Actué en este festival el 9 de julio, pasé ahí el fin de semana. El Creepy Teepee Festival lleva celebrándose 6 años consecutivos en un pequeño pueblo de República Checa, Kutná Hora, como a una hora de Praga. El festival es muy pequeño también pero es reconocido por gente muy sabia del mundo de la música ya que siempre tiene un lineup sorprendentemente y exquisitamente bueno. El ambiente es súper familiar, hay un escenario fuera y otro más pequeño interior, y todos los artistas cantan en estos mismos escenarios sin importar quienes sean. El espacio exterior es como un descampado con algunas puestos de comida 100% vegana, y una barra que solo vende bebibas naturales. Luego estaban los baños y el escenario, imposible perderse.

A mí ese rollo de que sea un sitio pequeñito y perdido en ese lugar me mola mucho, la verdad. Nada más verlo te das cuenta de que los artistas no están ahí por dinero, sino porque les mola el festival de verdad. También por eso los artistas que habían son auténticos, y más exclusivos de alguna manera. Hasta los que están más pegados son peña que voluntariamente siempre mantienen un pie en el underground.

Los conciertos empezaban a las 15h hasta por la noche, y seguían en el antro hasta por la mañana. Había un montón de artistas de todo tipo, y la gente que había venido a verlo eran la mayoría artistas también. El swag de los checos mola mucho, estilo Gosha Rubinski, un poco lo que intentan hacer los modernos aquí pero auténtico.

Captura de pantalla 2017-07-25 a las 8.09.03

Captura de pantalla 2017-07-25 a las 8.09.13

El primero que vi fue Mykki Blanco. Iba con una camisa de mujer blanca, una falda como de ballet y unas zapatillas negras, el pelo recogido para atrás a lo rachet. Yo cuando llegué él ya estaba sin camiseta, bastante petado, colgándose de las barras del escenario y dando saltos encima de las mesa. El es uno de los principales representantes del movimiento queer, personas que no sienten ni heterosexuales ni homosexuales ni travestis ni nada de lo que está ya estipulado en la sociedad. Este tío es de los primeros en haber escenificado este movimiento en el rap.

mykki-1

mykki-2

Después de ella cantó Princess Nokia, iba con un vestido blanco de flores y una bata a conjunto. Muy feminina, con sus gafas de sol rosas y su pelo recogido. Se cantó bastantes temas, con estilos diferentes. Se guardaba los porros que le pasaban del público, super cute. A parte de resaltar por su voz y por su actitud, Princess Nokia representa la tía buenorra a quien podéis comerle la polla, igual sale con un vestidito que con un chandal super ancho, es una tía tío.

princess-nokia-1

princess-nokia-2

Por la noche, en el antro, le tocaba a Yves Tumor. Al tío casi ni se le veía, pero hubo un momento en el que vino hasta la mesa de control de sonido al final de la sala para decirle al técnico que subiera más el volumen, iba sin camiseta y sudadísimo. El sonido son todo tipo de ruidos a todo volumen con su voz distorsionada, mola mucho. Es un mood muy oscuro, las voces eran super graves, era como estar en el infierno.

yves-tumor-1

yves-tumor-2

Por último, una chica que me moló mucho y que además no conocía de antes es Lyzza. Ella cerró el festival el domingo en el antro, y la lió. Tecnoton con de repente trozos de reggaeton super antiguo. Iba rollo natural, con su chandal entero Adidas, ceñidito, y eso sabiendo las temperaturas que habían ahí. No he encontrado fotos por os dejo un videito donde se la ve.

 

@lysalefteye aka LYZZA closing #creepyteepee2K17 #isthisreallife #realitycheck 💔❣️

Una publicación compartida de CREEPY TEEPEE (@creepyteepeefestival) el