Los favoritos cubanos de Daymé Arocena

El referente cubano nos sirve una playlist como antesala a su show, este viernes, en Madrid.

Daymé Arocena bebe del rico legado cultural y musical de la isla caribeña para desarrollar su carrera como cantante, compositora y directora de coro. Su música se ha movido por las latitudes del jazz y el soul, siempre de influencia clásica pero con un toque distintivo que le ha llevado a la vanguardia de su generación.

Fichada por Gilles Peterson en Brownswood Recordings, Arocena es una de las mejores embajadoras del son cubano alrededor del mundo. Este viernes presentará en Madrid su nuevo disco, Sonocardiogram, tras el rotundo éxito en Primavera Sound. El álbum la ve reconectar con sus raíces, a la vez que rediseñó su estudio de La Habana para producir estas canciones por su cuenta. El resultado es su música más emocionalmente vulnerable hasta la fecha.

Aún puedes hacerte con tu entrada aquí.

 

Canción Fácil (Marta Valdés)

 Marta Valdés es probablemente la compositora cubana que más ha influido en mi música. Tiene el poder de las letras, la armonía jazz y las melodías inteligentes y profundas. Pero esta canción es tan simple y «fácil» como la existencia humana. Es como un cristal, es demasiado transparente. Ese es el riesgo emocionante de esta canción, porque para hacer la interpretación correcta tienes que desnudar tu propia alma.

Drume Negrita (Eliseo Grenet)

    Esta es una nana tan dulce que todo cantante cubano lo sabe. Además, esta canción está escrita en español pero tratada con la mezcla y el gusto de los esclavos negros de la Cuba colonial. Ofrece a cualquier intérprete múltiples opciones de interpretación y le brinda la oportunidad de viajar a la historia cubana a través de la música.

  

Ay Amor (Ignacio Villa)

Ignacio Villa fue uno de los intérpretes más grandes de todos los tiempos del mundo para mí, pero también escribió algunas canciones tan geniales como su forma única de interpretar. Esta canción significa mucho para mí porque mi abuela me hizo cantarla para ella todo el tiempo desde que aprendí mis primeras habilidades con el piano. Tal vez porque habla de alguien que solo quería amar con la libertad que te da la esclavitud del amor. Y siendo honesto, esta canción y amor sin límites son lo mismo.

  

Con el Diablo en el Cuerpo (Julio Gutiérrez)

Esta es la canción que me atrapó en la voz de «La Lupe». Ella era tan sexy, y creo que nadie podría cantarla como ella otra vez. Necesitas sentir el fuego del demonio en tu cuerpo, realmente tiene que poseer tu alma y el poder del sexo y los orgasmos tienen que venir a tu voz para cantar esta pieza.


Bolero Filin (Pavel Urquiza)

Pavel es uno de mis compositores favoritos de la «generación joven cubana», pero esta obra maestra fue escrita inspirada en el estilo de la composición de Marta Valdés y el canto de Elena Burke. Creo que Pavel merece más reconocimiento en la escena musical de todo el mundo.

*Bonus Track*: Dicen (Pancho Céspedes)

Es simplemente la descripción perfecta de la persona que amas.