Botando en el tunning de Royce Rolo

Royce Rolo

Este fin de semana Royce Rolo estará haciendo una sesión en el festival de música electrónica Amanecer Bailando, y en el concierto de Sticky MA en Fuego así como en la afterparty. Hablamos con el beatmaker y productor gallego sobre la disolución de géneros musicales, la necesidad de mover el culo en los conciertos y su pasado y presente en la música.

Fotos por @majoinvalido y @flormtnez

Royce Rolo es uno de los nombres más recurrentes en los créditos de las canciones con más reproducciones del hip hop en España. A veces junto a su vecino Danni Ble, muchas otras solo, se ha encargado de producir gran número de canciones de la gente de Agorazein, tanto C. Tangana como Sticky M.A., entre otros. A pesar de que sus producciones se inspiren en el trap clásico y la new wave de los states, la música de Rolo tiene unas vibraciones electrónicas muy particulares, así como una sensibilidad para buscar respuestas físicas a sus ritmos.

Aprovechando su paso por Fuego y el festival Amanecer Bailando, nos conectamos vía telefónica con el productor gallego, actualmente en un estudio de Madrid trabajando en nueva música para hablar de como la música de su pasado ha influenciado en sus producciones de rap, una evolución que ha hecho el propio género estos últimos años.

El festival donde pinchas este fin de semana une escenarios de techno y electrónica con otro de hip hop. ¿Cómo crees que se llega a este punto? ¿Dónde coincide el techno con el rap, el trap, etc.?

Yo creo que es por la época en la que estamos. Realmente fuera de España siempre han hecho cosas juntos todos los estilos. En Alemania, Francia, Inglaterra, hay festivales de Hip Hop que también tienen sus carpas de electrónica y al revés, festivales urbanos que tienen sus zonas de electrónica. Yo creo que el público es común, pueden casar perfectamente.

¿El Hip Hop también se ha acercado a sonidos más electrónicos y bailables, no?

Exactamente. Es lo que te decía, pero el 90 también puede encajar perfectamente. Hubo unos años en los que el drum n bass estaba a tope, y eso es electrónica y urbano. Ahora es la época en la que esta saliendo todo a flote.

El fenómeno del Grime ha sido un buen ejemplo también.

Exacto. Esta muy unido todo ahora.

royce rolo

¿Entonces, crees que el público de un escenario de música urbana y uno de techno es el mismo?

No es la misma gente exactamente, pero lo que sí creo es que tanto unos como otros les da igual escuchar una cosa que la otra. Tengo colegas que van a venir al Amanecer Bailando, que no escuchaban rap y les flipa la electrónica, y van a estar en los dos escenarios, van a estar en ambos lados. Ahora la gente se lo disfruta más.

Además veo que el escenario Caviar une tanto sonidos más contemporáneos como rap mas clásico.

Esta bien planteado. Es España y tienes que hacer un producto que tu puedas y vayas a vender aquí. Tienes que fijarte en lo que consume la gente, no solo en tu capricho.

Una forma de reconciliar sonidos similares que normalmente están separados…

Claro. A ver, al final hacemos lo mismo. Unos tienen un deje y otros otro, pero todos estamos en el mismo barco, más o menos.

Si algo llama la atención es que todos los nombres son de primera fila.

Al final es eso, estamos haciendo todos lo mismo, música. La gente nos escucha y es eso, oferta y demanda.

«Hasta los 18 yo era el dueño de un coche tunning con un equipo de música que ocupaba todo el maletero, te lo digo enserio. Puro párking.»

A parte de las actuaciones en directo, tu y Flaca hacéis DJ set. Qué tiene tu música o tu forma de pinchar para que te programen en una noche así?

Tanto Flaca como yo tenemos el punto común de hacer bailar a la gente, algo básico cuando vas a pinchar: la gente tiene que mover el culo. La verdad es que no tenemos ningún prejuicio a la hora de poner cualquier cosa. Flaca siempre tira un poco más por lo latino, pero es que yo también (risas). Pongo cosas electrónicas a muerte, que Flaca también lo hace, porque somos muy abiertos y muy fiesteros, básicamente. Podemos hacer que todo sea más ameno.

Siempre que te he visto en un concierto, ya sea con C. Tangana o con la Damed Squad, siempre estas animando y dando espectáculo, por delante del que canta incluso (risas).

Claro tío, hay que tener espíritu tío. La gente cuando va a un bolo, a un festival, se lo quiere pasar bien, a no ser que quieras ir a un bolo de Rosalía que vas con sillas, que es otra movida. Yo también estaría sentado en una silla tranquilamente, que se hacerlo también (risas). Pero un festival de este calibre o una pinchada de nuestro rollo es otra cosa. La gente, el movimiento… lo que quieres es mover el culo (risas).

Entonces, ¿qué suena en una sesión tuya?

Trap, electrónica, RnB, movida jamaicana también, dancehall… Pincho de todo, también alguna clasicada de la que escuchaba yo antes.

En España, a diferencia de los States, hasta hace poco no se bailaba mucho en el ambiente del rap. Tu que vienes de otro mundillo, ¿puede que sea algo que hayas traído incorporado?

Pues puede ser. Yo, como creo que ya sabes, únicamente escuchaba electrónica. Nunca nunca escuché rap hasta que conocí a mis compis, a Cesar, Kaixo, etc. Aproximadamente en el 2008-2009. Hasta los 18 yo era el dueño de un coche tunning con un equipo de música que ocupaba todo el maletero, te lo digo enserio. Puro párking. Yo era carne de párking, carne de rave. Eso es otro rollo. Estilo Fabrik.  Las fiestas que se montan ahí… la fiesta es muy loca. Cuando conocí a los raperos eran todos muy metidos pa’ dentro. No se querían relacionar. Ahora es otro rollo completamente distinto. Ahora es vida. Al final estás controlando el mood de la gente con tu música y con tu actuación, tienes que ponerlos a vivir.

¿Tienes esto en la cabeza cuando produces, o es otra película distinta?

Casi siempre quiero que los temas sean botones, que boten, que sean botantes.

Que provoquen una reacción física, no solo anímica…

Anímica tiene que ser seguro, pero si mueve el pompis se multuiplica. No siempre es así, depende  de como plantees lo que vayas  a hacer. Pero si puede ser que tenga un poco de salseo, pues mucho mejor.

¿Qué música sonaba en el maletero de ese tunning?

Alexander Kobalski, DJ Rolando, que es mas antiguo pero que tiene un tema muy mítico que se llama Jaguar que lo conoce todo el mundo… Seguramente lo pinche en el Amanacer. Carl Cox lo escuchaba la hostia también… luego cosas más gitanas de Italodance como Gigi D’Agostino, cosas que dices… ¿Qué hace el Rolo escuchando esta mierda? (risas).

¿Empezaste a hacer música en esa época ya?

Estaba en el momento de cambio. A mi quien me cambió la forma de entender la música y de escucharla y todo fue Kongo Lacosta. Cuando lo escuché por primera vez sin conocerle dije «esta movida esta guapa, este rap sí me gusta».

Kongo Lacosta (aka Danni Ble) ya estaba haciendo dirty south y trap por aquel entonces…

Exacto, era esa movida, salsera. Ahí me empezó a enganchar esta música. Entonces conocí al Kongo ya, etcétera. Luego fue en Madrid cuando dije… voy a producir, en Madrid 2011. Dije voy a producir y todos «Ueeee mira el puto Rolo!», el puto Garo me decían (risas), Rolo no fui hasta mucho más tarde (risas).

¿Tiene algo en común a nivel de sonidos la música que produces con la música de tu adolescencia?

Sí que hay cosas comunes, a mi parecer. Los graves. Al final todos fuimos por el mismo camino. Son otro tipo de grave pero ahora es algo profundo, esta movida es pura electrónica, y al final los 808 son lo más profundo que hay a nivel de graves, por eso botas, por eso están todo el rato boom boom. Es muy común: graves profundos. Y luego (con el rap de antes no tanto) todas las melodías y los sintes son super electrónicos, de los años 90 de la movida del house, del deep house. Igual la escuchas y no es super igual, pero lo pones en contexto y ves que es el mismo camino.

A la hora de añadir todos estos sonidos, vosotros mismos , los productores, os habéis abierto la puerta del club.

Claro tio, al final en todas las fiestas hay un espacio para la música urbana y para la electrónica. No es decir… es un festival de techno con una carpa de hip hop, o un festival de hip hop con una carpa electrónica, y te sorprendes. Tiene que ser al revés, tienes que extrañarte de que no lo haya.

Cada vez está todo más abierto y unido.

Eso es la puta clave para seguir sobreviviendo (risas).

¿Y ahora mismo qué sonidos son los que mas te interesan?

Siempre estoy fijándome en todo, es una locura. No se que decirte… Ahora estoy con las guitarras, con el flamenco también… Ahora entre ceja y ceja estoy con movida Linking Park.

Meteora…

Es un discazo eso. También Blink 182, etc.

¿Has escuchado la mixtape de Goa?

No tio, pero quiero escucharla. Es en plan punki no?

Lil Peep a saco.

Tengo que escucharlo. Estoy en ese plan, me mola, me mola. Pero bueno, esto es en lo que estoy ahora mismo, dentro de un mes volvemos a hablar y te digo que estoy con las flautas peruanas a muerte (risas).