Girl Ultra: «Me influye la nostalgia de los 80s, esa fantasía del futuro cuando aún era utópico»

La mexicana navega el concepto del amor post-millennial en las canciones de su álbum de debut, Nuevos Aires. R&B moderno y conceptual para las nuevas generaciones que presentará esta noche en Fuego. Hablamos con ella.

 

Cuando hace algo más de año y medio Girl Ultra liberó su EP Adiós, inmediatamente supimos que el suyo era un talento sobrenatural. En unos pocos meses, Nan de Miguel ha conseguido convertirse en la abanderada del R&B mexicano, con un registro lento y cálido que ha encajado de manera natural en el catálogo del sello de culto Finesse Records.

Hace unos días, además, llegaba su álbum de debut, Nuevos aires, un trabajo en el que reenfoca su ambición, con un peso lírico cada vez más acentuado y, como siempre, adornando las canciones de un poso conceptual y narrativo que conecta con los más aventureros de la escena anglosajona r&b.

Esta noche actúa en Fuego, pero antes hablamos con ella.

El proyecto Girl Ultra siempre se ha enmarcado en el registro r&b. ¿Qué te aporta esta música?

Creo que es una etiqueta que yo misma me he dado y he ido curando, ya que en mi música hay muchos matices de otros géneros. Siempre me sentí identificado como compositora, intérprete y artista dentro de estas progresiones y melodías en el momento del proceso creativo. Me parece un género muy humano y derivado de las emocione más puras.

 

¿Esperabas que el r&b y géneros colindantes alcanzasen el nivel de popularidad mainstream de hoy en día?

Es un género bastante digerible, por lo tanto no me sorprende; siempre se ha infiltrado en el pop internacional.

 

¿Qué diferencias (y similitudes) hay entre Girl Ultra y Nan de Miguel?

A veces me gusta separar a Girl Ultra como un alter ego, pero es más un complemento de mi personalidad. Nan de Miguel observa, escucha, estudia, aprende y ejecuta y Girl Ultra es la que transmite ese mensaje la que lo vuelve tangible.

 

Leo que, entre otras cosas, eres una gran aficionada a la astrología. ¿Cuáles son las influencias de Girl Ultra, musicales y más allá?

Me influye mucho esa nostalgia particular de los 80’s, esa fantasía del futuro cuando aún era utópico, esas relaciones delirantes, la lujuria y el amor en esa época y todo lo que gira alrededor de ello. Los grandes iconos andróginos como grace jones, Klaus Nomi, Bowie, Leigh Bowery, hasta el mismo Michael Jackson.

El amor y el deseo son el motor lírico de tu música. ¿Tu letra y música evoluciona paralelamente a tu estado emocional?

Sí evoluciona. También conforme crezco como persona y artista, aprendo a desprender una de la otra como me plazca. Uno no puede tener todo el tiempo esa responsabilidad emocional al estar tan ligada a tu artistry.

 

¿Qué margen de crecimiento le ves tanto a tu propuesta como a un género como el r&b?

Ha sido exponencial. Cada vez crece más y se desearrolla el lenguaje, nuevos proyectos emergen y la gente le abre un espacio al género en nuestro propio idioma.

 

¿Crees que hay un aura feminista en tus canciones y en la figura artística que te has creado?

Claro que la hay. Sobre todo en la figura que Girl Ultra representa arriba y abajo del escenario. Es LA MUJER que trae detrás una lucha, paciencia, y fuerza.

 

¿Ha sido difícil que cuaje una propuesta como la tuya viniendo de una mujer cantando en español?

Hemos ido dando baby steps. Al final cuando la música es buena, se rompen géneros. La música es música y ya está. Todos tenemos el mismo proceso creativo, usamos el mismo equipo, los mismos programas… porque habría una diferencia?

Desde España a veces parece como si no hubiese mucho más en la escena pop latinoamericana que Finesse y todo el rollo chileno abanderado por Javiera Mena. ¿Qué nos estamos perdiendo?

Wooowww, pues se pierden bastante jejej Tanto México como Latinoamérica estamos teniendo una reestructuración. El trabajo en equipo es el mantra y la no competencia en generaciones venideras. Esto ha influido en que proyectos frescos y nuevos están creciendo a su ritmo. Artistas como Ed Maverick, Bratty, Kiddie Gang, Wet Baes, por mencionar algunos son estandartes de esta nueva oleada de gente increíble.

 

¿Cómo enfocas la traslación de tu música al directo?

Lo más orgánico posible. Me encanta hacer arreglos distinto a los tracks de materiales pasados. El bajo y la batería son la base, muy amarrados siempre. Me gusta sentirme en un show al que hubiera ido si hubiera descubierto los primeros rastros del r&b en los 80’s.