Nitsa consolida su apuesta por el urban y la electrónica emergente con Malecón

Parecía cuestión de tiempo. Después de que Apolo se abriese paulatinamente a la música urbana en todas sus acepciones programando fiestas como Infierno o Marabú, cediendo su espacio al programa El Bloque y acogiendo conciertos de Yung Beef o Bejo, el cambio de paradigma llega a su fase culminante con el anuncio de las fiestas Malecón.

Desde el pasado septiembre, Nitsa ha presentado una de sus principales novedades, las fiestas Malecón, dedicas a la música urbana y al trap, que tomarán cada viernes, alternando Nitsa y Astin,

Tal y como ellos describen en nota de prensa: «el club amplía su apuesta mensual habitual por la electrónica de baile con la consolidación de una nueva línea de programacióndedicada a la música urbana y a los sonidos que mejor están definiendo el panorama musical de vanguardia».

Y es que Sala Apolo y Nitsa, son dos de las ramas de un Primavera Sound cuya última edición ya aplicó el cambio de paradigma en la industria musical en una programación mucho más enfocada a las nuevas expresiones de la música urbana, el pop y la electrónica en los márgenes.

Malecón quiere dar espacio a esa «nueva electrónica», dando cobijo a «un público amplio y versátil» y complementado la actual oferta de las fiestas Club Marabú e Infierno.

Este viernes tendrá lugar una nueva Malecón con el funk y el ballroom-vogue house como protagonistas. Estarán Linn Da Quebrada y MikeQ en una fiesta que sirve de precedente para la renovada apuesta de la sala barcelonesa de unir fuerzas con artistas emergentes, sellos y colectivos tanto nacionales como internacionales provenientes de micro escenas musicales y con un fuerte compromiso con las minorías.