Ioan Gamboa estrena disco, Vibrations. Un debut de un productor nacional que tuvo que irse a Berlín para encontrar su camino artístico. Un camino que te lleva por sinuosas melodías como marcada seña de identidad. En una época en la que el neo-trance que tanto triunfó hace 10 años, Gamboa apuesta por la sensibilidad para ir más allá del baile. El de Madberlin nos trae un Beatcast donde su imaginario sonoro queda más que patente. Sergio Bifeis le entrevista y averiguamos sus procesos creativos y su identidad como artista.

Hola Ioan, lo primero de todo, ¿cómo explicarías a alguien que no te conoce como artista la música que nos traes en este Beatcast?

¡Hola! Pues la idea de este Beatcast es la de acercar a la gente algunos de los artistas y tracks que han marcado el camino de mi disco. Son artistas que me encantan y que me inspiran, y creo,  sin duda alguna, que han influenciado en el camino que he seguido con el álbum.

¿Cómo ha sido el proceso de selección del tracklist y en qué formato lo has pinchado?

Pues la selección no ha sido complicada, ya que, como te comentaba antes, he querido simplemente ofrecer al oyente una perspectiva más cercana a mi entorno musical, a todo eso que me acompaña, muchas veces de manera inconsciente, cuando me siento a producir en el estudio.

Acabas de editar Vibrations, tu primer disco. ¿qué nos encontraremos en él?

Pues Vibrations es un LP en el que doy cabida a un yo más maduro como productor, despreocupado por los géneros y por las etiquetas. Para la creación del álbum he estado encerrado en el estudio un año aproximadamente y durante este tiempo he experimentado mucho con la intención de salir de mi rutina de producción e intentar llegar un poco más allá de lo que lo estaba haciendo.

Cuando llevas mucho tiempo dedicándote a esto, a veces corres el peligro de acabar haciendo siempre lo mismo, en gran parte por la “presión comercial” o por encajar en determinados sellos o círculos de artistas, lo cual, y cada vez que lo pienso, me doy cuenta de que es una sandez tremenda. Para el álbum quería sorprender  y sorprenderme sin preocuparme de todo esto, quería hacer cosas fuera de lo que la gente estaba acostubrada a oir de mí y el resultado ha sido éste: 11 temas que chupan de mucho sitios, pero que he intentado que tengan mucha personalidad y que vayan desde la electrónica de sofá, a la de club de horas tardías.

Nikola Tesla es una influencia y te has basado en el estudio de la Cimática ¿cómo fue el proceso creativo?

Pues el tema de Tesla y la Cimática son cosa distintas, pero están muy relacionadas por algunas de las teorías que Nikola Tesla tenía.

Tesla afirmaba que todo en el universo es energía y vibración con una frecuencia determinada; la Cimática, por otro lado, es la ciencia que estudia la manera en la que las vibraciones afectan a la materia. Ambas ideas me atraparon desde el principio, y sin quererlo se acabaron convirtiendo en el tema central del disco y en gran parte de mi vida a día de hoy. De ahí el nombre del LP “Vibrations” y la afinación especial que lleva, en este caso afinado a 444hz.

En cuanto al proceso creativo, he de decir que es muy caótico..Me encanta no cerrar puertas a la sorpresa y experimento mucho con los sonidos hasta que los llevo a mi terreno y los hago míos. Para este disco he trabajado solo con herramientas digitales, ya que aunque me encanta el hardware, últimamente me ha dado mucha guerra y eso entorpece mucho mi manera de trabajar.

El disco es prácticamente autoeditado, aunque salga por Madberlin, ¿tan difícil es que un sello apueste por sonidos melódicos?

Bueno, el disco está editado en su formato digital por el sello americano ‘Particles’, que es un sello con el que ya he trabajado previamente y trabaja muy bien, tiene buena exposición y distribución, y están siempre atentos a los detalles. Para el CD, efectivamente, hemos decidido editarlo en mi sello Madberlin.. como en casa, en ningún sitio, ya sabes.

Pues tío, no sé qué decirte en cuanto a lo que me preguntas de los sellos. Hay muchos sellos buenos que trabajan sin miedo la música melódica, pero creo que mi estilo musical se encuentra a medio camino de muchos sitios, y a veces es difícil que encaje en los estilos pre-definidos de los labels.

 Cuando escucho tu sonido, me recuerda a un cruce entre James Zabiela, un progressive-house de la época de los primeros Border Community y un techno melódico. ¿Estoy en lo cierto? ¿Tus raíces vienen de esa época neo-trancera?

Jajaja, lo curioso de este álbum es que, cada persona que lo escucha le recuerda unas cosas u otras y me da referencias distintas, pero sí, sin duda, tanto Zabiela como Border Community tienen mucho que ver con que yo esté haciendo música hoy en día. Mis raíces, no obstante, son también muy ‘techneras’, de ahí que mis directos sean tan enérgicos.. ¡me gusta mucho hacer bailar a la gente!

De todas formas, si tuviese que enumerarte artistas que me gusten y que me influyan tanto por su música como por su manera de trabajar, James Holden, muy posiblemente, sería el número uno.

Vibrations lo estuviste presentando dentro de Madrid Music Days ¿qué balance haces de aquella fiesta?

Sí, tuve la inmensa suerte de presentar el álbum en casa y rodeado de amigos, familia y gente a la que quiero… no se puede pedir más. Era la primera vez que probaba la nueva configuración del Live con los temas nuevos y sin duda, creo que salió genial.

Electronic Colors es tu plataforma y colectivo al que le dedicas una canción en el álbum….  Cuéntanos quiénes lo forman

Electronic Colors es una plataforma creada por mi hermano Nacho Gamboa y su socio Daniel Ruiz con la intención de promover y presentar sonidos distintos dentro de un marco audiovisual.

El proyecto lleva un año y medio funcionando, y durante este tiempo han hecho ya muchas buenas fiestas y se ha contado con artistas internacionales, que casi se puede decir que han debutado en tierras españolas de la mano de Electronic Colors. El plantel de artistas, no obstante, es nacional y se cuenta con gente que tiene un nivel increíblemente bueno, tanto en directo, como en el estudio; gente como David Granha, Soulwerk, John Axiom, Oscar Vázquez o Anatómica, que para mí, serán sin duda gran parte de la electrónica española en un futuro muy cercano.

-Sabemos que para ti tu hermano es un apoyo fuerte como artista…

Efectivamente, mi hermano es un gran apoyo, tanto en lo personal como en lo profesional. Tengo la increíble suerte de compartir con él mi pasión por la música y de tenerlo ahí siempre que lo necesito, – que no es poco -. Él siempre está dispuesto a echarme un cable. Además es un tío que le pone corazón a todo, super luchador y que me complementa genial, ¡formamos un gran equipo!

Eres un productor español exiliado en Berlín, ¿fue por necesidad o porque veías que aquí no se te valoraba artísticamente? ¿Qué diferencias notas allí con respecto aquí?

Pues fue por necesidad interna. Estaba en un momento en mi vida en el que necesitaba un cambio, estaba atado a un trabajo que me gustaba pero no me apasionaba y trabajando a deshoras en mi proyecto musical. Soy de esas personas que prefiere arrepentirse de lo que ha hecho que de lo que dejó sin hacer.. así que dejé mi trabajo, después de 6 años en él, y me vine a Berlín a hacer camino. En mi caso, la cosa no ha cuajado del todo con la ciudad, ya que musicalmente, a día de hoy, estamos en universos distintos, pero me permite el estar mucho más centrado en mis cosas y ser mucho más productivo.

¿Volverás a retomar, algún día, tu aka Kill The Minimal?

“Nunca digas nunca”. No sé, si te soy sincero, a día de hoy no me planteo nada con esto. En parte lo veo en el pasado y como parte de la evolución que me ha traído hasta donde estoy ahora mismo, pero no se puede cerrar la puerta a algo que ¡tantas alegría me ha dado!

 Muchas Gracias por todo, y si quieres añadir algo más es tu momento.

¡Muchas gracias a vosotros! Todo un placer el poder estar charlando con vosotros y el poder acercaros con el Beatcast un poco más hacia mi universo de sonidos.

Un abrazo muy grande.

Ioan Gamboa | BC 021 by Beatburguer on Mixcloud