Una celebración siempre es importante, pero cuando celebras que una sesión lleva trece años haciendo vibrar una de las salas con más repercusión nacional a ritmo de bombo con los mejores djs del techno, nadie quiere perdérselo. Y así fue, ya que Fabrik estuvo más llena que nunca.

Desde su primera edición que se celebró en la Sala Paladium de Coslada el 13 de noviembre de 2003, Nuke y César Almena han conseguido crear un punto de encuentro para los amantes del techno de toda España y traspasar fronteras. Trece años después, ya van por la edición número 116 y muchos grandes momentos vividos por todos, y quien todavía no, tiene una cuenta que saldar en su biografía de clubber y acudir para vivirlo por él mismo.

En este aniversario contaron con un line up digno de festival que consiguieron encajar dentro de las cuatro áreas que dispone Fabrik. En la main room, capitaneados por el cabeza de cartel Sven Väth, contábamos con Paul Ritch, Chris Liebing y Ben Sims junto a los llamados Belleville Three, Juan Atkins, Derrick May y Kevin Saunderson, considerados los padres del techno en Detroit, además de djs locales y habituales de Fabrik como Tomy and Jerri, Overman, Nuke y César Almena; en la satélite, con un sonido mucho más industrial, podíamos disfrutar de Rebekah, Dax J, Markantonio, Ken Ishii y Truncate, con un cierre de DJ Pepo y el warm up del dj local Nonen; en el área club, con sonido más hard, contábamos con PETDuo, Candy Cox, Lukas & Fernanda Martins y el cierre de O.B.I dando caña siempre por encima de 135 bpm’s; y el área de cristal con un sonido diferente y más arriesgado con Bas Mooy, Niereich, Spiros Kaloumenos y Axel Karakasis.

Empezamos nuestra ruta con la sorpresa de que Fabrik estaba ya muy llena aún siendo las siete de la tarde. Nos recibió Juan Atkins a los platos en la main room, quien quizás no en su mejor noche, preparaba la pista para dar paso a Kevin Saunderson, el cual hizo cantar al público de forma entregada con la famosa vocal de Sweet Dreams (Are made of this) de Eurythmics. Poco después daba paso el set de May, al cual no quisimos faltar al respeto y estuvimos en su inicio de sesión para después ir a la satélite para descubrir uno de los djs potenciales del momento: Dax J. Siendo ya casi las once de la noche, hora muy poco acertada, el londinense con sede en Berlín dejó claro que su paso por Berghain tenía un motivo y es su música, que cuenta aún con influencia del garage y el jungle.

code-interior

Sin embargo, en la main teníamos una cita con “Papa” Sven, quien desarrolló toda su sesión a vinilo demostrando su destreza y haciendo sonar Swim de Danny Daze y el remix de Slam a Bang the Box de Jackmaster. Pero sin duda su energía llegó a todos los presentes de la sala con más fuerza al sonar Konstantin Sibold de Mutter para cerrar ese trato cómplice con todos nosotros. Tras comprobar que Paul Ritch sigue dentro de su estilo minimalista, armónico y con bombos profundos, nos fuimos en busca de sonidos más contundentes con Ken Ishii. El japonés, referente de la música electrónica underground de su país, nos mostró el camino con destreza en la transición que hicimos del techno más bailable de Sven al más industrial que encontrábamos en la Satélite.

Cuando le tocó el turno a Truncate la pista estaba lo suficientemente caliente como para que saltasen las chispas con temas como el remix de Shoelaces que hizo para Josh Wink o dando un punto de color a su set con Pump up the Jam de Technotronic. Rebekah no fue menos y entre sacudida y sacudida no dejó que se enfriase la pista en ningún momento, pero el tiempo corría en nuestra contra ya que el set de la inglesa había comenzado a la vez que el del siempre querido Ben Sims.

Jugando en casa y recibiendo el cariño de toda la main room mientras desarrollaba su set, Ben supo transmitir agresividad con su sonido impactante y a altas revoluciones. Al final de su sesión nos sacó un par de pasos de baile de más al empezar los primeros acordes de Spastik de Plastikman, tema que consagró la carrera del reconocido Richie Hawtin.

Antes de dejarnos llevar por el cierre de la main con los residentes de Code, decidimos ir a ver a uno de los djs con más recorrido y repercusión de Grecia, tanto por sus producciones como por su carrera, la cual empezó en los 80’s y en los 90’s ya era reconocido: Axel Karakasis. Nos encontramos el área cristal con bastante gente, pero sin ser la locura de la sala principal, y con el griego disfrutando de su música a la vez que nos hacía disfrutar a nosotros. Agradecimos ese aliento de aire fresco para adentrarnos de nuevo a la main room, totalmente a rebosar tal y como la habíamos dejado.

Al volver a la sala principal, ya a altas horas de la mañana, nos recibió el famoso remix del dj y productor madrileño Regal a Ghetto Kraviz de Nina Kraviz, guiño que Nuke nos contó que hizo a su amigo y compañero de gremio. El set de César Almena & Nuke conmovió a los más melancólicos al hacer sonar clásicos como Jaguar de Dj Rolando, Ball Park de Joey Beltram o Born Slippy de Underworld.

Tras terminar la noche, sabemos que la música solo se ha apagado temporalmente hasta que nos sorprendan con el cartel de la Code 117 y que el año que viene volveremos a celebrar con las mismas ganas el próximo aniversario bailando a golpe de bombo.