«Lo Mejor de Lo Peor», la transformación definitiva de Kaydy Cain

Breve análisis del último trabajo del artista madrileño, donde se sintetizan de manera superlativa las figuras de D.Gómez y Kaydy Cain.

 

Con su nueva mixtape Kaydy Cain vuelve a destacarse como uno de los artistas más prolíficos de la actual escena urbana. Porque si a principios de año presentaba su Ep DISIS MA LIFE, trabajo en el que por momentos se intensificaban algunos códigos estéticos que recordaban al D.Gómez de la primera etapa de PXXR GVNG, tan solo tres meses más tarde el de Carabanchel Sur publica Lo Mejor de Lo Peor, un álbum en donde de nuevo se hace evidente su radical giro hacia ritmos y tonos propios de la música latina.

En los 11 cortes que componen esta obra participan un amplio elenco de productores como Los del Control, Lowlight, Erancy Music, King Doudou, Fastah Selectah, Kabasaki, Marvin Cruz y Ael Beats, además de contar con la colaboración vocal de Khaled en uno de los tracks.

Conceptualmente, este disco podría entenderse como una especie de travesía sonora por algunas de las diferentes cadencias musicales que existen en torno al universo reguetón, ya que si pretendemos definir este género latino como una identidad musical concreta y determinada, no estamos entendido de que va el asunto. En las interpretaciones que Kaydy realiza a lo largo de este Ep, aparecen de fondo varias de sus influencias musicales más reconocibles, tales como Tego Calderón, Daddy Yankee o Héctor Lavoe. Y es que desde sus primeros inicios, tanto en su Lp en solitario 3 Sentimientos como en la trayectoria posterior con Corredores de Bloque, la admiración y el reconocimiento por este género musical y por estos artistas fue  más que explícita.

El D.Gómez de aquella época era un pirri de barrio periférico que escuchaba salsa y reguetón, que curraba en el Mercadona, que hacía sus business en el punto para tener todo el lujo que quería y no podía tener, y que rapeaba porque “no sabía cantar”. Curiosamente, la transformación musical que ha sufrido durante este tiempo ha supuesto, en cierto sentido, la paulatina  desaparición de la figura que representaba D.Gómez en detrimento de la actual figura que representa Kaydy Cain. Y sin embargo, esta transformación debería entenderse como una consecuencia directa e inevitable del éxito de D.Gómez. Porque en su discurso siempre estuvo muy claro; él hablaba desde la periferia pobre pero la quería abandonar a toda costa; el llevaba Polo y Tommy pero quería vestir Gucci y Prada; el rapeaba como Crhistofer Wallace pero quería cantar como Héctor Lavoe y Tego Calderón.

Lo Mejor de Lo Peor quizás represente el momento álgido de esta transformación musical y existencial, donde aparecen más y mejor hibridadas que nunca las dos identidades que representan D.Gómez y Kaydy Cain, y que tan bien reflejan los temas “Algo como tú” y “Más dinero que fé”. Y sin duda alguna confirma al de Carabanchel como uno de los mejores intérpretes de música reguetón que ha nacido dentro de los límites geográficos de España y no es hijo de la emigración latinonamericanca.