Barclay Crenshaw, un detroitiano afincado en San Francisco que ha sabido explotar el lado más lúdico de la música a través de su sello dirtybird,  hizo su aparición en la escena electrónica bajo el nombre de Claude Vonstroke en 2005 con un E.P llamado Deep Throat. Un año más tarde reventó todas las pistas de baile con “Who´s afraid of Detroit?”. Tres álbums después  y con su gigante figura consolidada a ambos lados del Atlántico, Vonstroke se encuentra enfrascado en una gira europea para presentar Urban Animal. Ya recaló hace unas semanas en Barcelona y el jueves lo hará en Madrid. Por ese motivo hemos tenido una entrevista donde atisbamos la personalidad y el sentido del humor del americano.

Hola Barclay, lo primero de todo es darte la enhorabuena por tu último disco, Urban Animal. Creo que es el álbum más completo de tu carrera. ¿Cómo fue el proceso creativo a la hora de enfrentarte a este trabajo?

Gracias, también es el álbum más breve, pero estoy de acuerdo en que tiene mucha más variedad respecto a mis discos anteriores, y suena más como un concepto que funciona como un todo. El proceso creativo fue totalmente diferente en este trabajo. Esta vez empecé a trabajar en 15 o 16 temas, todo al mismo tiempo apuntillando tracks constantemente, del orden de unos cuatro al día. Fui capaz de evitar el aburrimiento pasando de un tema a otro todos los días. A veces me gusta  trabajar en muchos temas por día. Así que, además terminé este álbum en la mitad del tiempo de los dos primeros.

Y mirando al futuro, ¿qué será lo próximo de VonStroke? ¿Quizá las remezclas para Urban Animal?

Sí, claro. Habrá un gran paquete de remixes del disco que se lanzará a principios de  primavera con muchos nombres como Solomun, Dixon, Jimmy Edgar, Doorly, Eprom, Photek, Justin Jay, Killfrenzy, etc, etc ; tengo una nueva producción con Jaw de DOP que se editará en Circus Company también en primavera. Y, además tengo en cartera un nuevo E.P , unas remezclas y un par más colaboraciones. ¡Me mantengo muy ocupado!

Para mi es muy difícil encasillarte en un solo estilo como artista electrónico, y es algo que me encanta. Tocas diferentes palos desde el ghetto house, deep house, minimal, tech-house, techno…. Y en Urban Animals  te atreves con el D&B y coqueteas con el dubstep…  ¿De dónde emana este eclecticismo? 

Sí, verás es que yo nunca quise ser un productor de house, siempre quise ser un productor musical. Tal vez al principio sí que necesité producir únicamente house para conseguir abrirme paso y meter el pie en la escena, pero ahora quiero hacer todo. No sólo escucho música house por lo que ¿por qué debería hacer solamente house? Creo que el mundo es tan gigante y las oportunidades para la creatividad son tan infinitas que es realmente emocionante ser un productor musical.

Casi siempre podemos escuchar alguna voz en tus producciones. ¿Para ti es muy importante el elemento vocal?

Es curioso porque hasta este álbum casi nunca utilicé vocales  pero me gusta hacer  sonidos con mi voz y los utilizo en todos mis temas. Es una especie de firma personal que siempre dejo. Me gusta hacerlo porque siempre siento que puedo darle un toque más funky con algún sample vocal adicional, así que trato de meter algo así cada vez que produzco.

Ahhhhh el funky….  otra de tus características ¿serías capaz de vivir sin él?

Por supuesto que podría vivir, ¡pero la vida sería miserable!

-Volviendo a Urban Animal, ¿te consideras un animal urbanita o un hombre de campo?

Tengo la suerte de ser ambos la vez. Aunque honestamente en el fondo soy más urbano, aunque ahora donde estoy viviendo  me rodean algunos elementos de campo. Todavía no me gusta acampar, prefiero la discoteca pero también se agradece el aire fresco, una vista bonita y un paseo a través de las colinas.

-No puedo borrar de mi cabeza esa imagen donde Justin Martin, Eats Everything y tú estabais disfrazados de pájaros en una actuación en Bestival. La curiosidad me corroe ¿cómo acabó aquella fiesta?   

Esa fue la primera vez que intenté “surfear“ encima del público y si ves la persona que sabes que soy, muy pesada para que la gente sea capaz de mantener….  Sentí como todas esas pequeñas manos se desmoronan bajo mi cuerpo gigante. ¡Pero lograron mantenerme más o menos! Sigo pensando que aquello fue un milagro, ya sabes, que no me cayera y abrirme la cabeza contra el suelo.  Por cierto esa noche tanto Justin como Eats perdieron sus trajes más tarde pero yo todavía conservo mi búho gigante.

bestival

 

 

 

 

 

 

¿Cómo valoras la experiencia de tu residencia en Ibiza el año pasado con Dirtybirds Nights en Sankeys Ibiza? ¿Repetiréis en 2014? 

Bueno, tanto Justin Martin como nos necesitamos para hacer el trabajo nocturno y los dos vivimos en California. El verano pasado fue muy divertido, pero también nos dimos cuenta de lo difícil que iba a ser capaz de llegar a Ibiza muchas veces (13 veces para mí) con tanta periodicidad. Nosotros tampoco podemos vivir allí porque dirtybird es muy, muy popular en Estados Unidos y tenemos tantas actuaciones en nuestro país en verano que tampoco lo podemos pasar por alto. Creo que algunas personas no se dan cuenta que la mayoría de los Djs americanos más populares de House se han trasladado a Reino Unido o Berlín para que puedan recorrer Europa con mucha facilidad, pero estamos con sede en California y que no queremos dejarlo. Vamos a pinchar en algunas fiestas en Ibiza pero por ahora no habrá fiestas del sello dirtybird este año en Ibiza. Sé que es muy triste ¡lo sentimos!

¡Oh vaya! Por cierto, cuando escucho algo de dirtybird la primera palabra  que me viene a la cabeza es DIVERSIÓN, en mayúsculas. Nunca pensé que un violonchelista  nos pudiera dar tantos temas para bailar ¿ cómo recuerdas  tus días de formación clásica?

¡Recuerdo que no pude esperar a dejar de tocar el violonchelo nunca más! Pero la formación me ha ayudado con las melodías, el tono y cosas importantes como esas. Todo lo que quería era conseguir era un sampler y una caja de ritmos, incluso cuando tocaba el cello. ¡Yo quería ser como Run DMC!

J.Phlip, Kill Frenzy, Justin Martin, Catz N´Dogz son la crew de dirtybird crew. ¿Puedes describirme a cada uno de ellos con una sola palabra?

J.Phlip: Underground

Justin Martin: Amante

Catz N´Dogz: Currelas (muy trabajadores)

Kill Frenzy: Innovador

Eres de Detroit pero el éxito de tu carrera comienza en San Francisco, con menos frío y más calor. Muestras el lado amable de la música sin mensaje político y/o social como por ejemplo U.R. ¿Crees que si continuaras viviendo en Detroit tu música sería mucho más cruda?

Cuando vivía en Detroit sólo hacía drum n´bass del duro, del más hardcore, así que creo que tal vez la respuesta es sí. Definitivamente San Francisco me mostró algunas partes creativas más suaves de la música.

Como DJ sabemos que te gusta pinchar con la gente bailando cerca de la cabina. ¿Nos podrías describir cómo sería tu club ideal?

¿El club perfecto? tal vez sueno como un capullo pero mi club perfecto sería algo así:

1. Aseo privado detrás de la cabina del DJ.

2. La cabina ajustable en altura para el DJ y que se pueda mezclar a cualquier altura que se desee.

3. No solo que los monitores están colgados detrás del Dj, sino también dirigidos a ambos oídos. Buenos graves en la cabina, pero tampoco demasiado potentes.

4. Poder tocar las manos del público y que ellos no puedan meter las manos en los platos por mucho que lo intenten.

5. Alguien en  cabina que pueda leer mi mente y sepa exactamente qué gente puede entrar y qué gente debe permanecer fuera sin tener que ser grosero con nadie.

6. Una capacidad entre las 400 y 800 personas. Con un sonido increíble. Que no se abarrote de gente y que la barra no cierre.

7. Que no haya un límite o plazo muy marcado a la hora de pinchar. Si necesito a alguien para pinchar después de mí que sepan exactamente cuándo va a salir al escenario sin estar parado allí, listo para abalanzarse.

8. Una seguridad muy justa y agradable, pero estricta.

9. Buena mezcla de todo el mundo, todas las clases de todas las razas con todas las orientaciones sexuales.

10. Sin móviles y sin cámaras

¿Cuantas veces por actuación se te ha acercado alguien a cabina y te ha pedido que pinches Who´s  Afraid of Detroit? ¿Esperabas que aquel tema se convirtiera en un clásico instantáneo?

Buuufff entre unas 5 o10 veces por bolo. Es imposible saber ésto cuando haces un tema. Cuando lo hice, el track me gustó  mucho, pero, por supuesto, nunca podría adivinar que a la gente le gustara tanto.

¿Qué opinas de la cultura EDM? En Europa se considera muy comercial sin embargo en USA se engloba igual a Richie Hawtin que a Steve Aoki…

Sí, en ese sentido Estados Unidos es mucho más abierto. Somos más receptivos para todo. En parte puede ser música mala, pero también hay que tener en cuenta que la gente no está tan tensa con la música electrónica como se está en Europa. Tú puedes ser tú mismo con más facilidad en Estados Unidos porque hay mucha menos presión para hacer música house, por ejemplo. Algunas personas ven esto como americanada estúpida y que toda la música es terrible, pero es que eso simplemente no es cierto. Creo que la gente debe venir a California porque podría sorprenderse con lo que está pasando aquí.

Tienes dos hijos. Me gustaría saber cómo combinas tu vida familiar con un trabajo que se desarrolla en la noche y lejos del hogar.

De todas las cosas de esta profesión ésta es más difícil de equilibrar. Mi esposa y yo estamos trabajando en ésto constantemente para asegurarnos de que estoy ahí y participo en la vida de mis hijos. Amo a mi familia, así que no pincho tanto como algunos otros. Pero creo que es mucho mejor de esta manera. La vida nocturna en clubs no es la única vida importante que tenemos.

Recuerdo la última vez que viniste a un club en Madrid capital fue en abril de 2010. Cuatro años después regresas a la ciudad,  ¿tendrás algo especial para la noche del jueves en Mondo Disko?

Por supuesto, siempre voy preparado para cada actuación y me esfuerzo en cada show. Así que sí, voy a tratar de traer algo especial para esta noche. Creo que ha pasado demasiado tiempo desde que he vuelto a Madrid.

¿Pincharás Who´s  Afraid of Detroit? (Risas)

Ahora mismo no la pincharía 😉