Lo de Kevin Yost es de un talento precoz y prolífico inusitado. Desde los cuatro años ya estaba trasteando con las baquetas y ahora, casi 40 años después, cuenta sus referencias por centenares. El americano es uno de esos artistas inclasificables e inabarcables que, sin embargo, se ha conocido y apreciado su contribución al mestizaje entre jazz y electrónica.

Días después de lanzar un nuevo EP en Mobilee, Chant The Night, y antes de que el 21 de octubre pinche en MUZIK hemos hablado con el americano sobre su trayectoria, su posición con los agitados cambios que ha vivido la música electrónica en las últimas décadas, su relación con España y Europa y mucho más. Una leyenda al habla.

22219638_134359347198463_5379086643438252270_o

Tus álbumes  “One Starry Night”, “Road Less Travelled”, “Hypnotic Progressions” y “Future Flashback” son parte esencial de la historia de la música electrónica. ¿Cómo lo ves? ¿Es mucha presión? ¿Son las comparaciones con uno mismo peores que con otros artistas?

Creo que es una sensación alucinante. Hacer música y lanzarla es como criar a un hijo y luego soltarlo en el mundo. No sabes lo que va a pasar. Depende del oyente decidir su destino. Me pone presión cuando hago música porque quiero hacer feliz a todo el mundo, pero como artista también quiero tirar siempre para adelante con nuevas ideas. Encuentro que es un cumplido que te comparen con otras personas que te gustan y admiras, pero para mí el objetivo principal es ser todo lo original y genuino que pueda.

 

Eres un pionero absoluto por lo que se refiere a una nueva manera de combinar jazz con música electrónica. ¿Cómo surgió la idea?

Cuando empecé tenía muchas influencias y mi mánager en IRecords me dijo que tomase la música que me gustaba e hiciese algo en lo que creyese. Así que me centré en el jazz y la música electrónica. Creo que tuve mucha suerte de encontrar el sonido apropiado en el momento adecuado y con el sello y apoyo idóneo. Estoy muy agradecido de que ocurriese así.

 

Has estado en la industria musical muchos años y has sido testigo de muchos cambios en los últimos años. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido, lo que no te esperabas?

Nunca pensé que las luces de la pista de baile enfocarían al DJ. Una de las cosas que me gustaba de la música cuando empecé a pinchar es que estaba en un rincón oscuro del club contando una historia con la música. Echo de menos los tiempos en los que al DJ se le escuchaba más que veía. Muchas veces me preguntan el motivo por el que no sonrío o si no me lo estoy pasando bien mientras pincho. Te puedo asegurar que estoy en el séptimo cielo cuando pincho, simplemente estoy muy concentrado. Cuando la gente me pregunta eso les digo si sonríen cuando hacen el amor.

 

La llegada de internet ha significado un descenso drástico de las ventas de discos y mucha gente lo vio como el fin de la industria. Pero no ha sido así, de hecho, la industria sigue siendo tan fuerte o más de lo que era antes. ¿Por qué crees que se impuso ese pensamiento tan apocalíptico? ¿Una falta de perspectiva?

Cuando iTunes permitió comprar canciones sueltas de álbumes hizo que a la gente le costase más comprar o incluso escuchar un álbum entero. Como consumidor tenía sentido, pero para el artista que se quería expresar a través de un álbum conceptual era difícil tanto creativa como económicamente. Hacer remixes, lanzar un álbum o incluso licenciar un track ya no es tan lucrativo como lo era hace 10 o 15 años. Pero para mí el dinero está en los bolos, así que la música la veo como una forma de promocionarme como DJ. Las cosas han cambiado mucho pero es importante aceptar estos cambios y aprender nuevas maneras de mantener la conexión con la gente.

 

Se te conoce por ser un artista increíblemente prolífico, tus álbumes y EPs se cuentan por centenares. ¿Qué es lo que aún te inspira? ¿Te asusta no tener nuevas ideas?

A veces paso malas rachas y no me sale nada musicalmente y me siento completamente miserable. Siempre me asusta que haya perdido mis inspiraciones creativas. Pero justo antes de saltar desde el puente algo ocurre y el ritmo vuelve. Todo puede ser una inspiración para mí. La inspiración es como esa energía que siento, no me siento cómodo hasta que la libero.

“Chant The Night”, tu último lanzamiento en Mobilee, salió a la venta hace unos días. ¿Cómo lo describirías? ¿Qué podemos esperar de él?

Este EP es muy especial para mí y creo que las dos canciones que hemos decidido usar son una bonita representación de mis primeros tracks mezclados con nuevas ideas. Mucha percusión y muchas capas y líneas de bajo más parecidas a mi material antiguo. Espero que se reciba bien y la gente lo disfrute.

 

Actualmente estás trabajando en un nuevo proyecto para Cadenza. ¿Qué nos puedes contar?

Aprecio mucho el trabajo de Luciano, le estaré muy agradecido porque siempre ha apoyado mi música, así que será genial lanzar algo en su afamado sello. Le mandé muchos tracks y hemos tratado de ver cuáles encajaban mejor en Cadenza. Espero que ahora que vivo en Europa sea más fácil hacer más cosas especiales como esta.

 

¿Por qué te has venido a Europa? ¿Crees que la escena está mejor que en Estados Unidos?

Decidí mudarme a Praga. Está en el centro de Europa y muy cerca de Berlín. Con un rápido vuelo te plantas en cualquier punto de Europa. Siempre he tenido más seguidores en Europa que en EEUU. Diría que el 95% de mis bolos son en Europa, así que vivir aquí hace las cosas mucho más fáciles y así mi agente no tiene que coger bolos limitados a una gira europea. Estoy muy emocionado con este cambio y espero que abra muchas más oportunidades en Europa.

 

¡Qué verano más increíble has tenido! Has actuado en Circoloco (Ibiza), Sunwaves Festival (Rumanía), Café del Mar (Tarifa), Destino con Luciano (Ibiza), Saint Michael con GusGus (Croacia), Mobilee Rooftop party (Barcelona)… ¿Cuál es tu mejor recuerdo del verano? ¿Pinchar es mejor que producir?

Sí, ha sido un verano alucinante, estoy muy agradecido por ello. Ayuda que trabaje en una gran agencia de booking fuera de España (Dskonnect), así que es trabajo de equipo. No puedo decir qué evento fue mi favorito, todos fueron especiales. Diría que actuar con Luciano en Destino fue una gran manera de empezar la gira veraniega. Todo lo que vino después fue igualmente divertido.

Pinchar está bien porque es una conexión inmediata y directa con el público. Producir es también mágico por la excitación de sentarse a crear algo y ver hacia dónde va. Creo que lo mejor llegará cuando empieza a trabajar en mi nuevo directo, que será juntar lo mejor de los dos mundos.

 

Este octubre actúas tres veces en España, una en Madrid, otra en Mallorca y otra en Tenerife. ¿Qué opinión tienes de la escena electrónica española? ¿Y su público?

España siempre ha sido un gran lugar en el que actuar. Mucha de mi música tiene influencias españolas y creo que eso me ha ayudado a conectar con su público. La escena musical en España siempre ha sido fuerte y única, y la gente que me viene a ver y apoya mi música siempre ha sido genial.

 

¿Algún consejo para alguien que empieza en esto de la música?

La paciencia es fundamental. Ahora todo parece ocurrir instantáneamente pero ese no es el caso en la industria musical. Si amas lo que haces y crees en ti mismo has de ser paciente y dejar que las cosas ocurran de una manera natural. Pero por encima de todo amar y disfrutar la música. Si eres honesto y creativo conseguirás transmitir tu mensaje en la música.