Undo: «En un club se unen música vanguardista, moda, baile, visuales… claro que es cultura»

Al habla con Gabriel Berlanga con motivo de su directo desde el Castillo de Iznájar para Night Room TV.

Undo es uno de los djs más paradigmáticos del cambio del milenio en la escena clubbing de Barcelona y más allá. Fichado rápidamente por Minifunk, donde entregó ese hit llamado Mirrorball, pronto creó Factor City, sello indispensable para entender el minimal techno hecho aquí (es decir, con mucha vocación pop, gusto por la melodía trance y la emoción a flor de piel).

Paralelamente a su labor de productor, Undo se ha convertido en estos últimos tres lustros en un DJ incombustible, ya sea desde su residente en The Loft, como en los clubs de medio mundo. Esa sensibilidad pop y ese espíritu ecléctico tan barcelonés se adueñan de unas sesiones con ocasionales guiños al electro, al acid o a la EBM.

Este domingo le tendremos en el nuevo show de Night Room TV de la mano del Festival Eutopia de Córdoba, donde presentará un live exclusivo desde el Castillo de Iznájar, uno de los pueblos del Sur de España con mayor encanto e historia. Lo podrás seguir en nuestro Facebook.

¿Cómo te ha cogido la pandemia, con una dosis de energía, optimismo y ganas de emprender proyectos eternamente pendientes o todo lo contrario? 

Pues ni una cosa ni la otra. Por un lado resignación y desconcierto. Por otro la resolución de seguir adelante y no bajar los brazos. Hay momentos para todo.

Te hemos podido ver explorando nuevos formatos y maneras de compartir tu música. Eres uno de los productores de aquí que más han apostado por el formato álbum. ¿Sigues creyendo en él? 

Sí, creo en el formato album. Me gusta alternar la inmediatez del single o el ep con el trabajo más pausado y elaborado de un album.  Y aunque cada vez se editan menos no creo que vaya a desaparecer. 

Muchos somos los que hemos acabado hartos de la ciudad durante el confinamiento, tú tomaste la decisión de abandonarla hace años. ¿Qué tal le sienta a tu creatividad trabajar alejado del ruido? 

Son nueve años ya viviendo lejos de la ciudad y estamos muy a gusto. Pero me encanta Barcelona y voy muy a menudo, sigue siendo mi segunda casa. Ahora vivimos en unos de los rincones más bonitos de este país. Os recomiendo venir a descubrir Palafrugell. 

¿Qué te inspira más, la música que te rodea o tu entorno?

Yo creo que es una mezcla de todo. Somos como esponjas.


¿Hay alguna música de otros en la que te hayas refugiado en estos tiempos oscuros? 

Por supuesto, la música cura. He estado escuchando de todo, mucho jazz y música clásica. Durante un tiempo me costó ponerme con las promos que me llegan pero ya estoy en vena otra vez.

Girona tuvo una gran importancia en el clubbing en los noventa y primeros dosmiles. ¿Nos podrías hacer una radiografía rápida de la ‘escena’ ahí? 

Los tiempos dorados del clubbing en Girona pasaron. Fue en los 90 donde clubs como La Sala del Cel, el Rachdingue o el Blau fueron una referencia. Ahora que parecía florecer una nueva escena el virus lo ha puesto todo patas arriba.

¿Qué has echado en falta por parte de las autoridades en materias de ayuda, etcétera? ¿Y al revés? ¿Qué podría haber hecho el sector del clubbing?  

De momento no he recibido ninguna ayuda. No puedo trabajar desde el mes de marzo y no he recibido un céntimo de ninguna administración. Así cuida la música y la cultura en general nuestro país. En cuanto al sector del clubbing no sé que más se podría haber hecho… nadie se esperaba esto.

Se viene hablando mucho de que el clubbing -que no el mal llamado ocio nocturno- es cultura. ¿Cómo defenderías esta afirmación? 

Es cultura desde luego. En un club se unen música vanguardista, moda, baile, visuales, en ocasiones performances. La cultura de club ha sido, desde que apareció, uno de los catalizadores de otras manifestaciones artísticas, desde mi punto de vista.

Con Night Room actuarás desde una ubicación muy singular. ¿Pero cuál es el sitio más raro desde el que has pinchado? 

Para Night Room Tv actúo en directo desde el Castillo de Iznájar. Un sitio espectacular. La verdad es que en estos 18 años en la carretera he tenido la oportunidad y la suerte de tocar en sitios muy chulos y algunos extraños sin duda como un invernadero, una estación de esquí o una plaza de toros. Pero nunca antes en un Castillo.

¿Qué has preparado para tu actuación exclusiva en Night Room?

Pues es un nuevo directo con batería. Tenía ganas de ir más allá y darle otra dimensión al directo después de dos años tocando yo sólo. Está siendo divertido tocar con Ricard a la batería y volver al local de ensayo. Ya habíamos tocado juntos hace años en una banda que se llamaba Fluzo.


¿Cómo es tu estudio últimamente? ¿Cuál es tu equipo habitual en tus últimas producciones? 

Al estudio se van incorporando sintetizadores. Últimamente estoy usando mucho el Grandmother de Moog y el Sh01 de Roland. El Base Station 2 de Novation también lo uso bastante, junto a mis clásicos Juno 6 o Korg Ms2000.

Este viernes te estrenas en Melodize. ¿Qué podemos esperar tanto de Undo como de Factor City de aquí a que acabe el año?

Estoy muy contento con mi 12” en Melodize, un sello de Brooklyn que acaba de empezar y están haciendo las cosas con mucho cariño. El disco acaba de salir en vinilo y digital y está teniendo muy buena acogida. También nuestra nueva referencia en Factor City. Un ep de 3 temas originales del productor cordobés Durand con un remix de Cabizbajo. Ya estoy inmerso en futuros proyectos.