Mihai Popoviciu tiene pasado, presente y, sobre todo, futuro. Criado en el contexto de una Rumanía comunista que poco a poco se abría a occidente, el artista nos habla de sus comienzos con Gigolo, el sello de DJ Hell, de la escena rumana en la actualidad, de sus inquietudes, y del momento de madurez que se encuentra atravesando mientras produce su próximo álbum.

Teniendo en cuenta que para parte de España eres una nueva fuerza, empecemos de cero. ¿Qué te influenció en tus comienzos como artista?
Me introduje en la música electrónica a mediados de los 90, y en ese momento mi principal influencia fue el sonido de las raves alemanas. Pronto me empezó a interesar el techno, que fue la mayor influencia en los años siguientes.

¿Por qué elegiste la electrónica como tu forma de hacer arte?
Porque me resulta sencillo expresarme a través de ella. Te da libertad total y es accesible para todo el mundo.

Cuando crecías, ¿tenía la electrónica un lugar en la cultura popular en Rumanía?
No, no creo que se pueda decir así. Crecí durante el comunismo, y el acceso a la cultura occidental estaba ampliamente restringido a todos los niveles.

DJ Hell y su sello Gigolo supusieron un gran cambio en tus inicios. ¿Cómo sucedió esto?
Era un gran fan de Hell y el sonido Gigolo, y lo seguí durante varios años antes de enviarles la primera demo en CD. Para mi sorpresa les gustó y decidieron sacar un EP, que supuso el inicio de mi carrera en 2005.

Empezaste en la cultura rave de los 90 en Rumanía. ¿Cómo ves la escena en el este hoy por hoy? ¿La sigues?
Sí, la sigo, y creo que cada vez tiene más que decir en la escena a nivel mundial. Pongamos como ejemplo lo que la gente lleva considerando años “el sonido techno rumano”. La escena ha cambiado mucho en los últimos 10 o 15 años, muchos productores jóvenes han emergido desde entonces, y la calidad y escala de los eventos es mejor y mayor cada vez.

Eres parte de un sello bastante especial desde hace unos años. ¿Qué ha cambiado desde que te uniste a la familia Highgrade?
Realmente no ha cambiado nada, sigue siendo el mismo colectivo de gente que comparte su pasión por la música.

¿Qué lo hace tan especial que todo el mundo quiere formar parte?
Supongo que tiene que ver con que la gente que hay detrás es seria, tiene experiencia, es muy profesional y está muy dedicada a lo que hace.

Hablando de producciones y lanzamientos, ¿qué podemos esperar de Mihai Popoviciu en el futuro cercano? ¿Algún proyecto que merezca la pena destacar?
A lo largo del último año he estado trabajando en mi nuevo álbum, que verá la luz en Highgrade a lo largo de 2015. Estoy muy contento con cómo se está desarrollando, y me encuentro en la fase de últimos arreglos en los tracks que he elegido. Aparte de esto, estoy centrado en mi nuevo sello, Cyclic Records, y estoy muy emocionado con los releases que tenemos planeados para los próximos meses. ¡Estad pendientes!

Sellos como Fear of Flying, Hudd Traxx, Poker Flat o Diynamic han apoyado tu trabajo desde tu “First Contact” en Level Non Zero, el sello de Pascal FEOS. ¿Cómo has cambiado desde entonces?
Creo que he mejorado como productor, pero aparte de esto no creo haber cambiado mucho. Siempre he sido muy ecléctico con mi música, y esto es algo que probablemente no cambiará nunca. Al mismo tiempo, la gente suele decir que tengo mi propio sonido personal, al margen de que esté produciendo techno o deep house. No sé si esto es bueno o malo…

¿Crees que has alcanzado tu madurez en el estudio?
Eso es lo que me gusta pensar :), pero siempre hay algo nuevo que aprender cuando hablamos de producción. Creo que he llegado a un punto en el que sé discernir entre lo que suena bien o mal para mí, lo que me gusta y lo que no, y lo que funcionará en la pista o no.

Tenías un proyecto muy interesante con Jay Bliss llamado Hermannstadt Collective, ¿seguís activos? ¿Tenéis planes para el futuro?
Desgraciadamente llevamos varios años sin hacer nada juntos, porque ambos hemos estado muy ocupados con nuestros proyectos personales. Además, Jay se mudó a otra ciudad y esto ha complicado las cosas. Podríamos decir que el proyecto está en stand-by.

¿Cuándo comenzó este proyecto y por qué?
Nos juntamos en 2007, y sacamos nuestro primer disco en 2008. Nos conocíamos desde hacía años porque crecimos en la misma ciudad, íbamos a las mismas fiestas, teníamos el mismo grupo de amigos, etc. Así que cuando me mudé de vuelta a mi ciudad natal tras acabar la universidad empezamos a quedar y a hacer jam sessions en el estudio. Así empezó todo.

Muchas gracias por tus palabras.