Los que consumimos música oscura como medio para subsistir hace tiempo que seguimos de cerca a The KVB, proyecto liderado por el inglés Nick Wood, al que luego se sumó la teclista Kat Day, que resulta ser su novia y la que se encarga del aspecto visual de la banda. Si te gustan géneros como el post-punk, el krautrock y la darkwave, siempre guiados por los sintetizadores, este dúo te puede salvar la vida. Tienen un caudal productivo abrumador entre discos y EPs y su nuevo largo, Of Desire, es otra muestra más de esa música oscura y a la vez sensual que consiguen crear. Acaba de llegar a las tiendas vía Invada Records, por lo que tiene sentido que su propietario, Geoff Barrow de Portishead, les dejase el estudio. No es el primer gigante de la música que les apadrina, pues en el pasado ya habían colaborado con Anton Newcombe de The Brian Jonestown Massacre y Joe Dilworth de Stereolab.

Esta semana se encuentran en la Península para ofrecer mañana y pasado sendos conciertos en Madrid y Barcelona, respectivamente. El primero en Moby Dick en el marco del Sound Isidro y el segundo en La [2] de Apolo en un show organizado por Primavera Sound, festival que ya les ha tenido en cuenta en el pasado. Le mandamos unas preguntas a Nick para que nos hable de lo más loco que encontró en el estudio del viejo Barrow, su interés por la imagen, su tipo de recinto preferido o la dinámica de gira.

Acabáis de empezar vuestra gira europea. ¿Cómo está yendo hasta ahora? ¿Dónde estáis ahora mismo y qué hacéis el tiempo entre que llegáis a la ciudad y actuáis?

Ahora mismo estamos en la furgoneta de camino a Lille partiendo desde Lausana. Nos esperan 700 kilómetros de carretera. Normalmente no tenemos mucho tiempo de ver la ciudad que visitamos y en esta gira hay viajes por carretera particularmente largos, así que aparte de los días libres sólo vemos el interior de la furgoneta, la sala y la habitación de hotel. Habitualmente nuestro día es conducir/llegar/prueba de sonido/hacer el check in en el hotel/cenar/actuar/recoger/dormir y repetir.

 

He leído que algunas de estas nuevas canciones se remontan a tus inicios como productor de dormitorio. ¿Cómo dirías que han cambiado estos temas con las posibilidades que os aporta el estudio?

Estar en el estudio nos dio la oportunidad de reconstruir esas viejas canciones desde cero y experimentar con nuevos sentidos y dedicar tiempo a la construcción de texturas para cada canción. Aunque mantuvimos algunas partes de las viejos versiones demo, por ejemplo las guitarras de In Deep vienen de la demo de dormitorio, porque la manera lo-fi en la que fueron grabadas les daba un sonido especial que era difícil de recrear en el estudio.

 

Tu voz suena más clara esta vez; ¿esperas llegar a una audiencia más amplia con ello?

Naturalmente, ¡claro que nos gustaría eso! De todos modos, no fue por esta razón, pero más por cambiar. Y no es cierto en todas las canciones, en otras tratamos la voz como un instrumento, la reprocesamos al empujarla a través de diferentes pedales para añadir capas de extraña distorsión, delay y feedback.

 

Hay un feeling sensual en vuestra música. ¿Dirías que al ser pareja esto ayuda?

Hemos sido pareja durante cinco años y trabajando estrechamente cuatro de esos años. Este disco fue más colaborativo que anteriores trabajos, ya que anteriormente yo me encargaba de toda la composición y Kat se centraba en el aspecto visual del proyecto. Estas líneas se están difuminando últimamente y ahora que Kat contribuye a las líneas de sintetizador, la producción y los coros estoy de acuerdo que esta relación cercana se refleja en el feeling sensual del disco.

 

¿En qué momento decidiste que Kat formase parte de la banda?

En 2011 quería girar con The KVB y necesitaba otro miembro para tocar en vivo. Ella había tocado instrumentos desde pequeña pero nunca quería subirse al escenario. Con todo, superó este temor y se ofreció a tocar el sinte ya que ya contribuía a algunos visuales del directo. Tocamos nuestro primer concierto en el Shacklewell Arms de Londres y al mes siguiente tuvimos una gira europea de 11 fechas.

 

¿Habéis considerado que en algún momento Kat cante más e incluso hagáis un dueto? Creo que encajaría bien con vuestra música.

Lower Depths, de este disco, es un dueto y hace los coros de Never Enough y Across The Sea, que es un tema de un viejo EP nuestro titulado Out Of Body.

¿Qué significa KVB?

Nada. Solía tener un significado, pero ya no.

 

Vuestro output productivo es abrumador. ¿Es realmente un tema de incontinencia real, quiero decir, soportáis el ciclo “normal de grabación-gira-descanso”?

Siempre trabajamos en nuevo material, así que es natural para nosotros ir lanzando frecuentemente música.

 

Habéis lanzado vuestra música en bastantes sellos ya así que, ¿qué dirías que os ha aportado el salto a Invada?

Invada lanza un montón de bandas sonoras de películas interesantes y nos sentimos relacionados con esta onda cinematográfica. No nos vemos como una banda puramente, pero más bien como un proyecto audiovisual y nos interesa mucho la atmósfera, la textura y la inmersión corpórea.

 

¿Aparte de prestar su estudio estuvo Geoff Barrow involucrado en el proyecto de algún modo?

Geoff fue más bien un mentor para este disco. Nos encanta la música que hace, especialmente en Beak> y aparecía de tanto en tanto para ofrecer consejos, que normalmente era que subiésemos los mids en la ecualización.

 

¿Qué dirías que es la cosa más extraña y alucinante que habéis encontrado en el estudio de Geoff?

Uno de nuestros favoritos era el pedal BugBand Ptdelay. Lo encontramos cuando buscábamos entre su gigantesca caja de pedales de efecto y nos encantó procesar instrumentos y voces a través de él. Afortunadamente, Redg, el manager de Invada, conocía al tipo que los hacía, ¡así que conseguimos uno para nosotros! Naturalmente, el Oberheim de Geoff también es ganador ex aequo, lo utilizamos mucho en todo el disco.

 

Veo que sois grandes fans del cine e Invada lanza en vinilo muchas bandas sonoras. ¿Os gustaría trabajar en una en el futuro? ¿Qué tipo de película crees que encajaría con vuestro sonido?

Sí, ¡sería un gran sueño! Aún es pronto para decir, pero hay pequeñas posibilidades de que hagamos una en el futuro, pero no puedo decir más… En cuanto al tipo de película, creo que algo indie, ambientado en los 80/90 o en el futuro lejano.

 

Os habéis mudado a Berlín. ¿Por qué el traslado y cuáles crees que son las ventajas e inconvenientes de la ciudad?

Bueno, un inconveniente es que puedes quedar atrapado en un ciclo hedonístico de fiesta si no te andas con cuidado, y eso le pasa a mucha gente. Ventajas hay muchas pero tenemos muchos amigos que hacen arte interesante y vienen de todo el mundo.

 

Hay en vuestro sonido influencias de todo tipo, pero la Neue Deutsche Welle y el krautrock predominan. ¿Fue ésta una razón para mudaros a Berlín?

Aunque son influencias, nos mudamos a Berlín por la misma razón que todo el mundo, para tener una calidad de vida mejor, para disponer de una libertad de tiempo y espacio para ser creativos.

 

The Soft Moon, Cold Cave, HTRK, Factory Floor, A Place To Bury Strangers, Zola Jesus o vosotros mismos… ¿hay algunas bandas menos conocidas que debamos escuchar del rollo industrial, darkwave o post-punk?

Cualquier cosa que lance Downwards, Minimal Wave o Cititrax, especialmente In Aeternam Vale. Autumns, Nite Fields y Throw Down Bones también son excelentes.

 

¿Y cuáles son los clásicos que os motivaron a vincularos a este tipo de sonidos?

Nuestros gustos musicales e influencias son muy amplias. Nos influencia cualquier cosa de Phil Spector a Throbbing Gristle o de ELO a DAF.

 

¿Cuáles son aquellos intereses cinematográficos que han ayudado a moldear vuestro sonido e imagen?

Nos interesa el impacto del cine en el cuerpo, por ejemplo, cómo una buena banda sonora de terror puede crear excitación, hacer que tu corazón lata más rápido, etcétera. Son técnicas como ésta que crean una experiencia que hace sumergirse al espectador en otro espacio y tiempo.

Una de nuestras bandas sonoras favoritas es la de Mica Levi para Under The Skin, los arreglos de cuerda hechizan y hacen que la película sea espectacular. También nos gusta la estética de Duke Of Burgundy de Peter Strickland y, particularmente, cómo la cámara parece que acaricie a los actores y sus suaves tonalidades románticas. Y, si me tengo que quedar con una escena, sería una hacia el final en la que la pantalla está llena de polillas; ¡es tan táctil y el sonido de las alas batiendo es bellamente abrumador!

 

Vuestro directo en el Primavera del año pasado fue muy temprano. Imagino que estaba bien porque pudisteis daros a conocer a más gente, pero supongo que os excita más la idea de que la gente os vea en vivo en una sala pequeña con buen sonido y diseño. ¿Estarías cómodos en grandes recintos si llegáis a una audiencia más amplia o creéis que encajáis mejor en ambientes cerrados?

Sí, era pronto, pero tocar en un gran escenario con un gran sistema de sonido nos excita y… ¡el Primavera es uno de nuestros festivales favoritos de todo el mundo! La única pega que pondría es que la luz del sol hizo que los visuales se viesen peor de lo esperado, así que decidimos ponerlos en las pantallas laterales en lugar de proyectarlos sobre nosotros. En el Primavera de Oporto tocamos a las 11 de la noche que sí encajaba más con nuestro sonido. Nuestro recinto ideal ofrece no sólo un gran sonido, también grandísimas proyecciones, así que el tamaño del escenario no nos importa siempre y cuando se cumplan esas dos cosas.

Hace poco que vinisteis a España así que, ¿qué diferencias podemos esperar aparte de las nuevas canciones?

Nuestro set es completamente distinto ya que incorpora bastante del nuevo disco y Kat ha diseñado nuevos visuales. Aparte de eso, esperamos sumergir al público en texturas sonoras y visuales como siempre.

 

¿Qué debemos esperar de vuestras proyecciones? ¿Puedes hacernos un pequeño adelanto de qué tipo de imágenes utilizaréis?

Imaginería orgánica reprocesada a través de máquinas digitales y pantallas. Fría arquitectura animada en 3D y sintetizadores de vídeo con tecnología de tacto.

 

the-kvb-visual

(instantánea de nuestros visuales en vivo de 2016)