He decidido no contar el qué se ha visto y escuchado en el MMC ECO, una especie de ciclo al calor del Día Europeo de la Música, etc, etc. Viniendo del Sónar, estaréis hartos de leer sobre qué se ha visto y escuchado. Lo importante – y es lo que transpira este festival a pequeña escala, entre semana y con programación muy nicho – es por qué, si se tiene la oportunidad de asistir, hay que hacerlo. Si en tu ciudad alguien tiene la osadía de programar en un auditorio un martes por la tarde a Roly Porter debes ir; es la manera de que vuelva a ocurrir y, de paso, la forma de aplaudir la valentía de algunos.

Entre el martes y el jueves, MMC ECO ha acogido a seis artistas esquivos a los circuitos convencionales. Todos hijos del ala más experimental de la electrónica, miembros de sellos tan icónicos ya como Blackest Ever Black o Tri Angle. En algunos casos, además, había un componente visual en las actuaciones. Aquí, lo de Roly Porter del primer día se llevó la palma. ¿Te ha pedido un artista que cierres los ojos y te ha rociado con luces estroboscópicas? Eso ocurrió el martes pasado en el auditorio de Conde Duque y fue una experiencia reveladora. En cambio, Raime apareció en formato banda y se ciñó a tocar temas de su último trabajo. Todo muy monótono pero agradable de alguna manera. Tampoco es común encontrar guitarras y baterías en un ciclo de electrónica experimental.

De Kangding Ray el jueves me cuentan (quien firma no asistió por fuerza mayor) que sacó su maquinaria, se sentó en el suelo y exprimió el sistema de sonido del auditorio. Éste ha sido otro de los puntos fuertes de estos tres días de directos. El sonido del auditorio de Conde Duque cuesta de encontrar en otras localizaciones. Si a eso le sumas la refrigeración y una temperatura en la calle de 38 grados, no se podría estar en otro lugar mejor en Madrid en pleno junio. Por descontado, cualquier plan que consiga romper con la rutina de casa – oficina – casa ad infinitum, es siempre bienvenido. Y cada vez escasean más…

Si se le puede poner una pega a este MMC ECO es la ausencia de artistas locales. Si bien fue Vacuum Exploration – de aquí, de Madrid – el que sustituyó la ausencia de Puce Mary el jueves, cuesta imaginar un universo más retorcido que aquel que, habiendo MMC ECO, programe a Sunny Graves esa misma semana en Mulafest. En fin, cosas que ocurren; aquí y en todos lados. Y es que este pasado fin de semana, en Madrid, sucedieron un montón de cosas a nivel directos. Y venimos de un Primavera Sound y un Sónar aún recientes. Y esta pequeña y discreta propuesta saca pecho entre tanto line-up con tres tardes a la fresca escuchando música o ruido del que te hace pensar. O bien, del que te pone la cabeza en modo contemplativo. Algo que raramente encontrarás en alguno de esos line-ups.

Por eso, si en tu ciudad ocurre algo así, aunque no conozcas la propuesta, ve. Dale una oportunidad, apoya la causa y disfruta de algo, al fin, diferente. Que se repitan cada cierto tiempo y que no tengan que volver a pasar años para que sucedan.