Si nos ponemos a analizar qué artistas del circuito electrónico internacional han experimento un crecimiento más alucinante en los últimos tres años seguramente el nombre de Marvin & Guy saldría a las primeras de cambio. El dúo italiano, formado por Alessandro Parlatore y Marcello Giordani, lleva desde 2014 en boca de todos a raíz de su celebrado maxi en Hivern Discs, Egoísta EP. Antes, sin embargo, ya llevaban un tiempo agitando la escena de clubs de su Parma natal con las fiestas Apartment y edits de música disco. Ahora viven en una vorágine de bolos posicionados como uno de los activistas house más genuinos del momento. Con ellos hablamos, antes de su sesión este viernes en Lanna Club (Gijón), sobre temas tan diversos como la sorprendente historia de su primer bolo pagado fuera de Italia, quién les animó a mandar sus demos al sello de John Talabot o la música que escuchaban de adolescentes.

 

¿En qué momento os dais cuenta que queréis hacer música juntos?

En 2011 empezamos una fiesta juntos en Parma, nuestra ciudad natal. Se llamaba Apartment y era básicamente una fiesta de disco para 100 personas que solo podían acceder a través de lista de invitados en un pequeño espacio encima de un bar del centro de la ciudad. La habitación era un apartamento de verdad, con una entrada separada del bar. Después de trabajar dos años en estas fiestas en las que nos ocupábamos de todo: diseño, flyers, comunicación, redes sociales, decoración y pinchar, claro, decidimos producir nuestra música. Al principio solo eran edits de disco porque entre 2010 y 2013 hubo un gran momento para esa música. Después nos planteamos sacar algo original porque esos edits no eran suficiente para hacer crecer nuestro proyecto. Dance Abilities fue nuestro primer lanzamiento oficial como Marvin & Guy. A raíz de empezar a viajar mucho en 2014 decidimos cerrar la fiesta Apartment y dedicarnos exclusivamente a la música.

 

¿Cómo diríais que sería vuestra música si no fueseis un dúo?

Era diferente porque venimos de unos backgrounds muy distintos. Aunque nos gustaba mucho el disco cuando nos conocimos, Marcello se movía por un rollo más house y Alessandro por uno más rock en general. Así que si no nos hubiésemos conocido, quizá uno estaría en una banda de hard rock o similar y otro haciendo noches de house clásico por la zona. ¿Quién sabe? [Risas]

 

¿De qué manera influencia vuestras sesiones el hecho de que seáis un dúo?

Nos encanta pinchar lo que nos gusta, indistintamente de si es un club o un festival, y nunca hablamos previamente de los discos que vamos a poner en un bolo. Es como un b2b real, como dos entidades diferentes con un mismo gusto musical. Muchas veces, en medio de un bolo, preguntamos al otro el track ID. Nuestros sets son 100% reales.

 

¿Podríais explicarnos más sobre cómo se gestó vuestro fichaje por Hivern para lanzar “Egoísta EP”?

Es una historia chula, de hecho. Actuábamos en un festival chipriota por un fee muy bajo y conocimos a dos chicos muy especial y majos de España pero que vivían en Madrid. Nos pasamos los cuatro días con ellos en la isla y, después de hablar durante horas y horas, salió que eran promotores de una noche de club en Berlín con Dani Baughman. Así que empezaron a decir: “Chicos, tenéis que mandar esos nuevos tracks a Dani, que es compañero de Talabot en su sello”. No conocíamos mucho el sello aunque sabíamos quién era John Talabot, así que nos dieron el mail de Dani y le mandamos las promos. Nunca dieron una respuesta clara pero entonces empezamos a ver a Uri pinchar constantemente “The Man Who Lost The Hat” y “Egoísta” y entonces recibimos la confirmación del lanzamiento de un EP completo meses después.

Al menos en Barcelona, hay una sensibilidad genuina hacia el house y el disco. ¿Os encontrais lo mismo en Italia?

En Barcelona hay muchos clubs, festivales importantes y eventos relacionados con la música. Pero estamos hablando de Barcelona porque España en general, como Italia, no es el mejor país para el clubbing. Hay clubs muy chulos como Mondo en Madrid o Lanna Club en Gijón, donde actuamos este fin de semana, pero la escena en general no es tan grande como en Barcelona. En Italia tenemos clubs chulos en Milán, otros en la Italia central y varios festivales interesantes. Pero hay más de otros estilos que no nos interesan como el reggaeton. [Risas] En serio, si tenemos que hacer un ranking de los sitios en los que más pinchamos en Europa, Italia estaría en el puesto 8.

 

¿Podríais contarnos el concepto que hay detrás de esta serie Equation que acabáis de terminar? Lanzamientos únicamente en vinilo, artistas desconocidos…

Queríamos hacer algo especial pero sin lanzar un “sello nuevo de Marvin & Guy” oficial con música original porque hoy en día hay mucho de eso. Así que decidimos dar un paso atrás hasta esos orígenes con los edits y pensamos en algunas armas antiguas que todos los DJs tienen en sus bolsas. Empezamos a contactar con algunos amigos de la industria y desde el principio se interesaron mucho en formar parte del proyecto. La idea de las iniciales en lugar de los nombres completos viene de una especie de juego para cuando la gente compra discos, es decir, para conseguir un mayor atractivo y mantener la atención de los compradores. A la vez queríamos tratar de esconder los tracks originales de los que provenían los edits, para dar importancia a la música por encima del “gran artista/track” que hubiese detrás aunque fuese muy fácil descubrirlo.

Por cierto, esto empezó como un juego pero una vez comprendimos el potencial que tenía quisimos darle más importancia, así que hay una gran sorpresa preparada para Equation, pero eso es otra historia que aún no podemos contar.

 

¿Qué música escuchabais cuando eráis adolescentes?

Nos llevamos 11 años así que la música era diferente cuando éramos adolescentes. Marcello, de 41 años, tenía interés por el rock pero empezó a pinchar de muy joven en 1993, a los 17 años. Así que la música house es básicamente la banda sonora de su adolescencia. Alessandro, de 30 años, empezó tocando en una banda de punk/rock con influencias diversas de Queens Of The Stone Age, Nirvana, Sonic Youth etc.

 

¿Os acordáis de vuestro primer bolo pagado?

Difícil de acordarse en Italia, pero fuera fue en un extraño y pequeño sótano de Lyon en el que pinchamos con David Carretta. Al final hubo problemas con el pago, de hecho, no llegamos a recibir nada esa noche, pero los promotores estaban tan consternados que nos contrataron un mes o dos después en Annecy por el doble del precio para compensar el booking de Lyon de su propio bolsillo. Desde entonces empezamos una amistad con estos chicos tan majos.

 

¿Cuál es vuestro enfoque al rastreo de cubetas? (Compráis casi todo online, visitáis las tiendas de las ciudades en las que actuáis…)

Depende. Nos encanta visitar las tiendas durante nuestras giras y la compra física es nuestra manera favorita de adquirir discos, pero muchas veces no tienes tiempo de quedarte y visitar el lugar. También compramos mucho online, especialmente discos de segunda mano en Discogs.

 

A la hora de descubrir música, ¿hay algún método en particular que seguís?

Cada uno tenemos nuestros propios métodos, pero ninguno es demasiado específico. Simplemente escuchamos toneladas de música cada día, del trance al krautrock pasando por música electrónica moderna. Recibimos un montón de demos, pero para ser honestos es difícil encontrar algo que encaje perfectamente con nuestro gusto musical. Por eso aún pinchamos muchos discos antiguos y dorados, que se hicieron tan bien que preservan su frescura para siempre.

 

Tengo que preguntaros por el alias. ¿Cuál es vuestra canción favorita de Marvin Gaye?

Nos encanta “That’s the way love is”.

 

¿Qué podemos esperar de vosotros en los próximos meses?

Estamos trabajando en un concepto para nuestra residencia en Nitsa de cara al año que viene (probablemente sea mensual), que estará basada en algo que conocéis bien. Es algo que aún falta por confirmar, con todo. También tenemos unos cuantos remixes importantes a punto de salir, estará el último lanzamiento Equation (una gran sorpresa para sus amantes), volveremos a Estados Unidos un año después y, por supuesto, un nuevo EP que llegará en la primavera de 2018. Pero no podemos dar muchos detalles de todo esto aún… todo requiere de un anuncio especial que se hará en los próximos meses.

22141192_1889919724373698_126686468652583161_n