Perteneciente a varios colectivos nacionales, como Rompenúcleos y Cientosesenta, y colaboradora  del colectivo londinense Network en York, la zaragozana Vanilla Killer se dejó maravillar por los sonidos jungle hace tiempo; en concreto a los 16 años, poco antes de mudarse a Barcelona allá por 2005 y ser testigo de la última época rave de la ciudad, desarrollada en la zona de Poble Nou y gracias a activos como Jungle Jungle.

Las sesiones de Vanilla Killer desprenden una energía tan hechizante como desbocada donde el footwork se enreda con el drum’n’bass y las estructuras amen break; y en las que  se deja entrever un continuo halo de carácter old school, que a veces pasa de los tonos más centelleantes a los más grises. Eso sí, sin hacer el más mínimo amago de tregua en la pista de baile. 160 bpms como terapia de vida saludable.

¿De dónde viene tu nombre artístico?

Me inspiré en una canción de un disco que me gusta mucho de Amon Tobin, el disco se llama Foley Room y la canción The Killer´s Vanilla.

¿Cuándo comienzas a interesante por los sonidos jungle? ¿Hay algún desencadenante concreto?

Cuando tenía 16 años fui a una fiesta por casualidad del colectivo de drum’n’bass y jungle Massive Drum Kru en Zaragoza y allí es donde escuché por primera vez este estilo. Cambió la visión que tenía hasta entonces de la música electrónica y me fascinó. En el 2005 me mudo a Barcelona a vivir y allí es cuando tomo un contacto más profundo con la escena jungle, drum’n’bass, breakcore… Empiezo a ir a muchas fiestas, a conocer gente de colectivos y a comprar mis primeros vinilos.

Precisamente, me gustaría hablar un poco de los colectivos a los que perteneces: Cientosesenta y Rompenucleos. ¿Cómo surgen?

Cientosesenta surgió el año pasado del grupo de facebook “Footwork Spain”. Nos juntamos como unos 15 Djs que nos gustaba el footwork y decidimos montar la primera fiesta. Sólo hemos hecho tres fiestas, porque es complicado encontrar sala y poner de acuerdo a tanta gente, pero la verdad es que los eventos han tenido muy buena aceptación. De momento todas han sido formato free party, porque el objetivo principal era promover el estilo, darlo a conocer todavía más y pasar un buen rato; yo solamente he podido pinchar en una de las fiestas. Rompenucleos es el otro colectivo al que pertenezco; comienza en 2012 en Zaragoza y es un colectivo bastante underground. Promovemos estilos como el breakcore y hard drum’n’bass principalmente. No hacemos muchas fiestas al año porque intentamos ofrecer en cada fiesta una buena programación contando con artistas nacionales e internacionales. Preferimos calidad antes que cantidad.

¿Y las fiestas Jungle Jungle? ¿Viviste la época de las raves en Poble Nou en los años 00’?

A Jungle Jungle les tengo máximo respeto y admiración, llevan un montón de años haciendo muy buenas programaciones, trayendo a grandes artistas nacionales e internacionales y sobre todo apoyando a la escena local. Cuando llegué a Barcelona aun pude vivir intensamente unos dos años todo el movimiento rave de Barcelona, pero poco a poco se fue viendo una degradación. Las fiestas cada vez eran más sombrías, también empezaron a endurecer la leyes y no había tanta libertad. A parte de que las fiestas ya no eran lo mismo, empecé a interesarme por otros sonidos más experimentales que no podía encontrar en las raves.

Tienes otra vida paralela a la musical, centrada en la moda, ¿cómo comienza?

Siempre he tenido bastante fijación por el arte y el diseño y cuando acabé el bachillerato en Zaragoza, decidí irme a estudiar Diseño de Moda a Barcelona. Cuando acabé la carrera, me quede unos cuantos años más trabajando. Actualmente tengo mi estudio en Zaragoza y sobrevivo de ello, porque la situación esta muy complicada.

¿El último disco que te has comprado?

El vinilo del sello Hyperdub, “Nextlife”.

¿El próximo disco que te vas a comprar?

Tengo una lista bastante extensa de discos que quiero. Pero uno disco que me gustaría comprarme que ha salido hace unas semanas es el nuevo de Venetian Snares, se llama “Your Face”, del sello Planet Mu.

¿Actividades para las que el médico debería recomendar/obligar a la escucha de 160 bpms?

Recomendaría para combatir el estrés poner unos temas de juke y hacer unos pasitos de footwork.

¿Un estilo musical o un artista que escuches y que te cueste confesar?

No me cuesta confesarlo, me encanta el bakalao. De hecho me siento súper bakala. Sobre todo el de principios de los 90, me flipa.

¿Tienes alguna canción de despertador? Y si no, ¿con qué canción te gustaría despertarte cada mañana?

Le doy mucha importancia a despertarme con música, me cambia el día. Desde hace unos días me despierto con “Never” de Lion. Pero voy cambiando según mi estado de ánimo. No escucharía todos los días la misma canción porque todos los días no me siento igual.

¿Cómo has creado esta sesión y qué vamos a encontrar en ella?

He grabado esta sesión con 2 cdj technics sl-dz1200 y una mesa vestax. Vais a encontrar variedad de estilos, como en todas mis sesiones, mi gusto es bastante extenso. Desde hace unos cuatro años parto mucho del juke pero siempre fusionado con otros estilos como: jungle, hip hop, broken beats… Me gusta introducir distintos estilos, pero suelo rondar siempre los 160bpms.

BC 035 – Vanilla Killer by Beatburguer on Mixcloud