Mujeres electrónicas que inspiran

Una humilde selección de artistas que rompen moldes y esquemas

El pasado año y desde la dirección de esta revista, se me propuso hacer un artículo entorno al feminismo. Acepté sin dudarlo, y escribí lo a que mi visión era una mirada con expectativas y deseos de cambio en el sector. Me parecía cuando menos oportuno que se diese voz a la realidad que muchas mujeres vivimos, y que ésta se acotase al terreno de la música en general, y al género electrónico en particular. Pues, sin duda creo, que hemos de verbalizar la realidad por muy presente que se nos parezca, evidente incluso, pero tantas veces obviada e infravalorada.

En dicho artículo hablé de algo tan candente como es el tema de los carteles paritarios, de los que di buena cuenta con ejemplos. Mencioné las muchas plataformas que están surgiendo, algunas como SheSaid.so o Discwoman, para promover el talento e incansable trabajo ya no solo de las artistas, sino de cualquier rol que desempeñe la mujer dentro del sector. Toqué el tema del acoso y menosprecio que ésta sufre en su ambiente de trabajo, o en el entorno discernido que supone una fiesta. Tomé conciencia de un acopio de cuestiones que están ahí y limitan nuestro hacer por el simplemente hecho de ser mujeres. Aún en el año 2020 esto produce urticaria a cientos miles de seres, si se les puede llamar de algún modo, pero es ahí cuando nuestra contienda pacífica ha de armarse de más fuerza, y hacerlo para hablar en materia de género y expresar  la conexión que une al movimiento con la música electrónica, desde figuras tan relevantes y que ya comenté como Elisha Gray o Delia Derbyshire a, por ejemplo, cualquier ingeniera de sonido, booker, promoter o DJ. Y de porqué hemos de seguir dándole un valor, recuperar nuestra robada identidad.

Hoy el contenido es otro, pero la misión es la misma. Dar a conocer la incansable labor de mujeres que desde su posición buscan la igualdad y el respeto colectivo, los derechos expatriados y erradicar las dificultades impuestas. O simplemente de mujeres innovadoras, diferentes, en definitiva, que inspiran. Porque es necesario tener ejemplos, como el faro hace de guía.  Y aunque soy consciente de que toda lista o selección parte de un acto subjetivo e incompleto, seguramente equivoco si se ve desde otra perspectiva, es tan solo una lista, de las que, a mi parecer, son mujeres que hemos de tener en cuenta, al menos pararnos a observar. O Quizá, y mejor dicho: escuchar. Evidentemente la lista podría ser más extensa, prácticamente infinita, y que aunque existe un ejercicio de investigación concienciado tras ello para formarla, inevitablemente en algún punto debía frenar. Estoy segura de que el resultado jamás sería exacto, porque nunca llueve a gusto de todos.

Por último, añadir que esto no es una competición, que aquí no hay una mejor que otra, y que ni de lejos está como ya he dicho, representado el talento y lucha femenina en su totalidad. De hecho y el orden es meramente alfabético. Ya llevamos siglos bajo el yugo patriarcal que nos posiciona unas contra otras, es la hora de enseñar que estamos más unidas y orgullosas que nunca.

Björk

Lo cierto es que la artista islandesa a esta alturas no requiere de presentación. Nacida en la tierra de hielo, denominada así por los vikingos, Björk es un alma polifacética, experimental, extravagante, original, transgresora. A la que cualquier definición jamás se ajustará como es debido a su persona.

Tenía 12 años cuando comenzó en la música, desde entonces nada ni nadie la ha frenado. Ni la censura de sus vídeos allá por 1995, ni los periodistas con los que ha tenido más de un altercado. Ni siquiera la bomba de ácido sulfúrico que enviaron a su casa en el 96 para matarla. Al contrario, bien parece que todos esos incidentes, que todas esas trabas del sino, la auparon aún más en una gloria bien merecida. Engendrada del más bello caos y llevada a acto a través de las más innovadoras herramientas, adelantadas a su tiempo, como ella. Tecnología 360º para la grabación de un videoclip o que su disco Biophilia en 2011 se convirtiese en el primer álbum de la historia en ser lanzado en formato app-álbum. Hacen de su trayectoria una de las más ambiciosas de la industria.

Aunque durante mucho tiempo, prácticamente 10 años, se mostró reacia hacia el feminismo, en 2015, en una entrevista para Pitchfork finalmente se pronunció y postuló como tal, alegando: «Sólo soy un cantante, no me sobrepasa el ego. No soy una sexista, no estoy en contra de los hombres o a la defensiva, pero puedo sentir una tercera o cuarta ola feminista en el aire; así que tal vez este es un buen momento para abrir esa caja de Pandora un poco.»

Dasha Rush

Otra de las artistas que no requieren de una introducción previa, pues la avala un curtido camino en esta nuestra escena, es Dasha Rush, quien este año se está tomando la vida de DJ más holgadamente. Conocida mundialmente por sus sets de techno crudo, pero etéreo, sus producciones opacas y candentes, capaces de follarte la mente desde el primer bpm, Dasha ha decidido frenar un poco su vida »on tour» para dedicarse de lleno al resto de proyectos, todos ellos experimentales y artísticos, con un background intelectual detrás sin parangón, y que sacan a relucir cuan inquieta es su mente, así como sus ganas de brindar las nuevas y emergentes posibilidades que ofrece este género musical. Trasformándolo y haciendo que beba de otras disciplinas.

Asimismo, la DJ y productora rusa, dueña del sello Fullpanda, e integrante de varios live shows como Attention Deficit Disorder (ADD) junto a AnD, o LADA un proyecto colaborativo con Lars Hemmerling y principalmente basado en la improvisación, la convierten en una de las artistas más completas y perspicaces del panorama. No obstante, la cosa no frena ahí, de hecho va más allá, tanto que es parte del programa del Instituto de Sonido Espacial. El cual comienza con la idea de que la forma en que evolucionamos nuestra escucha, será la forma en que evolucionemos nuestro entorno. Y la forma en que evoluciona el medio ambiente, será la forma en que evolucionemos como seres humanos.

De igual modo, uno de los más recientes y ambiciosos proyectos en los que anda involucrada es en el audiovisual y de nombre Aurora Cerebralis, Pero como digo, su lista es extensa. De matrícula de honor.

DJ Marcelle

Cuando comencé a plantear el artículo, como en muchas de las ocasiones, pregunté a mis amigos más cercanos, verdaderos melómanos y apasionados de todas las corrientes electrónicas. Me recordaron a DJ Marcelle. Automáticamente se me vino a la cabeza su set que pude disfrutar hará un año, quizá algo más, en Siroco. Su técnica y su arte en la mezcla hacen de ella una mujer a la que no le importa un solo canon. Y eso es increíble. Te aúna como si de un cóctel explosivo se tratase, desde ritmos orientales o africanos, a dubstep, breakbeat o hip-hop.

Avalada desde el 2008 nada menos que por Hans-Joachim Irmler, miembro fundador de Faust (leyenda viva del krautrock) y con una técnica que consta de 3 platos, Marcelle y como bien leí sobre ella en una entrevista para un medio español, es toda una artista avant-grade. Su último álbum, Saturate The Market, Now! fue escrito en dos semanas usando solo su equipo analógico y una selección de muestras vocales. En dicha entrevista contaba:  “Veo la tecnología como un medio para un fin, como algo que tienes que usar y abusar. Admitía también, que el nombre del álbum es un juego de palabras sobre la forma en que mucha gente en la escena ve la música, como un »mercado para productos’. No me gusta esto. Ya es hora de destruir el mercado. Para mí es esencial tocar música contemporánea. No quiero que la gente reconozca canciones.»

Deena Abdelwahed

Su hybrid set en Sónar 2017 la posicionó aún más en el mapa, aunque ella ya destacaba por representar el sonido más futurista de Túnez. A través de una mezcla única y personal de ritmos footwork, músicas árabes tradicionales y techno abrasivo, esta artista nacida en Qatar es parte de ese nuevo orden mundial creativo. Un nuevo punto de inclinación y encuentro entre occidente y oriente. La respuesta de una juventud conectada y liberada, que toma el control de la nueva descolonización. Y Deena lo consigue desafiando abiertamente los estereotipos de la electrónica experimental.

Además, en 2018 se unió como residente al colectivo de mujeres queer con base en Berlín, Room 4 Resistance. Vanguardista y no binario, centrado en la construcción de comunidades y la creación de un espacio más seguro, así como a la visibilidad de artistas poco representados en la música dance. En el que además están rRoxymore, Luz, Doc Sleep, Yuko Asanuma o Nazira, entre otras.

Electric Indigo

Aunque sus comienzos parten del Jazz como DJ en una radio en 1989, la música electrónica, y más concretamente el techno de Detroit y el House de Chicago le hicieron la llamada. Cuando se mudó a Berlín en los 90 firmó por Hard Wax y en el 98 creó Female:Pressure, una plataforma internacional para DJs, productoras y artistas femeninas involucradas en la música electrónica. Y que nació para promover mediante una base de datos, una fuente de información sobre las artistas, el apoyo mutuo y la comunicación.

Holly Herndon

La productora de Proto, uno de los mejores álbumes del año pasado y del que te hablo en este artículo sobre la Inteligencia Artificial, al igual que de la propia Herdon, es otra adelantada a su tiempo. Su labor de investigación tenaz y su pasión envuelta en coherencia la convierten en una de las figuras más prometedoras de nuestra era.

JASSS

Abstracta, pero concreta, de férreos principios y racionales ideas. Contundente, elocuente, un alma corpórea que bebe de muy diversas y artísticas fuentes de inspiración, y todas ellas en conjunto, las transmite a través de sus producciones, extravagantes y experimentales, sensitivas y estimulantes. Pero también con sus sets, que propician atmósferas enérgicas de muy diferentes texturas acústicas. De raíces rurales y pasados de música tenue, la asturiana Silvia Jiménez Álvarez, quien ya nos respondió a unas preguntas, es una de las figuras nacionales y contemporáneas con mayor progresión, así como con una ambición artística envidiable y feroz.

Además, está a punto de lanzar EP vía Whities

Marie Davidson

Delicada pero vigorosa, imparable, talentosa y muy, muy cuerda. Marie Davidson es, a mi parecer, un todoterreno enérgico, con una visión muy particular, y que sorprendió a muchos hace poco en el reportaje que le hizo Resident Advisor para su sección Beetween The Beats. Donde toca temas que parecen tabú, pero son trascendentales, como bien puede ser el efecto de una vida on tour en la salud mental. Y que es por ello, por lo que desde septiembre del pasado año se ha tomado un descanso. «Llego a estos estados donde empiezo a cuestionar todo y me odio, Me odio por no poder disfrutar de la gira«, confesaba para el medio.

Musicalmente su obra es muy personal, es un hecho que Davidson toma la música como un medio para comunicar. Su álbum Working Class Woman y que salió en Ninja Tune, es buena prueba de ello. Toda una oda a esa necesidad de despertar y de hacerlo con conciencia.

Miss Djax

Su pensamiento liberal y su profunda necesidad de libertad la heredó de su padre, un pintor. Y su determinación y fuerza, de su madre, una jueza. Ambos la animaron a seguir su pasión musical, algo que tuvo claro desde los 12 años, ¡y menos mal! Pues su incursión en la aventura electrónica cambió mucho todo el paradigma. Fundadora de Djax Records, un sello que todo fanático del techno, el acid o la música de baile en general debería, sino haber escuchado, al menos conocer. Y que no ha mermado en su misión de lanzar constantemente sonidos underground.

Saskia Slegers es una mujer independiente, que comenzó en un terreno y un tiempo que bien era considerado solo de hombres. Ha construido una reputación que se mantiene sólida como el granito, adaptándose a los cambios del más caprichoso destino. Y situando a Eindhoven en el mapa de la música electrónica del mundo.

Valesuchi

El tema del feminismo es algo que Valesuchi ha tratado en alguna que otra entrevista, y es por ello que me parece muy interesante aportar su visión. Para ella, en este sentido, el feminismo consiste en ver más allá de lo evidente. Y es la música una herramienta para destrozar el sistema y alcanzar dicho objetivo. Con sus sets y producciones, que gozan de una versatilidad y eclecticismo pasmoso, y que van desde el soul y el funk hasta el techno más intrínseco, se ha tornado una artista atípica pero muy potente. Es conocida también por poner de manifiesto cuan importante es que todos conozcamos el significado del intercambio cultural, que implica una relación bidireccional, mutuamente beneficiosa y mejorada, luchando juntos contra la asimetría estructural, y que presentó contra el festival holandés Dekmantel.

Volviendo con el tema del feminismo, aclarar que se niega a encasillar o definir al hombre. Para ella el problema no es el género ni la heterosexualidad: el feminismo y la relación con lo masculino es un tema de energías, no de definiciones estrictas. De hecho y alega: “Los hombres que tienen un interés en su propia energía femenina se interesan en las mujeres y en lo no-masculino. Los que no, no simplemente, y en todas las microescenas de la electrónica en el mundo hay matices solo de eso para mí: hueones que son solo hombres, o hueones que no son solo hombres, así como hay mujeres que no son solo minas. Hay que equilibrar la energía femenina y masculina, averiguar hasta donde llegan y comienzan las dos en uno mismo,”

Por otro lado, resaltar su track Nasty Woman y que hizo junto a Matías Aguayo. Es el vivo ejemplo de cómo mezclar el poder de un discurso (en este caso el poema de Nina Donovan, una joven de 19 años y recitado por la actriz Ashley Judd frente a una audiencia de más de 500 mil personas en la última Marcha de las Mujeres de Washington. Como respuesta al machismo de Trump, la misoginia y a la violencia hacia las mujeres.) con la vibración de la música, de cómo llevar la lucha a la pista de baile.

 

 

Veronica Vasicka

De madre uruguaya y padre checo, la DJ y productora neoyorquina Veronica Vasicka, bautizada por muchos como la madrina del minimal wave, es toda un digger de LPs y cintas con una labor dentro de la escena que abarca muchos parámetros. Desde locutora y directora de programación en East Village Radio, una estación de radio en NY que destaca por su curaduría musical, hasta convertirse en una de las  principales impulsoras del chillwave.

No obstante, y una de las razones por la cual la incluyo aquí es a colación de otro de sus apodos, el de arqueóloga del vinilo, debido a su obsesión por buscar y rescatar las gemas sónicas más antiguas. Entre ellas y antiguamente las de Oppenheimer y Das Ding. Y es que esto y una pequeña entrevista que le hizo el medio The Vynil Factory, me hizo pensar cuan pocas mujeres se dedican a la reedición de vinilos. Y lo necesario que es también visibilizar esto. Las cuestiones que responde no tienen desperdicio.