La frase que titula esta entrevista bien podría servir de arranque a un análisis del DIY en 2017. O dar pie a un debate sobre cómo conseguir que tu música (de esencia vanguardista/underground) llegue a bodas, reality shows o verbenas de pueblos, sin estar respaldado por ninguna discográfica. Dellafuente lleva años consolidando una fuerte crew de fans que le hacen colgar el cartel de sold out a escasos días de comenzar con la venta de entradas de sus shows o de lanzar nueva campaña de merchandising junto a LA TI GO.

A lo largo de estos años Dellafuente ha arremetido bastante a menudo contra la incomprensión y falta de adaptación de la industria con respecto a la escena actual de música urbana. Ahora, en 2017, con C. Tangana con el premio 40 Principales al artista revelación del año, lo ve algo mejor; pero aún queda por hacer: “Hay parte del público, cada vez menos, que se cree que por firmar un contrato vas a hacer cosas que no quieres. Yo hablo por mí personalmente, tampoco pongo la mano en el fuego por nadie; pero si firmo un contrato es porque me interesa ese contrato y estoy cómodo con él, ya he echado muchos para atrás por no estar conforme”.

Cómo último síntoma de su continuo yo me lo guiso – yo me lo como, está el consultorio que abre desde su canal de twitter en el cual, y durante diez minutos, responde a las preguntas que los usuarios le plantean, cargándose así ese formato (ese papel de intermediario) que siguen manteniendo algunos medios de comunicación basado en hacer llegar al artista las preguntas de sus lectores.

23561407_167116110541171_7547337108228464964_n

Hace algunos días, en El Consultorio, decías que tenías que hacer una entrevista en condiciones, “a lo Quintero”. Así que voy a comenzar con una pregunta que le hacía Jesús Quintero a Lola Flores: “¿las penas desgravan?”

No creo, ya se encargarían de que no fuera así, hacienda nunca pierde!! El sistema está pensado pa’ que siempre pierdas tú. Pa’ que no puedas hacerte rico nunca legalmente, y te digo yo que la gente quiere ser legal, pero muchas veces ni dejan serlo.

Eres uno de los artistas actuales qué más habla sobre la industria y la monetización. El año pasado pedías para este 2017 (vía fb) que la industria se renovase, ¿Se ha cumplido el deseo?

Bueno el otro día escuché a Maikel Delacalle en los 40, así que si no me equivoco, con él y Tangana ya tenemos en radios generalistas a dos exponentes de la “música urbana” en España. Eso me parece de lujo y es lo que debería haber pasado hace ya tiempo, todavía es poco y creo que podemos dar mucho más y ponernos al nivel de otros países. Veremos cómo se presenta 2018, yo creo que la cosa va pa’ mejor.

En un post de IG reciente decías que este 2018 iba a ser “divertido”. La última vez que escuché algo parecido fue entrevistando a C. Tangana (junto a AGZ) unos meses antes de que fichara por Sony… ¿Estamos en las mismas tesituras?

Estos últimos 26 años de mi vida los he estao’ dedicando a hacer lo que más o menos he querido hacer y, concretamente, desde hace unos 2 o 3 años, musicalmente, sólo hago lo que quiero hacer. Hay gente que se cree dueña de mi música, de mi nombre, de mi marca. Yo creo que la primera regla de mi marca, desde que todo empezó,  es que se hace lo que me apetezca hacer. Por eso creo que va a ser divertido, mucho. Porque voy hacer lo que quiero hacer pero al siguiente nivel, no para minorías. Más de uno se arañará la cara y un año después cuando se mire al espejo y se vea las cicatrices va a decir: mira que soy lila.

Hace algunos días asistí a una de las sesiones de debate de Interferencia (que organizan miembros de la escena electrónica de Barcelona), donde se hablaba sobre el mainstream nacional. Allí se planteaba un debate muy interesante: ¿En el underground se está porque se quiere o porque no se puede estar en otro lado?

Hay gente que está porque quiere, muy poca, casi nadie. La mayoría son hipócritas y lo dicen porque no creen que puedan llegar a dar el paso nunca. Yo desde el día 1 he dicho que ojalá pudiera hacerlo, en mi lógica es lo más normal. Si lo que haces crees que es bueno y tienes la oportunidad de exportarlo al mayor número de gente posible, por qué no hacerlo? Hay parte del público, cada vez menos (que por cierto el 95% de las veces es de herencia rapera) que se cree que por firmar un contrato vas a hacer cosas que no quieres. Yo hablo por mí personalmente, tampoco pongo la mano en el fuego por nadie, pero si firmo un contrato es porque me interesa ese contrato y estoy cómodo con él; ya he echado muchos para atrás por no estar conforme, el día que esté pa’ mi, estará, en el underground también se vive bien.

¿Para qué hay que entrar en el mainstream: para reventarlo o para seguir la misma línea adaptándola a los nuevos tiempos?

Si dibujamos una línea simulando la carrera de un artista, cuando se entra al mainstream debe ser un punto de inflexión donde la subida de esa línea sea mucho más empinada. Pa’ mi el mainstream es que te pueda escuchar la gente que está en el coche y pone la radio, la gente que no tiene tiempo o no le gusta descubrir nueva música y solo consume lo que le ofrecen, la gente que pone la tele y ve un programa donde hay un hilo musical, todos conocemos a esa gente porque viene siendo la mayor parte de la población. Si esa línea no va mucho más parriba entonces yo creo que has perdido.

1.000 entradas vendidas en tres días y dos sold outs consecutivos en Granada pero esto no es nada nuevo. ¿Cómo se llega a semejante fidelización de la audiencia y hasta qué punto influye la cuestión de la “identidad” territorial/cultural? (que creo que es algo muy importante en el flamenco).

Por suerte estamos ya bastante familiarizaos con el cartel de todo vendido, la verdad que no ha habido ninguna estrategia de marketing ni nada, desde el principio ha sido así. Pa’ Granada la verdad que no me esperaba que se vendiera todo tan rápido, son 2.000 entradas en cuatro días, me parece un poco bestia pa alguien de mi nivel. Yo siempre llevo Granada por bandera, to el mundo sabe de donde soy, puede que eso influya, no sé. Lo que si es verdad es que no sé donde coño hacer el show pa’ la próxima.

Estás sacando un tema por semana (y ya van cuatro; Metálico, Lo quiero ver, Pret-a-porter y Demonia) que en teoría formaban parte del disco del que después dijiste que no saldría como tal (como álbum). ¿Por qué tomaste esta decisión?

Porque hay que adaptarse a los tiempos, dentro de pocos años esta pregunta ni se planteará a los artistas, será lo normal. No se consumen discos, se consumen singles. Yo lo prefiero, no me gustan los discos, prefiero los recopilatorios.

Precisamente en Pret-a-porter cantas “un elefante se balanceaba sobre la industria de España, y como veía que no lo apreciaban se quería marchar fuera de España”. ¿Alguna vez has pensado en irte fuera o alguna vez te has sentido infravalorado?

Me encantaría dar el salto a otros países, yo creo que 2018 será el año. Infravalorao’ no, pero si que he sentido que el techo está muy bajo y que aquí hay muy pocas oportunidades.

Hace algunos días aconsejabas “a los nostálgicos que lo flipaban con los temas antiguos y los de ahora no” que se pusieran los temas antiguos y cuando se terminaran volvieran a darle al play. ¿Tú eres nostálgico o echas algo de menos de aquel Dellafuente de los comienzos (profesional o emocionalmente)?

No lo echo de menos en absoluto. Le tienes cariño y poco más. Es como si tu quieres dedicarte a la pintura, y tienes claro lo que quieres pintar pero hasta que no pase el tiempo y tengas experiencia no lo vas a conseguir, porque nadie nace sabiendo. Eso es lo que me ha pasao’ a mi, con la diferencia que yo he empezao’ a sonar antes de la cuenta, yo era un novato que no tenía ni puta idea y estaba haciendo los mismo números que gente que llevaba 10 años. Eso ha sido bueno y malo, porque la gente siempre me ha comparao’ con artistas que me llevan mucha experiencia de ventaja. Yo tengo claro lo que quiero hacer y lo estoy haciendo.

¿Dónde te ves o dónde te gustaría estar dentro de diez años?

Ojalá que como ahora pero en otro escalón, pero si no pudiera ser, me gustaría seguir dentro del mundo de la música de alguna manera. Ahora estoy empezando a producir y también me mola mucho arreglar temas. El mundo del management tampoco me desagrada.

¿Cómo te gustaría que se te recordase dentro de 50 años, por ejemplo?

Como un artista libre, que hizo lo que quiso cuando quiso y que se hizo a si mismo, a mi nadie me ha ayudao’ a que la gente me conozca. Toda la base de lo que soy no ha venido nadie a construirla.

Sobre el debate marketing-arte. Los chavales que quieran ser artistas, ¿qué tienen que priorizar: controlar de marketing o tener creatividad/una idea que sobresalga sobre los demás?

Siempre ser ellos mismos. De que vale el marketing para un artista que es igual que el resto? primero la base tiene que ser buena, tiene que haber un trabajo detrás. Esto parece que es básico pero hay muuuucha gente entre ellos artistas que se piensan que el dinero es lo más importante en la música. El dinero es un complemento que, si sabes usarlo, mejora lo que hay. Puede hacer que llegues a más gente. Yo a día de hoy no me he gastao ni 20€ en promoción musical, no lo he necesitado. Hay quien ha llegao a decir que hasta me compro el merchan yo mismo!!! jajaja menos mal que la realidad en la calle no se puede comprar, y las colas que se forman tanto pa comprar una camiseta de Dellafuente FC como pa entrar a un concierto están ahí.

¿Qué crees que vio Nike de atractivo para hacer el deal con vosotros? ¿Tenías claro que querías algo así de hace tiempo o fue surgiendo?

Pues un proyecto bastante interesante y ya consolidado. Creo que lo de Dellafuente FC es un caramelo para cualquier marca, hay un trabajo detrás muy grande junto a la familia de LA TI GO y que el público sabe valorar. Nike nos ha dado el respaldo y la visibilidad de cara a la galería como diciendo: “eh, esto es la polla”. Es la primera y única colaboración de Nike España con un artista, es una de las cosas que mas me ha llenado en mi carrera.

Has dicho en rrss que llevas un nuevo show para los próximos conciertos, ¿nos puedes decir algo de lo que le espera a la gente que vaya a verte al tag music festival?

La realidad es que en Madrid no voy a poder hacer el show tal y como lo tengo previsto, será una adaptación. Ya sabes, rollos de festivales, muchos artistas, poco tiempo para cambios… Lo que estoy haciendo para el nuevo show es darle mucha importancia a lo visual, no puedo decir tampoco nada porque no me gusta decir las cosas antes de que estén hechas pero, si sale bien, que debería, creo que va a ser un show muy muy profesional.

Y por cerrar también plagiando-homenajeando a Quintero, (ésta de su entrevista con el Torta): “¿tú te rajas o te has rajao’ la camisa escuchando a alguien?”

La verdad es que no, pero tengo ganas, y no necesariamente escuchando a alguien. Tengo ganas de hacer una fiesta con los míos que se la tengamos que contar a nuestros nietos, este año ni he celebrado mi cumpleaños… este año voy a mil cosas mientras mi cabeza piensa otras mil. Pero así la cojo con mas ganas, no hay mal que por bien no venga.