El proyecto de Miguel López Digital 21 consolida su alianza con el miembro de Placebo Stefan Olsdal con un nuevo disco, Inside, que llegó a las tiendas hace unas semanas. Un trabajo de sugerente electrónica en el que caben conjuntos de cuerda y colaboraciones con vocalistas femeninas como Julienne Dessagne, mitad del dúo Saschienne que completa Sascha Funke, Cuushe o Helen Feng. Hablamos con el madrileño antes del concierto de ambos el próximo sábado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid junto a Eduardo de la Calle y Cumhur Jay.

297504_description_banner_ticketea_meta17

 ¿Cómo conociste a Stefan?

Amigos comunes. Y en esa época coincidimos en varios sitios. El primero fue una expo de Munch.

 

¿Qué encontraste en Stefan para llevarte a colaborar con él? 

Que es muy buen músico (eso está mas que demostrado), y que los dos estamos locos por la música. Por cada sonido o por cada nota o silencio. Parece normal. Pero después de 25 años haciendo música cada uno por nuestro lado, sabemos bien que no hay tanta gente que esté loco por la música por encima otras cosas. En eso coincidimos y eso ha hecho que nos respetemos mucho como músicos desde siempre. Son ya 14 años desde que nos conocemos. Y casi 5 años que empezamos con la banda.

¿Qué aporta cada uno en el estudio? 

Cada uno nuestra personalidad. Y creo que de la suma de los dos, hemos creado una identidad común como banda.

 

Uno viene de un mundo más estrictamente electrónico y el otro de uno más rock. ¿Qué tenéis en común? ¿Y de qué manera alimenta al proyecto vuestras diferencias?

Tenemos mucho en común porque yo empecé en 1988 / 89 tocando la guitarra, bajo y bateria en diferentes grupos y cantando… (Osea en bandas y mis discos han sido electrónicos pero tocados…) Y Stefan siempre ha tenido en Placebo muchas canciones en las que ha hecho arreglos electrónicos. Y obviamente también usamos nuestras diferencias para sumar cosas nuevas a las canciones. Desde versiones de cuarteto de cuerda hasta versiones de club. Y eso nos gusta.

 

¿Y cómo es la dinámica de producción, en el estudio o hay intercambio de archivos por mail?

Hay de todo. Eso es lo bueno de este siglo. Pero no olvidamos nuestras raices y terminamos muchas cosas en el estudio de Madrid o en el de Londres. Hay mails, skypes y hay muchos aviones y encierros.

 

¿Cómo es que solo trabajais con vocalistas femeninas? Es decir, ¿qué buscabais con ello?

Porque los dos cantamos. Y a la hora de buscar otra voz es normal que sean femeninas. De hecho en Rusty nail no canta ninguna cantante. Y tenemos temas del segundo disco también con voces nuestras. Pero nos encanta poder enriquecer ciertas canciones con cantantes diferentes. En este disco hay cantantes de Islandia o Japón… Y te sientes como viajando escuchándolas y trabajando con ellas.

 

¿Cómo será la presentación en directo? ¿Vendréis con cuarteto de cuerda? ¿Y alguna de las vocalistas se animará a venir?

Si. Somos 8 en el escenario. Stefan y yo con sintes, guitarras, bajo y también cantamos los dos. +Una corista. +Un bateria. +El cuarteto de cuerda (Cello, Viola y 2 violines). +Piezas de videoarte. Lo bonito es que con tanta gente e instrumentos en el escenario se crea una atmósfera y una intensidad que hace que cada concierto (al menos para mi) sea un mundo diferente. Es un montaje complejo. Por eso disfrutamos mucho cada vez que tocamos.