JASSS: «Ciertos géneros están aún demonizados, asociados al exceso, a las drogas, etc»

Con motivo del estreno de su live STEAM en España, la asturiana, que actuará este próximo viernes 25 en DNIT (CaixaForum de Barcelona), nos responde a preguntas que van más allá de su música y nos dibujan, por encima, la personalidad que la nutre.

Abstracta, pero concreta, de férreos principios y racionales ideas. Contundente, elocuente, un alma corpórea que bebe de muy diversas y artísticas fuentes de inspiración, y todas ellas en conjunto, las transmite a través de sus producciones, extravagantes y experimentales, sensitivas y estimulantes. Pero también con sus sets, que propician atmósferas enérgicas de muy diferentes texturas acústicas.

De raíces rurales y pasados de música tenue, la asturiana Silvia Jiménez Álvarez aka JASSS nos responde a unas preguntas para conocer un poco mejor los gustos, las percepciones, las pasiones y los intereses más allá de los sonidos, de una miente inquieta, curiosa y empírica como la suya.

 

Comencemos hablando un poco sobre el motivo que nos trae aquí. Cuéntame sobre tu actuación en Caixa Forum el próximo 25 de octubre, ya que va a ser la primera vez que presentes STEAM al público español. De igual modo, ¿Cómo fue tu primer contacto con Theresa Baughmater?

La conocí hace un par de años a través de un amigo en común que también trabajó con ella anteriormente. Theresa tiene mucho talento y trabaja muy duro en sus propuestas.

STEAM es una pieza en proceso, algo creado en los espacios en medio, en las esperas, en contraste a algo definitivo. Ha cambiado cada vez que se ha hecho y está por definir cuando llegará a su fin.

 

Sinceramente: ¿fue fácil conseguir una propuesta como esa, o por el contrario crees que aún queda mucho para presenciar un férreo apoyo de instituciones privadas, así como públicas a este género musical en España? ¿A qué crees que se debe eso? Pues si bien es cierto que es absurdo compararse con otros países, ya que al final todo se alimenta del contexto propio, y de los momentos que a este preceden. Mucha gente, por ejemplo, se atreve a comparar la escena de aquí con la alemana, cayendo en el grave error de no tener en cuenta varios factores, ¿qué crees que sería necesario para llevar a cabo un click más contundente en este sentido?

Para responder a esta pregunta con la precisión que me gustaría necesitaría investigar la situación de los fondos actuales y de la inversión del Estado y entidades privadas en cultura. Lo cierto es que no lo he hecho, por lo tanto, solo puedo referirme a conversaciones con otros artistas y a mi propia observación.

Lo primero que se me escapa es cuál es la demanda real en España. Ciertos géneros están aún demonizados, asociados al exceso, a las drogas, etc. Creo que algo necesario en este país es fomentar el interés en general por la cultura, reflexionar sobre los estereotipos y dejar de confundir ambición con competitividad entre artistas. No hay necesidad de compararse con otros países, ya que tienen otro contexto histórico y cultural.

 

Respecto a que sea la primera vez que lo presentas en España, y aunque realmente no has llevado a cabo muchos lives, ¿crees que España aún no está preparada para música como la tuya, de la que genera sensaciones y sentimientos, música del alma, sin necesidad de un tono lírico propiamente estipulado? Quiero decir, sois muchos los artistas de la península con un gran talento que, por unas u otras razones acabáis emigrando. Como con los trabajos convencionales y la llamada fuga de cerebros: ¿Qué crees que hace falta para que, de algún modo, podáis sentir esto también vuestro hogar? el hogar de lo que hacéis me refiero.

Yo me fui de Asturias hace años, no de Barcelona, o de Madrid, y nunca he vivido en ninguna de las ciudades donde había más tejido cultural. No sé si preparada es la palabra, puede que no haya tanta demanda.

De todos modos, está muy bien irse. No es una fuga, es curiosidad y necesidad de aventuras. Hay que viajar, conocer gente diferente, aprender.

Estoy segura de que mucha gente siente que España es su hogar, lo que no quiere decir que no haya que irse, hay que explorar.

En otra ocasión para un medio dijiste que: La música no debería complacerme. De igual modo y repito, por tus respuestas en anteriores entrevistas he podido ver que, al menos, parecer, pareces una mujer de firmes principios, ¿te ha sido difícil seguir participando, en cierto modo, de la rueda de hámster que supone la industria de la música? Pues al final, no deja de ser un negocio: ¿Ha habido alguna vez que hayas querido dejarlo todo? Puesto que también has hablado de cómo es necesario controlar el ego, por lo que imagino no debe ser fácil para alguien con las ideas, a priori, tan claras, de estar ‘’sumergida’’ en ese círculo.

Creo que es más fácil si tienes las ideas claras y sabes cuánto te vas a comprometer.

De todos modos, cuando se habla de la industria de la música, se hace de una manera genérica, casi con un extraño misticismo. En mi experiencia la parte del “negocio” es algo muy práctico, es una parte de procedimiento al que procuro dedicarle solo el tiempo justo.

 

Ya no quiero luchar tanto con la ira. Y con juicio. Comentaste el pasado año en una entrevista: ¿Contra qué luchas ahora? ¿O estás por fin en paz?

Contra la indiferencia, el déficit de atención y el ruido innecesario.

 

De hecho, también me llamó la atención y me gustó mucho la metáfora que utilizaste de que, tu música puede ser como invitar a la gente a que vean el color de la lente con la que miras la vida. Que al final todo son circunstancias y sensaciones propias, todas tan válidas como las de cualquiera, pues no somos más o menos que nadie para juzgar las situaciones del prójimo. Si te soy sincera, a medida que iba leyendo las escasas, pero elocuentes cuanto menos, entrevistas que he encontrado de ti, más me parecía ver un alma filosófica, que ha encontrado en la música electrónica su manera de plasmar sónicamente su visión ¿Tienes referentes en este campo? ¿Te gusta? Lo que he leído de ti me recuerda mucho, en parte, a Ortega y Gasset.

Me interesa el aprendizaje. Todo puede ser un referente si se le presta la suficiente atención.

 

¿En qué color de tu lente te encuentras ahora? ¿Cuándo podremos escucharla?

Mi lente está deseando pasar una temporada en el estudio, para poder someterla a una buena limpieza tras una temporada de tour constante. Creo que ese sería el principio de algo nuevo, estar en el sitio donde todo ocurre y que en mi caso es el estudio.

Y hablando de lentes y maneras de mirar, he podido ver que eres una gran apasionada del cine, y que trabajar en él es algo que te gustaría en un futuro, ¿quiénes han sido tus máximos influyentes? ¿Qué opinión guardas frente al cine español?

Los que más me ha influenciado, aunque no sé de qué manera exactamente, han sido muchos de los grandes directores que he admirado siempre por su maestría creando narrativa de una manera personal: Lynch, Von Trier, Haneke, Almodóvar, John Waters…básicamente “the usual suspects”.

La sensibilidad española -estoy generalizando muchísimo aquí- es algo que frecuentemente me conmueve y encuentro muy afín. Crecí viendo las películas de Ivan Zulueta, Iciar Bollain, Isabel Coixet, Fernando Leon de Aranoa…y claro, Almodóvar.

 

¿Algún otro campo artístico, aparte del cine, con el qué te gustaría colaborar?

En muchísimos. No sé por dónde empezar.

 

Por curiosidad, de no haber sido artista: ¿en qué te hubieses desarrollado?

Lo voy a formular en presente porque aun puedo serlo (voy a ser optimista). Me gustaría trabajar en doblaje, en cine en general. En carpintería, en jardinería, en trabajo social, en perfumería…

Has mencionado alguna vez que tus fuentes de inspiración son varias y diversas, que estas están en constante estado de transición. Todo lo que le rodea a uno, sobre todo cuando eres un ánima creativa ayuda a cincelar proyectos. ¿Qué es, por ejemplo, lo más random, bien sea personas, momentos, edificios, situaciones, qué te haya impactado recientemente?

Hace poco, por casualidad, me encontré en la embajada suiza en Roma, para una proyección de un concierto de PJ Harvey.

Era en una habitación de un edificio precioso en el centro de la ciudad. Un grupo de unas 30 personas se sentaban en silencio durante aproximadamente una hora, y en silencio se quedaban también en las pausas entre canciones, mientras miles de personas en la pared proyectadas gritaban y celebraban estar donde estaban.

La situación fue bastante irónica por el contexto en contraste a la actividad.

 

Volviendo un poco al tema cinematográfico, ¿has visto Dark, la serie de Netflix? Me evocó mucho cuando leí sobre tu idea del tiempo, y la carencia de un principio y un final que has sabido trasladar a tu música, y de cómo está todo conectado, y el pasado influye en el futuro y viceversa. ya que como tu bien dices, te inspiran las ideas con narrativa. ¿Reniegas o te arrepientes de alguna etapa, momento o decisión de tu vida? O por el contrario crees que, gracias a estas, eres hoy quien eres: una persona que tiene la ‘’suerte’’ (trabajada) de hacer lo que ama.

No reniego de mi vida, ha sido y es un constante aprendizaje. Y creo que gracias a estas soy hoy quien soy: Una persona más curiosa y flexible de lo que era antes

 

Para terminar, y hablando un poco más del tiempo, y de cómo todo puede interpretarse como un ciclo: ¿Cuál crees que es el siguiente que acontece a la música electrónica?

Todo es un ciclo, pero los procesos son simultáneos. Creo que “electrónica” solo sugiere el uso de cierto tipo de máquinas y procesos. Supongo que otros tipos de tecnologías se implementarán (estoy segura de que ya se implementan, pero yo los desconozco). Supongo que veo en esta combinación el futuro.