199Xers Vol.3 | Fake Guido

Con la riqueza rítmica y expresiva de la tradición musical caribeña empieza Fake Guido este mix que explora y sintetiza sus principales referencias musicales. La salsa del puertorriqueño Maleo, el incomprendido, precede al canónico reggae de Lloyd Charmers, poniendo a Kingston en un lugar privilegiado en lo que a sus influencias refiere desde el segundo track. Aparecen entonces artistas coetáneos vinculados al hip hop; Joey Badass en su registro más raw colaborando con Chronix, que mantiene viva esa llama reggae, y Denzel Curry algún track después representando formas más actuales, se entrelazan con matices que denotan ese background más ácido y electrónico en clave de breaks, evidenciando también ese poso de la música rave con temas como Tarantula. El flamenco desgarrador de El Pele, acompañado por la virtuosa guitarra de Vicente Amigo, cierran un mix exclusivo que nos acerca al background del entrevistado. Son cosas que me representan aunque no tengan una similitud estilística, cosas que a mí me inspiran. Máxima sinceridad aunque duela.

 

 

Sin él nada de esto hubiera sido posible, venía a decir Bad Gyal en un concierto programado en el marco del Xufa Rock, un festival celebrado frente al mar con motivo de San Juan, con un cartel plagado de grupos de alcance muy local vinculados a géneros como el ska o el rock alternativo, donde la actuación de la catalana triplicó desde su subida al escenario la concentración de público con apenas 3 temas publicados hasta ese momento.

Sus palabras referían a FakeGuido, productor de los primeros singles que conformaron una base muy sólida, que rápidamente gozó de fuerte atención y que ha devenido en un prometedor comienzo sobre el que seguir creciendo. Él es además el DJ que acompaña a Alba en sus directos, siempre comentados por los asistentes por lo explosivo e intenso del show. No sé si lo notaste, pero no pudimos hacer prueba de sonido ni nada, y era como el segundo bolo que dábamos. Sonamos sin autotune todo el bolo. No lo sé, pero entre que casi no tenía ni idea de setearlo todavía, y que no hicimos prueba de sonido, aquello debió sonar a rayos. 

En cuestión de meses los escenarios han cambiado mucho. Tras debutar en Madrid de la mano de incalling o convertirse en uno de los reclamos principales de Sónar 2017, también Europa se siente seducida por una apuesta que actualiza el discurso del dancehall, explotando esa identidad futurista y bailable que caracteriza la esencia de este género jamaicano.

 

fake1

 

¿Cómo os recibe la gente en Londres o Roma?

Por lo general suele ser público como muy entregado y con mucho respeto. Como… “nos gustas mucho artísticamente y venimos a verlo por eso”. Además, al habernos influenciado tanto musicalmente por esos sitios, sobre todo Londres, parece que ellos también están familiarizados con el sonido. Como que ellos aprecian que he bebido a full de eso. En Italia era más rollo modernos, pero en UK sí más de la cultura del soundsystem. En Italia se nota que lo veían más como pop.

La que está más expuesta mediáticamente es Alba. Yo un poco me escudo detrás de ella porque no me gusta mucho poder acabar convirtiéndome en un producto o perder mi intimidad, entonces me mantengo al margen. Yo lo he vivido mucho más llevadero que ella, mucho más light, nos cuenta sobre este boom y las consecuencias sociales del éxito. Pero con toda seguridad, desde ese segundo plano donde él mismo se ubica, su aportación ha resultado responsable directa para definir el sonido Bad Gyal, influenciado por la riqueza rítmica jamaicana y especialmente el dancehall. Indapanden, Leiriss o No pierdo nada devolvían a la actualidad un género presente desde los inicios del hip hop en España, que con ella parece haber colonizado nuevos territorios.

 

¿Hasta qué punto te sientes responsable de todo este éxito?

Ella y yo empezamos a trabajar desde el principio de todo, de cero. Me puedo sentir responsable en el sentido de que los primeros temas originales que salieron estaban producidos por mí, porque la anterior era una versión y lo anterior una colaboración. Indapanden es el primer tema original de Bad Gyal. Puede haber una asociación con Fakeguido y el sonido de ella originalmente. A parte, Alba es mi amiga y participo en los procesos creativos. Para el mixtape mezclé mis temas y el de Turn Me On, de Faberoa. Mezclé a nivel de ecualización, compresión y tal, pero aparte algún arreglo, la estructura y un poco la estética del tema. También el tema de Sexo Telefoniko; no sé, cosas que me envía la Alba que yo le ayudo porque es mi amiga. Yo lo he sentido como que es un proyecto del que formo parte, aunque ahora ella esté trabajando con otra gente.

 

 

Tengo entendido que tú eres de Alcoi y ella de Vilassar de Mar. ¿Cómo os conocéis?

Ella tenía necesidad de currar con alguien que hiciera música y yo de hacer música para alguien. A partir de ahí ha nacido ese link. Ella hizo una colabo con P.A.W.N. Gang al principio de todo y decidió que tenía ganas de hacer cosas por ella misma. Entonces, una amiga en común, que sabía que yo hacía música y tal, nos puso en contacto porque sabía que los dos teníamos esa necesidad común. Vimos que iba bien la cosa, que teníamos feeling y que podíamos llegar a hacer un producto interesante. 

 

Y músicalmente, ¿qué hay de Fakeguido antes de todo esto?

Pfff. Pues yo hasta hace bien poco tocaba en una banda de reggae en Alcoi, de reggae así latino y tal. Aparte producía lo que me iba molando y veía por ahí, sobre todo bastante jungle. Es lo que más me molaba a mí producir, aunque esa escena está evidentemente muerta. Pero yo, como estaba en mi casa y no tenía que enseñárselo a nadie, pues es lo que molaba hacer. 

Siempre me han molado polos muy opuestos de la música, aunque en el fondo he mamado lo mismo que todos. No te voy a decir rollo “yo es que crecí escuchando vinilos de soul de mi padre”, es más el haber estado en una banda, iba a raves, escuchar algún tema que te pasan,… No encuentro ningún hilo lógico para haber llegado aquí.

El interés de esto surge por el rollo de la música jamaicana, eso sí que me gusta en todas las variantes; el dancehall es una de ellas al final. Por el conocimiento de todo el contexto rasta, o jamaicano o como quieras llamarlo, sí me puedo sentir identificado en esa familia, más que en el dancehall como género.

 

En realidad estamos ante una inclinación presente desde los cimientos del hip hop en España. Kamikaze de CPV, en 1996, pide a Jotamayúscula un ritmo dancehall para Mr Rango en medio de un corro improvisado donde aparecen entre otros Mucho Muchacho o Kultama en el maxi ¡Y Ahora Ke, Eh!.

¿Hay tradición dancehall en España aunque no haya tenido vuestra repercusión?

Yo pienso que evidentemente siempre ha habido conocimiento de que existe esa movida en España, aunque nunca se haya llegado a hypear. Pero sí que veo que la percepción que se tuvo del dancehall, como se tuvo del hip hop, es muy de museo, de meme. En Jamaica la peña intenta hacerlo siempre en plan lo más nuevo posible, lo más fresco, lo más futurista, y les da igual lo que haya que sacrificar: tiene que sonar fresco, da igual que le pongas autotune o que uses el Fruity con un ordenador, la cuestión es que tiene que sonar fresco. Y aquí siempre se ha intentado mantener el rollo clásico, que suene dancehall al uso; más elitista.

 

 

En esa línea más futurista también podemos identificar alguna propuesta que incorporaba por ejemplo el uso maximalista del autotune en pleno 2012, cuando en España todavía no era una herramienta tan popular y aceptada. Ejemplos como el de Novato acoplaban ya nuevas formas a riddims muy simplificados y sonido digital, e intuyeron muy bien el recurso del procesamiento vocal como recurso estético.

Karty Er Nene o Raggaflá, después reinventados como La Puta OPP, son otros de los nombres que pueden aparecer en un hipotético mapa del dancehall español, referentes que tal y como nos confiesa no parecen haber determinado el background de Fakeguido. De aquí lo que me ha podido influenciar es el feeling que he podido obtener yendo a una rave, a un soundsystem, que es una movida que si te mola ese rollo tienes que experimentar. España me ha dado el feeling por ese background de rave que hay, pero nadie que te pueda decir “me fijé en esto”. Me ha resultado más interesante lo de fuera.

Precisamente, que alguien en principio afín a las propuestas artísticas desconozca el trabajo de los mencionados habla de la escasez de una escena sólida y reconocible, capaz de ofrecernos una serie de referentes más o menos claros, y delata la falta de pegada e impacto del género y la escasez general donde se ha movido tradicionalmente este tipo de sonido en España, tanto en lo que a aceptación refiere por parte del público como en lo que tiene que ver con la parte creativa.

 

 

¿Qué ha ocurrido entonces para que ahora se vuelva a hablar de dancehall?

Yo, sinceramente, pienso que nosotros hemos llegado sobre una cosa que había pasado en España, y que ha puesto en movimiento a la industria y el interés de la gente por la música. Hemos llegado y ya había mucho hecho; en los últimos cinco años han pasado muchas cosas en España a nivel musical y ya veníamos con las puertas abiertas y el camino allanado. Veo que la gente se ha quedado con la copla, se ha empezado a interesar por la música y se ha quemado el trap a full, y ahora ha aparecido un nuevo tren, que es el dancehall. 

Sinceramente pienso que esa ha sido la razón, porque no creo que haya una apreciación real de la gente a nivel musical. Es el nuevo tren, las marcas están muy involucradas con la música, los medios también, y la gente se ha sensibilizado con eso. Ha aparecido el dancehall como nuevo tren y la gente se ha hypeado. 

 

También la popularización del reggaeton para haber ayudado.

Sí sí, totalmente, a saco. Yo, de hecho, te diría que igual de importante es para mí una rave que una discoteca de reggaeton, porque me he comido las dos cosas, aunque no lo quisiera. Conozco los dos feelings. La peña se ha sensibilizado con la cara más comercial de esa música y, al final, mientras sirva como puerta, no hay ningún problema. Yo he entrado a muchas cosas por música super comercial. De pequeño escuchaba Obrint Pas y he acabado escuchando cosas jamaicanas, en plan puras, pero entrando por eso. Al final da igual la puerta si acabas entrando a cosas guapas. 

 

fake_badgyal

 

Ese tipo de grupos como los citados Obrint Pas, capaces de introducir matices del folclore local, instrumentos autóctonos y la utilización del valenciano en su particular adaptación de la tradición musical jamaicana, normalmente en clave de ska, reggae roots o fusiones más vinculadas a la electrónica y el drum&bass, han devenido en una escena muy importante a nivel provincial, con un público normalmente procedente de entornos rurales y núcleos urbanos pequeños que representan también el activo principal del fenómeno rave, una adaptación menos mitificada y más actual de la ruta del bakalao, con la que guarda similitudes sociales estructurales.

Es una cosa que he hablado bastante con mis colegas. Yo creo que es un poco por cuestión climatológica. Esto no es Jamaica, pero hay buen tiempo, no llueve, la peña está más en la calle, hay mucho espacio para hacer raves por ahí,… todo eso, explica sobre los motivos principales que convirtieron a la costa mediterránea en un foco de este tipo de fiestas. La parte de Levante y Cataluña es más Jamaica y rollo más fresco, y la parte interior, por ejemplo, Madrid, hay más rap rollo East Coast, más oscuro, que es una cosa que no hay por aquí. La gente aquí es mucho más chill, o es la sensación que tengo yo. 

Evidentemente, el hecho de poder escuchar música BIEN, con un equipo, está ahí. Aquí es verdad que musicalmente siempre ha sido un poco tralla, comenta sobre el tipo de música habitual en estas fiestas, donde géneros como el hardtek o el schranz han predominado, intercalándose con algunas horas más vinculadas al jungle, el raggatek o el drum&bass en su versión más excitante. Aunque sea tralla está un poco la idea del soundsystem. A raíz de eso, ahora sí que hay soundsystems de cosas más clásicas, que ya es la polla, poniendo dub, dancehall noventero o roots. Eso sí que me mola; me mola por el feeling y me mola por la música. 

 

 

Tienes una cuenta de Twitter de persona anónima, un canal muy random en Soundcloud donde no aparece como tal el nombre de Fakeguido y un Instagram que parece ser tu red más corporativa. 

Me ralla el rollo de autohypearme yo. Es como un mecanismo de antiego para mantenerme cuerdo porque yo creo que se te va de las manos. Yo no sería capaz de manejarlo bien eso. Prefiero que sea la música la que hable, y yo, voy a hablar, pero en otro sitio. Pérdida del rockstar. 

 

Del Soundcloud, lo que más me llama la atención es un edit muy sucio y engorilado de Scantraxx Rootz.

El edit lo que mola es que son cosas cómodas de hacer y muy resultonas. Tú piensa que es un tema que ya está masterizado, entonces tú básicamente juegas. Me mola porque me divierto más haciéndolo que con un tema. Un tema tiene la parte divertida de la composición, pero después tiene mucha mierda de mezcla, de estructura,… y un edit, te pones el tema en el Logic, te lo cortas y empiezas a hacer paranoias.

Me mola ese carácter que tiene y la connotación que hay con los dubplates. Ese rollo de “sólo temas que van a sonar un día en una discoteca y fin”. Me mola mucho que sea música que sólo sirva para eso, que no sea algo que tú puedes ir escuchándolo por la calle: para la discoteca y fin. Mentalidad un poco de soundsystem. 

 

fake_noaipre

 

Ampliando el foco, se puede notar algún acercamiento con artistas como Skyhook, Jayeem o Noaipre, con quien es sabido que estás trabajando. ¿Cómo encaras salir del sonido más estrictamente jamaicano? ¿Te apetece acercarte al sonido UK? 

Con Noaipre de momento no hay nada sólido. Nos hemos intercambiado beats, ideas y tal. Yo me he comido mucho UK; es un sector que me mola. Si tengo la oportunidad de ir un poco más allá con él lo voy a hacer. Prefiero yo adaptarme a alguien que esté haciendo algo que me interesa, que hacer algo más de mi rollo. Me parece más divertido hacer muchas cosas. Cada manera de producir tiene un feeling; producirte un tema de grime tiene una sensación que no hacerte un tema super currado en plan pop.

 

¿Y con Jayeem y Skyhook? ¿Qué han escuchado ellos para tener ese respeto?

Al Mohedano (Jayeem), lo conocía desde hace ya tiempo, desde antes de hacer música con la Alba, y los intereses musicales que teníamos eran similares. Lo conozco de hace tiempo. Él ni sabía que yo estaba haciendo los temas con la Bad Gyal y de repente lo linkó y dijo: “la puta, que el Pablo está haciendo los temas estos”. 

Y el Skyhook ha sido admiración mutua pura. Él sólo ha escuchado lo de Bad Gyal y yo sólo lo de Pedro, pero nos interesamos mutuamente, sinceramente. Aunque yo no esté haciendo esa música, a mí me flipa. Yo puedo hacer esa música en mi casa. De hecho, quedamos en Zaragoza y hay como tres temas ahora. Hemos hecho algo para el Erik Urano, para el Sticky también. Ahí sí es más síntesis de los dos. A mí me mola eso aunque haga lo otro. 

 

 

¿Estás abierto entonces a un proyecto de Fakeguido como productor independiente?

Sí sí, yo encantado. Yo escucho rap, hip hop, trap o como quieras llamarle. Siempre que se pueda llegar a un sonido que resulte original, que no sea hacer un beat y pasarlo, que sea algo más pensado para que pueda sonar guapo, claro que sí. 

Con BSN Posse también estamos haciendo algo; yo tengo tendencia a irme hacia otros rollos y probar que hacer más cosas con “sonido Fakeguido”, o algo así.

 

Original Riddim by Fakeguido

(Risas) Claro, realmente no lo hay. Si te das cuenta, cada instrumental tiene una estética diferente, no hay tampoco un link claro. Puede haberlo pero yo no lo veo. No sé desde fuera cómo se verá. A mí me mola que cada tema sea una propuesta estética muy diferente a la anterior. No me mola querer centrarme un estilo; igual es que no puedo, no tengo un estilo suficientemente sólido como para desarrollarlo. 

 

 

Antes de la terminar con la pregunta sobre Sónar, ¿de dónde viene lo de Fakeguido?

Es una movida muy rara, no podría explicártelo en plan lógico. Tiene un poco el rollo de “yo no voy a engañar a nadie. Con la verdad por delante o me pillarán”. Que sepáis chavales que ya soy fake desde el principio; no esperéis nada de esto.

 

¿Cómo afrontas un escenario tan importante y qué nos puedes adelantar de uno de los directos seguro más celebrados de Sónar?

Estamos intentando que el directo sea en plan mixtape, que sea todo una sesión mezclada y tenga una continuidad todo el rato.

 

¿Y tus sensaciones?

A mí me pasa que cuando entro al escenario entro en trance con lo que estoy haciendo y directamente no veo a la gente. Si me diera cuenta de la gente que hay posiblemente me rallaría.