Empezamos el repaso a 2015 con los mejores 20 videoclips del año. Notareis que apenas hay superestrellas de este arte, a quienes han sustituto como directores los propios músicos (Neon Indian, FKA twigs, Grimes…). También una importante presencia de mujeres, acaso porque el pop, el género del que suelen salir los mejores videoclips, tiene indiscutible acento femenino. Pero, por supuesto, también nos hemos fijado en grandes y provocadoras propuestas de asentados artistas electrónicos como Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never. Hay producciones de escaso presupuesto y otras repletas de cameos de famosísimos. Hay elegancia y violencia extrema. Así ha sido 2015 visualmente.

20. Taylor Swift ft. Kendrick Lamar – Bad Blood (Dir: Joseph Kahn)

Taylor Swift se trajo a toda su peñita para que apareciese en el videoclip de Bad Blood y nosotros lo disfrutamos tanto como zamparnos con gula un menú Big Mac. En él aparecen Lena Dunham, Selena Gomez, Cara Delevigne, Jessica Alba, Cindy Crawford y hasta Kendrick Lamar, que también aporta varios rapeos. Lo dicho, no debería ganar ningún premio, aunque está nominado a un Grammy, pero palomitero es un rato largo.

19. Chairlift – Ch-Ching (Dir: that-go)

Una de las canciones más pegadizas del año debía tener un videoclip que se te pegase a la retina y éste lo hace. En él aparece la siempre agradable de ver Caroline Polachek con un modelito fantástico, unas coreografías estudiadísimas y ese espíritu jovial y entusiasta que también irradia el tema. Y todo ello en un escenario aparentemente anodino como es la parte industrial de Nueva York.

18. QT – Hey QT (Dir: Bradley & Paolo)

¿Qué esperar de la gente de PC Music? Pues exactamente una chifladura como ésta. El videoclip se hizo de rogar, pero cuando se estrenó nos giró la cabeza. Se trataba de un anuncio ficticio para un refresco energético que la propia QT creó y presentó en el showcase del sello en el SXSW de Austin.

17. Kelela – A Message (Dir: Daniel Sannwald)

El magnífico EP de Kelela Hallucinogen vino precedido de un no menos soberbio videoclip para A Message. Las imágenes son aparentemente sencillas, como su música. Fondos púrpuras, azules y rojizos y la diva posando hasta que se corta el pelo y se convierte en un personaje de anime que es descrito como “una diosa virtual en guerra consigo misma vertiendo voces que cautivarán a los meros mortales”.

16. Neon Indian – Slumlord Rising (Dir: Tim Nakahashi, Alan Palomo)

El tercer álbum de Neon Indian es un homenaje al lado más sórdido de los ochenta. Navega por toda clase de sonidos que se podían escuchar en esa época y, por tanto, tiene lógica que sus acompañamientos visuales también rindan tributo a tan dorada década. El vídeo es un ejercicio de estilo ejemplar, un plano secuencia de ocho minutos de duración que nos introduce en clubes nocturnos y ambientes violentos con luces de neón.

15. NAO – Bad Blood (Dir: Ian Pons Jewell)

Ya es casualidad que haya dos Bad Blood en esta lista. Pero los dos son brillantes y muy distintos entre sí. En el caso de esta joven promesa londinense del R&B, el director apuesta por un sobrio blanco y negro para retratar a una estatua desnuda de una mujer de inspiraciones angelicales vengándose de una serie de gente en un ambiente industrial.

14. Björk – Black Lake (Dir: Andrew Thomas Huang)

Que Björk es una artista vanguardista siempre interesada en la intersección entre música y arte no lo vamos a descubrir ahora. Pero este año lo ha llevado al expremo. El MoMA de Nueva York acogió una retrospectiva suya y ahí se pudo ver por primera vez el videoclip de Black Lake. Semanas después el resto de los mortales lo pudimos ver y es de una belleza inusitada. Rodada en su Islandia natal, muestra a nuestra esquimala favorita frente a parajes inspiradores. Es un auténtico flipe cuando entran los beats de Arca y ella se vuelve loca del coño entre planos de ¿lava? azul.

13. Hudson Mohawke – System (Dir: HudMo x Dominic Flannigan x Nic Hamilton)

¿Manhattan grabado desde el aire? Se ha hecho mil veces, no es precisamente una idea novedosa, pero la experiencia que propone Hudson Mohawke junto a los dos codirectores es peligrosamente vertiginosa. A lomos de un helicóptero asistimos a un intenso viaje lleno de imágenes distorsionadas. Explica Flannigan que quisieron inspirarse en los visuales rave clásicos, pero con la tecnología de 2015, la 4K. Es decir, definición altísma. Forma parte de la serie de Channel 4 y Warp Records que ha dejado productos absolutamente alucinantes.

12. Tame Impala – The Less I Know The Better (Dir: CANADA)

No es por hacer patria, que también. La alianza entre la productora catalana más internacional, CANADA, y Tame Impala, una banda que cuida hasta el más mínimo detalle sus vídeos, tenía que surgir tarde o temprano. Y lo que entregan está a la altura de las expectativas. Siguiendo las cualidades psicodélicas de los australianos, los directores ofrecen una pieza alucinatoria en la que hay cheerleaders, jugadores de basket, gorilas y lo que viene a ser una buena y jodidamente loca comida de coño. Bravo.

11. Charli XCX – Famous (Dir: Eric Warehaim)

Si la canción de Charli XCX reflexionaba sobre la fama, el director del videoclip, el reputado humorista Eric Wareheim, convierte el mensaje en imágenes desquiciadas. Una crítica hilada finísimamente hacia el pop y el mundo virtual que viene, precisamente, de esos universos.

10. Oneohtrix Point Never – Sticky Drama (Dir: Jon Rafman, Daniel Lopatin)

El videoclip de Sticky Drama es tan rompedor como la música del propio Lopatin. Dividido en dos partes, explora eso tan noventas que es el teen angst (OPN ya se fue atrás hasta su adolescencia para crear estos temas) a través de una batalla de juego de rol en acción real con una estética trash y hasta feísta. El momento en el que se usa un Tamagotchi como bomba es delirio puro.

9. M.I.A. – Borders (Dir: M.I.A.)

Si hay una artista genuinamente concienciada políticamente, esa es M.I.A.. Por algo vivió de cerca el conflicto tamil. Su videoclip para Borders, cuyo título ya lo dice todo, llegó en un momento muy oportuno, pocos días después de los atentados en París que avivaron el conflicto de la inmigración. El vídeo está repleto de imágenes que disparan a bocajarro mensajes potentes y a la vez un espíritu optimista.

8. Nicki Minaj – Feelin’ Myself (feat. Beyoncé) (Dir: Nicholas Walker)

A finales de 2014 apareció el último álbum de Nicki Minaj y quizá por eso, porque ya estábamos haciendo las maletas y cerrando el año, pasó ligeramente desapercibido. Pero es un gran disco, con muchas canciones a reivindicar, incluida esta con Beyoncé. El vídeo es básicamente una loa a la amistades. La que tienen Queen B y la caribeña es genuina tal y como muestran estas divertidísimas imágenes. Con looks muy cuidados, comiendo hamburguesas y echándose miraditas desafiantes son realmente las putas amas. Aquí os dejamos con un teaser, para ver el asunto completo hay que dirigirse a Tidal.

7. David Bowie – Blackstar (Dir: Johan Renck)

En este videoclip pasan cosas raras. Muy raras. Es un artefacto visual de diez minutos indescifrable, por lo que no vamos a tirar de pedantería e intentar buscarle un sentido, simplemente dejarnos llevar por él. Hay épica, mucha intensidad, pasajes loquísimos y bastante perturbadores y todo con el espacio como telón. Y sale Bowie, que tiene 68 años y sigue siendo una de las mejores estrellas de rock de la historia.

6. Lana Del Rey – High By The Beach (Dir: Jake Nava)

Por mucho que se empeñen los haters en desprestigiarla, Lana Del Rey ha hecho mucho por la cultura pop tanto con su música como con sus videoclips, que nunca dejan indiferente (tigres, fuego, dramazo, A$AP Rocky en plan Kennedy chulazo…). Este también flipa. ¿Qué me persiguen paparazzis en helicóptero? Yo lo soluciono rápido con mi coño moreno: bazooka y a seguir colocada en la playa.

5. Drake – Hotline Bling (Dir: Director X)

Cuando Drake estrenó Hotline Bling el pasado julio nada hacía presagiar el fenómeno global que generaría. Y con su videoclip pasó tres cuartos de lo mismo. En él se puede ver a Drizzy bailar ridículamente en unos escenarios sobrios. Fue, es y seguirá siendo durante muchos meses la comidilla de todo el mundo. Tiene mérito que algo hecho con cuatro duros genere una cantidad bárbara de memes y gifs.

4. Rihanna – Bitch Better Have My Money (Dir: Robyn Rihanna Fenty & MegaForce)

RiRi ya lleva un tiempo a medio gas. Atrás quedaron los álbumes anuales. 2015 debía haber sido el año en el que sacase Anti, pero si no nos sorprende en estas dos semanas que quedan, tocará esperar a 2016. Así las cosas, lo poco (y mejor) que ha hecho es el videoclip de ese correcto sencillo que es Bitch Better Have My Money. Tiene cualidades cinematográficas, es violento y trasgresor y salen dos actores de culto como son Mads Mikkelsen y Eric Roberts. Ese final es historia del pop, diablos.

3. Kendrick Lamar – Alright (Dir: Colin Tilley & The Little Homies)

La canción del año del disco del año según muchos también tiene el videoclip del año. Alright está rodado en blanco y negro y está teñido de esa épica urbana y racial que destila el álbum. Pasan muchas cosas en estos seis minutos largos y merece la pena recrearse en cada plano. Kendrick vuela, baila encima de una altísima farola y muere a manos, literalmente, de un policía no sin antes sonreír a cámara consciente de que ahora mismo es el puto amo.

2. Grimes – Flesh Without Blood/Life In The Vivid Dream (Dir: Grimes)

Claire Boucher ha decidido desde hace ya algún tiempo que si quieres que las cosas se hagan bien hechas, mejor no delegar en terceros. Y acierta. Su ansiado cuarto disco tardó en llegar, pero cuando por fin se lanzó lo hizo a lo grande. Lo primero que pudimos ver de él es un videoclip en dos partes que es un auténtico desmadre repleto de referencias pop de todas las épocas y estilos, todo ello muy acorde con esa noción de post-internet que empezó a utilizarse a raíz del éxito de Grimes hace tres años. Es una de las cosas más excesivas que te puedes echar a la cara y también es tremendamente caótico, pero al final en el desorden reina una cierta armonía. La canadiense juega a la Play, se convierte en una Maria Antonieta moderna, en un ángel caído, en Michael Jackson… La jodida reina del pop.

1. FKA twigs –M3LL155X (Dir: FKA twigs)

Con FKA twigs existía la duda de si escoger Glass & Patron y esa batalla definitiva de vogue-dancing que muestra o los más de 15 minutos de M3LL155X, es decir, el vídeo que recopila las cinco canciones del EP de mismo título. Al final hemos apostado por lo segundo, básicamente porque es la confirmación de que Tahliah Barnett es una artista total, capaz de cualquier cosa. Si en 2014 sacó su álbum de debut, uno de los mejores trabajos del año, en este 2015 la hemos visto deslumbrar sobre el escenario en directo, sacar cinco nuevas canciones que son lo mejor que ha publicado hasta ahora y un cortometraje (hablar de videoclip es quedarse corto) que ya querrían para sí muchos de los considerados cineastas de culto. En estos 16 minutos le da tiempo de parir, de convertirse literalmente en una sumisa muñeca en lo que es una buena peineta a la industria y a sus haters y los mejores movimientos de baile que hemos visto en años.