Que sueñen con el b2b de Chelis y David Guetto o el de Powell Vs. Pepo, describe perfectamente la mente perturbada (en términos musicales) de los chicos de Post Club. La Logia del Bass se despedía de nosotros el pasado mes de diciembre, con un comunicado donde -entre otras perlas- podía leerse: “Es el momento. La responsabilidad nos supera. La presión por ponernos más ciegos, hacer fiestas más locas y traer a artistas más raros y underground nos consume”. Post Club se iba; y lo hacía después de tres años agitando las noches madrileñas con sus salvajes veladas.

Pero el pasado 31 de julio, cuando ya les imaginábamos fuera del país o tomando ayahuasca en un hotel de Benidorm, llegaba la noticia: “Los rumores eran ciertos, la Logia Mongola del Bass se ha reunido en el Camping de Deva, la Jineta ha hablado, el Oráculo ha oraculizado, Burial se ha hecho otro selfie. Post Club vuelve señores. El 5 de Septiembre en Sala Siroco”. Así que en cosa de tres días presenciaremos su vuelta a las andadas, con ΚΕΜΑΛ (Berceuse Heroique) como invitado especial de la noche. Un regreso necesario y que, según ellos mismos confiesan, tiene como mayor novedad el paso del tiempo en los integrantes del colectivo: “Algunos de nosotros empezamos incluso a tener bultos en la espalda como Sven Vath, y han empezado a confundirnos con Ricardo Villalobos por la calle (…) no es fácil firmar autógrafos con la mandíbula batiente”.

Nosotros lo tenemos muy claro pero me gustaría saber, desde vuestro punto de vista, ¿por qué es necesario Post Club?

Sin Post Club no habría habido Verano del Amor, ni el Camping de Deva sería un lugar de peregrinaje equiparable a la Meca, Jean Michel Jarre no sacaría discos de colabos. En M.O Svreca y El Coleta pasearían como desconocidos y a Evian Christ no le encerrarían en jaulas.

¿Qué ha cambiado (si es que ha cambiado algo) desde aquella primera fiesta en septiembre de 2011 con Boxcutter como invitado hasta ahora con vuestra vuelta? ¿Habrá alguna novedad esta temporada con respecto a las anteriores?

La novedad más clara en Post esta temporada es el incremento de la cantidad de grasa abdominal en cada uno de nosotros, que es sin duda proporcional a la cantidad de pelo que se nos ha caído. Algunos de nosotros empezamos incluso a tener bultos en la espalda como Sven Vath, y han empezado a confundirnos con Ricardo Villalobos por la calle. Y es que no es fácil firmar autógrafos con la mandíbula batiente.

¿Vosotros sois amigos de o sólo compañeros de fiesta? ¿Os habláis de lunes a jueves?

Los lunes a jueves no existen para nosotros. Volvemos a nuestras cámaras criogenizadas castigados a meditar sobre lo que hemos hecho el fin de semana. Solo se abre en caso de necesidad extrema, determinada siempre por el Dios del Picor de Niki.

Si hay un evento en el que me arrepiento no haber estado es la noche del Coleta con Mykki Blanco. Tampoco he encontrado ningún vídeo donde se les pueda ver en plena acción. ¿Me podéis contar lo que pasó allí?

Lo que pasó ahí no fue ni más ni menos que una colisión entre Siete Muelles y travestismo, entre kinkismo ilustrado y la élite bloguera fashionista madrileña. Bimba & Lola zumbando en los baños con la caverna rapera a ritmo de Method Man y Sidonie y con una nube de haze tan densa como el perfume olor a pachuli que se respiraba en el ambiente. Hedonismo desenfrenado, bolsos de Loewe sobrevolando la sala, tangas de Dior y hebillas Grimey tiradas al escenario, Crystal y Hennessy mezclados con guayaba y mango y semillas de chía. La rosa, y sus espinas.

Decidme algún b2b de este nivel, como lo que hicisteis con Blanco y El Coleta, con el que hayáis soñado o que desearíais tener en Post Club.

El b2b de Chelis con David Guetto o Dj F b2b Dj Zero son uniones que nos la ponen dura. También habíamos pensado en Powell vs Pepo, Phat Pepe b2b PXXR GVNG.

¿Cómo son las reuniones de La Gineta? 

Esa pregunta es demasiado personal. Lo podéis leer en otras entrevistas, pero vamos que cada miembro del grupo sólo puede expresarse con una vocal y una consonante. Las reuniones son largas porque hay que darle muchas vueltas a lo que queremos decir. Es como un scrable pero sin tablero, y sin piezas, pero desnudos y ululando silabas inconexas. Muy normal todo.

¿Y qué va a pasar el 5 de septiembre o qué queréis que pase?

Los dueños de Siroco serán más ricos, nosotros perderemos más dinero, tendremos menos neuronas y aprenderemos a tolerar el Ouzo y bailar el Sirtaki descalzos sobre hogueras escuchando a Nietzsche mientras lloramos desnudos. Musicalmente habrá gente que pondrá rodajas de plásticos sobre un soporte giratorio que lee pulsaciones electromagnéticas y que transformará en ondas de sonido que pasarán por una caja cuadrada que derivará sonido a otras cajas cuadradas colgadas en los soportes del techo de Siroco para que haya gente que se cimbree mecánica y rítmicamente durante un lapso de tiempo establecido por la licencia del lugar mientras otros hacemos saltos mortales hacia atrás en suelos pegajosos por los derrames de los vasos de la gente que se cimbrea rítmicamente.

Y a lo largo de la programación de la temporada, ¿nos podéis dar algún avance/titular de lo que pueda pasar?

Lo único seguro es que nunca colaboraremos con Irazu.

¿Cómo habéis contestado a esta entrevista? ¿Tenéis a chavales trabajando para vosotros?

Tenemos un almacén quemado en Usera en el que seguimos clases de refuerzo para aprender a escribir y leer mientras zurcimos trikinis para Eivissu y Zoorooyork. Nos pagan en pepas. Nos las tiran como si fuéramos focas.