Stacey Pullen ya apareció en esta casa hace unos meses para promocionar su gira por España con una playlist en la que seleccionaba los tracks perfectos para cerrar una noche y ahora le tenemos de nuevo por aquí tras su paso ayer por Pacha Barcelona.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a uno de los miembros más destacados de la segunda generación de artistas techno de Detroit, quien ya no necesita presentación a estas alturas, para recordar sus orígenes, para descubrir cuáles son sus tiendas favoritas para comprar discos, qué le parece que los DJs pinchen tan poco rato hoy en día o cuál es su visión sobre la creciente popularidad de los domingos como día de fiesta.

Stacey Pullen es residente de Music On en Amnesia Ibiza y su siguiente bolo será este mismo viernes.

 

 

¿Cómo ha cambiado el espíritu de Detroit y en qué sentido dirías que aún es techno?

El espíritu sigue intacto, pero ahora hay nuevas influencias de las nuevas generaciones. Sí, el techno sigue vivo y con buen estado de salud.

 

¿Cuál fue la lección más valiosa que aprendiste de la primera oleada de innovadores de Detroit?

No teníamos managers ni grandes sellos con los que lidiar, así que todos teníamos nuestra propia visión de ser independientes, tan simple como eso.

 

¿Cómo dirías que el hecho de que tu padre fuese músico de la Motown ha moldeado tu sonido?

Honestamente, no lo moldeó mucho. Y eso no es algo malo, lo único que había ahí era música y desde un lado empresarial me apoyó, pero, por supuesto, la música estaba ahí para confortarnos.

 

¿Y cuándo te metiste en el techno? ¿Recuerdas tu primer contacto con la música techno?

Empecé a pinchar en 1985 en la habitación de un amigo, con dos platos. Jeff Mills fue el primer DJ de Detroit que vi que me dio inspiración.

 

Empezaste a pinchar hace ya 30 años. ¿Recuerdas tu primer bolo pagado?

Sí, fue en mayo de 1985 en el instituto. ¡También fue la primera vez que bebí cerveza!

 

¿Qué criterios sigues para separar la música con cada uno de tus alias (Stacey Pullen, Kosmic Messenger and Bango)?

Stacey Pullen era más jazz al principio, Kosmic Messenger era Detroit Techno clásico y mi proyecto Bango estaba basado en los samples.

 

Durante unos años no podías lanzar música bajo tu propio nombre por culpa de tu pugna con Virgin, que tenía los derechos de tu música. ¿Qué sentiste en ese momento?

Estaba bastante hastiado con los negocios porque pongo mi corazón y alma en la música. Es decepcionante que luego esta quede almacenada durante tantos años. Así que me concentré en pinchar.

 

¿Es la música africana, una gran influencia al principio de tu carrera, aún tan importante?

No demasiado, porque de joven sí aprendía mucho sobre mi cultura y hacía referencias a los ritmos, expresiones y modos de vida africanos, pero ahora no es mi objetivo.

 

¿Por qué decidiste mudarte a Amsterdam y por qué volviste al final a EEUU?

Derrick May tenía un apartamento por entonces y era el momento perfecto para irme ya que había lanzado mi primer 12 pulgadas, “Bango”. Al final quise volver a EEUU para sentar mis bases como lo hicieron mis predecesores, y fue muy importante para mí tener una base como Detroit.

 

Fuiste uno de los primeros DJs en viajar alrededor del mundo. ¿Cuáles son tus recuerdos más preciados de los 90?

Mi recuerdo más preciado fue viajar a los Andes en Chile para una rave con unos jovencísimos Ricardo Villalobos y Luciano. Era la celebración de un eclipse total que sucedió ese año.

 

¿Eres de esos DJs que se emocionan cuando van a actuar en una determinada ciudad para así visitar sus tiendas de discos? ¿Algunas favoritas?

Berlín y Tokio son geniales para ir de compras, pero ya no compro tantos vinilos como antes. De tanto en tanto, con todo, me gusta rastrear cubetas para encontrar samples e ideas de música antigua y clásica.

También se te conoce por tus sets largos en unos tiempos en los que los DJs no suelen actuar más de dos horas. ¿Cómo lo ves?

Me gusta llevar a la gente de viaje musical y es muy difícil hacerlo en dos horas. Pero también se necesita la atmósfera y público adecuado para entenderlo.

 

Siempre has tenido un estilo muy amplio y es algo que cada vez se está perdiendo más. la gente suele preferir que el DJ se centre en un estilo o género particular. ¿Qué piensas de eso? ¿Tienen más culpa los DJs o el público?

El hecho de que haya tantos DJs ha hecho que la atención de la gente sea más corta. Internet también tiene la culpa porque es malo tener exceso de información, a veces una persona no sabe lo que le gusta y sólo sigue modas.

 

Con el gran debate de digital-vs-analógico, siempre has defendido lo digital porque techno significa tecnología. En ese sentido, ¿por qué crees que tanta gente menosprecia lo digital?

Es una discusión ya demasiado vieja. A estas alturas, si no aceptas tanto lo analógico como lo digital estás perdido.

 

¿Crees que es esencial mantener un estilo de vida saludable cuando eres un DJ que viaja alrededor del mundo y actuando de madrugada?

Por supuesto, es muy importante mantenerse sano porque demasiados clubs, aviones y hoteles puede ser malo para la salud. [risas] Voy al gimnasio entre 3 y 5 días a la semana para poder mantener esta vida de fiesta.

 

Aparte de la música, ¿qué otros hobbies tienes?

Me gusta coleccionar muebles vintage de mediados del siglo pasado. Me encanta también la arquitectura y el diseño de esa época.

 

¿Qué piensas de la nueva generación de artistas techno de Detroit? ¿Crees que habrá nuevas caras de las que hablaremos en el futuro?

No hay una gran generación nueva de artistas de Detroit Techno ahora mismo, pero el mañana trae consigo un nuevo día y un nuevo futuro.

 

Después de empezar a editar música de artistas españoles como Paco Maroto, ¿cuáles son tus planes con Blackflag Recordings?

Muchos jóvenes productores me mandan música por mi historia y porque quieren tener una conexión con Detroit, y es algo genial porque permite que el legado continúe vivo.

 

¿Tienes algún recuerdo musical relacionado con Barcelona? ¿Es una ciudad que guarde un lugar especial en tu corazón?

Barcelona es, por supuesto, mi ciudad favorita de Europa. Es cosmopolita, hay una buena selección de restaurantes, moda y playa en un solo día.

 

Hay este fenómeno en Barcelona de que los domingos son como los nuevos sábados, por así decirlo. ¿Qué opinas de este día de la semana?

Creo que esto es verdad especialmente porque en la época los domingos eran conocidos por ser la noche gay. Y, por supuesto, la comunidad gay siempre se lo ha montado para hacer grandes fiestas dominicales. Ahora tienes Elrow durante el día y Pacha de noche, así que hay un equilibrio perfecto.