almacenes muy muy sucios con mi amigo Anthony, cuando me introdujo a este tipo de fiestas. Me sorprendió mucho encontrarlas.

 

Tú que actúas mucho en ambos lados del Atlántico, ¿cuáles dirías que son las principales diferencias entre Estados Unidos y Europa?

Me lo preguntan a menudo. La diferencia principal es que en Estados Unidos la gente no se preocupa tanto por los géneros. Puedes actuar con un estilo mucho más salvaje y seguir siendo popular. Europa tiene ahora un rollo mucho más purista que también puede estar bien porque te puedes especializar de verdad en un estilo específico.

 

¿Qué dirías que es lo mejor y lo peor de tu trabajo como DJ que viaja a lo largo del mundo?

Lo peor es fácil: estar lejos de mis hijos y de mi mujer tanto tiempo. Lo mejor es que te paguen por poner música. Quiero decir, ¿y lo que mola el trabajo de DJ? Como he tenido un montón de malos trabajos antes que este sé apreciar el hecho de que pueda trabajar de esto.

 

Tú que has comprobado de primera mano la evolución de la música electrónica a lo largo de los últimos 15 años. ¿Estás satisfecho con ella?

Sí, porque no límites a lo que la gente pueda hacer. Empecé un extraño proyecto de hip hop y todo el mundo estaba abierto a él. Aún te puedes inventar sonidos y estilos en esta música.

 

Cuando no pinchas, escuchas música o estás en el estudio, ¿qué haces?

Llevar la oficina, organizar la barbacoa y los festivales de acampada, ayudar a crear ropa, buscar artistas visuales alucinantes… lo que me echen.

 

¿Crees que un bolo diurno y al aire libre encaja mejor con tu sonido que un bolo normal de club?

En cada show doy lo máximo sin pensar si un bolo es mejor que el otro.

 

¿Qué podemos esperar de ti y de Dirtybird en los próximos meses?

Tengo un nuevo release de próximo lanzamiento que hice con varios artistas de Dirtybird. Uno es con Will Clarke y el otro con Sebastien V. También tendremos un álbum muy muy excelente a cargo de Walker and Royce.

 

¿Sientes como si hubiese algo que te faltase en tu carrera como artista, algo que aún no has hecho y te gustaría conseguir?

No, eso lo consigo con el proyecto de hip hop que te comentaba, así que ahora estoy haciendo todo lo que siempre he querido hacer.