Cuando uno llega a The Loft sabe que los sonidos suaves se quedan tras la última puerta que se cruza. Da igual la noche, pero en su aniversario no iba a ser menos. El showcase de 30 Drop Records venía con las maletas cargadas de cuchillos.

 

 Una vez dentro hay que afinar posiciones. De sobra es sabido que se trata de la nave más guerrillera de todas.

 

Líquido todo el que quieras, pero los piscolabis mejor dentro de la maquinita.

 

Ahora sí, recién llegados, con la música de HD Substance entrando en calor.

 

Cuando cierras los ojos, todo vibra a un volumen más alto.

 

Substance aka DJ PETE rebusca en la maleta mientras nos adentramos en la hora de sacar gafas de sol para la pista de baile.

 

La hora de las gafas de sol y el techno de baile arrimado.

 

 

Lo que sea menos hablar, mejor que no se escuche murmullo.

 

Esa hora en la que la ropa empieza a molestarte.

 

Cuando lo mejor es no pedir, ni fumar, ni tomar el aire.

 

Lo mejor está en primera fila, cerquita del altavoz. Sangrar oídos si hace falta.

 

Y así hasta… ¿Ya está terminando?

 

Última colocación de gorra, por lo que pueda venir mientras se hace el recorrido de salida.

 

Porque el recorrido hacia la puerta de salida siempre trae sorpresas.

 

Hasta donde sabemos este joven sigue vivo, sólo estaba asimilando la noche.

 

Do not hide, she is your way out!