Así, directo del botellón de la puerta, como uno más, subió al escenario Jarfaiter escoltado por su Litronos Crew, que se turnaban el micro para hacer los apoyos, comenzaban pogos y los extendían a la pista mientras coreaban el trap Oi! del niño piedralaveño. El sonido empezó a fallar desde el principio pero no les impidió poner a toda la sala a botar con Nadie nos quiere y Mantenlo Criminal. Encadenaron los mejores temas de Antihéroe, les dedicaron varias puyas a Frodo EEB y Stanpida DNC y se despidieron retando a quien hable de ellos en Internet a hacerlo a la cara, por si el ambiente no lo había calentado ya suficientemente el invitado más esperado de la noche: Cecilio.G.

SalaSilikona_4

La fama del barcelonés ha ido en aumento este año después de sus sonados beefs con varias cabezas del panorama hip hop español y ésta era la primera vez que actuaba oficialmente en Madrid. Si esto no era demasiado aliciente para sus fans, un nuevo capítulo en uno de sus frentes el día antes del concierto le añadió más morbo al show. En mayo de este año Cecilio.G publicó Gucci Shanna, un vídeo en su línea bizarra humorística en la que repartía hachazos para todo el panorama rapero español, empezando por Elio Toffana. El pasado viernes 11 de diciembre Elio publicó Redrum MMXV en su canal de YouTube, un tema en el que dedicaba unas líneas a Cecilio, y éste, con la enfermedad y los horarios típicos del grafitero que quiere ser el último en pisar y ganar la batalla, le devolvió el golpe en la madrugada con otro delirio audiovisual. “Sé que nos estarás escuchando y sabes que mañana estaré en tu city”, canturrea Cecilio provocándole. Elio, por su parte, puso fin al conflicto retirando el tema de su canal de YouTube y dando sus motivos en redes. La afrenta estaba tan fresca y a Cecilio le gusta tanto hablar que era imposible que no saliera a colación en algún speech. De los cincuenta minutos que le correspondían gastó casi la mitad de monólogo, pero por un momento se puso serio: “yo ahora con veintiún años puedo tirarle en un tema, pero con quince estaba escuchando Acqua Toffana. Respeto para Elio Toffana”, y el aplauso fue general. Hay que distinguir cuando suena Biz Markie de cuando suena 2Pac, el que quiera entender, que entienda. Interpretó –nunca mejor dicho- Palmeras, The Realnes, La Mejor, Legendary Festival Track, la intro de Cabaeito, y tres veces (!) la muy coreada Sin ti muero. Entre los múltiples récords de los que se puede vanagloriar Cecilio.G también está el de haber sido el primer rapero en besar a otro hombre en los labios en directo, por ridículo que parezca leerlo. Tras invitar a un espontáneo muy motivado a subir al escenario a cantar con él y luego fundirse en un sentido abrazo, el público pidió beso y un breve pico generó más aplausos. Qué impensables eran ayer estas cosas en un concierto de rap. No obstante, el beso de Cecilio que casi nadie vio lo dio en la prueba de sonido y todavía seguirá marcado en el cuello de una artista que colecciona chupetones de músicos, en su mayoría punks.

Paradójicamente, los ecos del pésimo sonido parecían parte intencionada del esperpento y a ratos quedaban hasta bien, pero viendo que no cantaba la tan deseada Gucci Shanna, la gente empezó a cansarse de reír, el tiempo se agotaba y El Coleta irrumpió en escena para traer la música de vuelta, todavía con Cecilio en la tarima.

SalaSilicona1

Acompañado de su inseparable Broder Chegar y enfundado en una vaquera con borrego, El Coleta se deshizo de los dos guardias civiles, pisó el acelerador y cambió radicalmente el ritmo. Reactivó la fiesta con Esto es el principio, a la que le siguió Deprisa Deprisa acompañado de los extras del clip. Alentado por un público encendido, puso a la sala a dar palmas con Bulerías de M.O. y a cruzar brazos en Música pa pegar tirones, invitó a Jarfaiter y el resto de Litronos a cantar y bailar El Piko 3 y Navajeros y se despidió triunfante con Contad los muertos y una recomendación: “mejor no salgáis fuera”.

SalaSilikona_7

Efectivamente, al final “llamaron a los maderos y tuvimos que najar”. La policía municipal con boinas de la OTAN y chalecos anti-ISIS rodeó la zona, impidió la entrada a quienes habían salido a fumar y desalojó la sala. La actuación de Dual T.O.D. respaldado en los platos por Carlos Esteso se vio truncada, y solo unos pocos fieles que se sabían de memoria Mendekua y Loveless pudieron disfrutar de un tema inédito.

Pero habrá más y mejor próximamente,  aseguraron todos.