Todo lo que aprendimos de «El Mal Querer» en los Stories de Rosalía

Anoche, mientras en la televisión tradicional se decidía qué celebrity se llevaba otra edición de Master Chef, en la otra televisión, Instagram, el pico de audiencia era para un buen puñado de stories (¿no lo ves?) publicados por Rosalía como respuesta al ya célebre vídeo en el que el youtuber Jaime Altozano desgrana desde un punto de vista principalmente técnico su segundo LP, El Mal Querer.

El diálogo 2.0 definitivo se inicia con la barcelonesa agradeciendo a Altozano «un vídeo tan guay» y se extiende durante casi tantos minutos como el propio disco. Un interesante y enriquecedor intercambio de impresiones que confirma que Rosalía es el mejor ejemplo de artista contemporáneo.

Las confesiones y opiniones que comparte acerca de su propia obra nos dejan unas cuantas conclusiones: desde que la autora no percibe influencia trap en El Mal Querer («tiene mucho de música urbana, pero no pienso que haya trap en el disco. Es una música que asocio con una temática muy concreta») hasta que Malamente podría haber sido una canción muy diferente a la que finalmente hemos conocido («este capítulo iba a ser una zambra, pero no acababa de funcionar»). Otra de las revelaciones sobre el primer single, compuesto en la isla de El Hierro, nos descubre que ese sonido cercano a la sirena de un barco que escuchamos un par de veces no es más que la voz de Rosalía tratada («pitcheada pa’abajo») por El Guincho.

El improvisado tutorial, lleno de curiosidades, reivindicaciones y agradecimientos, no rehúye temas como su fichaje por Sony («hace solo tres meses que yo firmé como artista por una compañía») o el siempre controvertido uso del auto-tune («es un recurso más a nivel de sonido que me ha parecido interesante investigar»). Conviene pasarse por el perfil de instagram de la cantante para conocer más a fondo un álbum que, pese sus escasos 30 minutos, parece infinito.