Estamos en el año 2016, era digital por antonomasia y en el mundo de la electrónica musical se está produciendo un revival de lo analógico y lo vintage. Marcas icónicas como Roland o Korg están reeditando joyas de los años 70 y 80, las unas réplicas exactas las otras réplicas domésticas. Pioneros como Dave Smith de Sequential circuits o Moog nos ofrecen un catálogo repleto de sintes analógicos y fabricantes de nuevo cuño como Arturia se centran en crear hardware totalmente analógico como su serie Brute.

En el otro lado, los sintetizadores modulares han experimentado una revolución en el DiY, con configuraciones que puedes diseñar tu mismo interconectando módulos de multitud de fabricantes, desde empresas clásicas como Roland o Doepfer hasta micro creadores de módulos en el entorno doméstico. Esto ha traído savia nueva a la originalidad sónica y ha supuesto un fenómeno que nos suscita algunas dudas, hablamos con uno de los expertos nacionales en la materia, Pedro Viñuela sobre el tema.

En primer lugar te hago la pregunta que da título al artículo ¿sintetizadores modulares,moda o realidad?

Difícil respuesta. Verás, ahora mismo está de moda. Es algo muy visual y da una sensación de futurismo nerd que a muchos les gusta. Así que creo que en parte es moda. Pero no te dejes engañar por eso. Esto pasa en muchos campos tanto de la música como de otras artes. Si dejas de mirar a quien lleva uno de estos trastos y escuchas su música, posiblemente te contestes a ti mismo. Los modulares de hoy poco tienen que ver con los de antes (años 70s). Hoy en día se aúnan prácticamente todas las disciplinas y formas de crear sonidos en una caja que te puedes llevar a cualquier sitio. Además de poder interconectar todo con todo. Creo que la verdadera realidad y no la del postureo, está en lo que el artista crea. Un modular es una herramienta más, llena de posibilidades.

 

¿Crees que este tipo de sintes ayudan a la creación musical o suponen un engorro hasta llegar a algo decente, en otras palabras, crees que solo sirven para hacer ruidos inconexos o crees que son una ayuda fundamental a la creación?

Todo depende de dos factores: cuánto sabes realmente de síntesis y signal flow, y hasta dónde quieres llegar. El mundo modular es bastante complejo. Cuando montas tu primer sinte no hace nada hasta que no conectas las rutas de señal y de control, así resulta algo engorroso por definición. Pero si lo que buscas es sonar diferente y exclusivo, es el camino lógico. Cada patch que creas es único de ese momento, ya que no hay memorias, y además es irrepetible por la propia naturaleza de los potenciómetros y switches. Esto lo hace muy atractivo para aquellos que buscan experimentar e indagar en un sonido propio. Si buscas algo rápido e inmediato, busca un mejor un Virus o algo con presets, si quieres llegar a sitios totalmente nuevos e incluso inesperados, el modular será tu fiel compañero de viaje.

 

Explícanos para aquellos que no estamos al día qué es básicamente un sinte modular y cuáles son sus componentes mínimos para comenzar a trabajar.

Un sinte modular es un conjunto de partes individuales que conforman los bloques de un sintetizador tradicional (y mucho más!!!). Es decir, tenemos osciladores, filtros, envolventes… igual que en cualquier sinte. La gran diferencia es que no están conectadas, la ruta de señal es abierta. Eres tú quien con unos cables vas conectando la salida de un modulo a la entrada de otro para formar el signal flow que necesitas para generar los sonidos que quieres.

Para empezar, lo más razonable es crear una voz completa, como un sintetizador normal. Así necesitas:

Osciladores y generadores de ruido -> Mezclador -> Filtro -> Amplificador. Este ultimo lo has de controlar para poder darle duración y dinámica a las notas, esto lo haces con una envolvente. Luego necesitas comunicarte desde tu secuenciador. Puedes usar un convertidor de USB a CV/Gate (que es lo que usamos) o bien algo tipo Beat Step Pro que es en si mismo un secuenciador compatible con el formato más extendido: Eurorack.

 

¿Cuáles son tus módulos favoritos? ¿Por qué?

Me gusta mucho Hexinverter, Make Noise, Verbos y por supuesto Buchla, pero cada marca tiene sus propios “Highlights”.  También mis criterios cambian de actuación en actuación según mi estado de animo. Pero lo que nunca sale de mi case de directo son el Complex Oscillator de Verbos, El Braids de Mutable Instruments y el Jupiter Storm de Hexinverter. Cuando voy más tranquilo, con cosas más IDM o ambient, me gusta tirar del Mutable Instruments Clouds y un generador multifunción de Spotnik modular que dan mucho juego en directo.

 

¿Cuál es tu setup para trabajar en directo con este tipo de máquinas en tu proyecto Acid Clouds?

Acid Clouds en realidad se compone de dos personas con dos setups diferentes. Ivan usa una TR8 que procesa con un Oto Biscuit. Dos TB303s y un Korg Volca sampler. Yo llevo mi modular junto a un Kaosspad 3 y un sampler Electribe antiguo con sonidos de percusión. Con esto trabajamos tanto en directo como en estudio. La gracia es que el modular es muy completo y puedo crear hasta 4 capas de sonido (4 voces).

Dentro del modular, como te decía, depende del tipo de show que vayamos a hacer. A veces es más techno y quiero generar sonidos más rítmicos. Otras veces es más ambiental o incluso industrial y necesito más texturas. Así quela maleta cambia según mis necesidades.

 

¿En qué discos que tú nos recomiendes podemos escuchar música hecha con sintes modulares?

Pues por ejemplo los últimos discos de Blawan y Surgeon son un buen punto de referencia si te gusta el techno. Pero hay muchos más, como el sello en vinilo que la marca de módulos Make Noise ha puesto en marcha. O los discos de Richard Devine, Sun Electric, Alessandro Cortini, Ansome, Reikjavik 606 (¡que son brutales!)… ¡¡¡¡También mi proyecto musical, Acid Clouds!!! jejejeje

 

Próximamente vas a dar un curso en The Bass Valley sobre esta materia, ¿qué pueden esperar tus alumnos de él?

Pues lo principal es que van a aprender no solo qué es y como se usa un modular, si que además van a conocer a fondo los módulos que componen cualquier sintetizador. De esta forma van a poder crear cualquier cosa que tengan en la cabeza de una forma rápida e intuitiva. También algo de la maravillosa historia de los sintetizadores desde Moog y Buchla hasta nuestros días, así podrán hacerse una buen idea de los diferentes tipos de sonidos que unas y otras marcas tienen y a como aprovecharlos.

Pero lo más importante es que vamos a pasar un fin de semana rodeados de gente con los mismo intereses e inquietudes. Con muchas ganas de hacer música y aprender. Eso para mí, es lo más importante!