El techno argentino está perfectamente posicionado en la escena mundial, tanto en términos de productores y selectores como en cultura de club. Este momento dulce no sería comprensible sin la aportación de los dos personajes que nos ocupan: Jonas Kopp y Pfirter. A ellos se les puede considerar pioneros del sonido techno argentino y al tiempo y en la labor de mentores o maestros has sido fundamentales en el advenimiento de nuevas generaciones de productores que se han visto apoyados o enseñados por ellos, la lista es larga: Pulse One, Alderaan, Farceb, Mental Resonance

Hablamos con ellos con motivo de la inminente edición de su trabajo conjunto para Pole Group: Seek EP, en él se reparten las dos caras del plástico ofreciendo una paleta sonora variada que va desde el puro ambient hasta demoledores torpedos de pista.

 

Ambos sois la punta de lanza del techno argentino y, por decirlo de alguna manera, también sois de los más veteranos, ¿Os sentís parte de la fundación de la escena techno actual en vuestro país?

Pfirter: A nivel producción creo que fuimos de los primeros en afianzarnos a nivel más global con nuestros releases por sellos internacionales y con proponer una estética sonora más personal y actual. A nivel dj, hay mucha cultura dentro del Techno que ya venía de hace tiempo en Argentina.

Jonas: Considero que fuimos la generación que se tomó esto a nivel global, somos de la era de internet y las comunicaciones globales, creo que pudimos aprovechar esto 100% y no dormirnos en los laureles creyendo que era suficiente llegar solo al techo de la escena techno Argentina, obviamente que el talento tiene que existir junto a estas comunicaciones globales.

 

¿Cómo estaba la situación musical electrónica en Buenos Aires cuando erais primerizos en esto?, ¿Cuándo decidís ponerse manos a la obra a crear y cuándo os sentís suficientemente preparados para mostrar vuestras creaciones al mundo?

P: Cuando yo empecé a frecuentar la noche la escena era muy distinta a lo que es hoy; había un par de lugares pequeños más underground donde podías encontrar música de vanguardia pero en su grandísima mayoría solo había clubs multiespacio donde la propuesta musical era extremadamente ecléctica y superficial. Con el tiempo la escena comenzó a diversificarse y a especializarse en clubs que apuntaban a un género o estilo en particular. Los comienzos del 2000 fueron el momento en los que decidimos trasladar nuestra experiencia como djs y como amantes de la música a nuestras propias creaciones.

J: En mi caso viví mi micro mundo en la escena house y techno, saliendo cada fin de semana desde el ano 1995 hasta el 1998 que empecé a trabajar en discotecas de forma continua y mi vida como clubber casi que se terminó en ese momento.
Pero fue la mejor formación que pude haber tenido, me hice muy de abajo y poco a poco fui experimentando cada nuevo proceso.

En el año 1999 empecé a incursionar con los primeros softwares del momento, me había cruzado con 3 productores de música industrial que me dieron unos tips sumado a que yo compraba la revista Future Music cada mes , donde adquiría demos y tutoriales para ir aprendiendo , en el ano 2000 saque mi primer álbum bajo el nombre de Area64 en CD editado por SUM records.

 

Ambos lleváis años viviendo fuera de Argentina, ¿creéis que si hubierais permanecido allí el éxito sería el mismo? Hace poco pregunté a vuestro compañero Reeko una pregunta similar y nos dio una respuesta muy interesante, no sé si vuestro caso es el mismo.

P: Seguramente que no. Si bien ambos nos dimos a conocer por nuestras producciones y nuestra música, el hecho de residir en Europa y poder tocar periódicamente en varios de los mejores clubs del mundo es algo que también nos permitió y nos permite estar cerca de la gente y transmitir nuestro mensaje. Y también a nivel local, la repercusión de nuestro trabajo en Argentina solo se vio materializada una vez que pudimos llevarla a cabo en el exterior.

J: Teniendo una hija en Argentina sigo eligiendo el mismo camino que decidido tomar artísticamente hablando, las oportunidades se dan una sola vez en la vida y si no las aceptas como tales, luego vivirás frustrado el resto de tu vida, y eso para un artista es literalmente la muerte, soy consciente de que si me hubiera quedado allí no podría estar viviendo de lo que amo, ni manteniendo a mi hija solo de ser dj o productor.

Obviamente que tendría que tener un proyecto que me de crédito financiero ya que vivir allí del arte es prácticamente una utopía, ya que la escena tiene 2 o 3 clubs como mucho donde tienen y deben rotar muchísimos djs locales e internacionales, matemáticamente hablando no dan los números ni los tiempos,  hay que expandirse.

 

Si es así, ¿En que momento decidís partir del hogar y llevar a cabo vuestra labor desde el exilio y porqué?

P: Mi decisión fue tomada allá por 2010, agobiado de tener que hacer tantos viajes tan largos para poder pinchar en Europa y también agobiado de la situación social y política en Argentina. Necesitaba armarme de un nuevo entorno para poder seguir avanzando.

J: La mía fue mas tardía justamente porque mi hija que era pequeña aún, esperé lo mas que pude por ella y por mi también, porque cuando son pequeños debes estar ahí disfrutando del crecimiento y la educación de la primera etapa es fundamental.

 

En un principio, imagino que sin tantos tutoriales online y sin tanta profusión de medios, la curva de aprendizaje sería dura. ¿Cómo fueron los comienzos en la producción? ¿Qué problemas hubo que superar? ¿Cuáles son las cosas más importantes que tuvisteis que aprender y cómo las aprendisteis? Igualmente en el entorno dj, ¿cómo y cuándo decidisteis poneros a la labor y cuál es el catalizador de esto?

P: Es cierto que en esa época no había tanta información al alcance de la mano, pero tampoco había tantas opciones en las cuáles perderse. Cuando yo empecé a pinchar a principios de los 90, solo se pinchaba con un mixer y dos platos de vinilo. El principal problema era conseguir los vinilos y el otro era tener tiempo para practicar. No había más formatos, no había tantas opciones ni dudas… A nivel producción, empecé trabajando con el software que tenía en ese entonces, y lo único que importaba era conocer bien esas 4 o 5 herramientas y utilizarlas para crear lo que tuviese en mente. Hoy salen productos nuevos todos los días a nivel hardware y a nivel software y todos estos suman muchas alternativas creativas y a la vez ocupan mucho tiempo para dominarlos y la curva de aprendizaje se volvió un poco mas dura si es que no quieres hacer la misma música que ya hacen casi todos.

J: Como te he dicho antes, fui aprendiendo sobre la marcha comprando revistas y explorando por mi cuenta, eran otros tiempos, donde se podía explorar y dedicar tiempo sin tener que editar obligatoriamente algo en un corto lapso de tiempo.

Esto me llevo a trabajar siempre con un softaware de edición usado como plataforma y luego otros que cumplían el rol de módulos virtuales.

En mi caso no hubo catalizador alguno, me tomé mi tiempo para desarrollar el sonido que me identifique a largo plazo y el conocimiento técnico y conceptual que me permita trabajar en diferentes estilos como el ambient, house y el techno mas conceptual.

 

Supongo que no hay mejor receta que hacer música interesante y de calidad para destacar a nivel internacional. ¿Cuál fue el primer trabajo que os abrió la puerta al circuito? ¿Cuál fue el paso que os introdujo en la escena global y cómo se produce ese contacto?

P: Yo destierro la idea de que hay un track o un release o un momento que genere un cambio o una aceptación de una carrera…tal vez pase en algún caso o con otros artistas…Personalmente creo que el camino se transita día a día y es el trabajo y las ganas y la constancia diaria lo que genera un resultado a largo plazo. Mi interpretación es que cada release y cada sesión son granos de arena que van construyendo lo que cada uno quiera construir y que los atajos solo sirven para llevarte al lugar equivocado.

J: A mí me parece que son simplemente tiempos y sincronías que juegan un rol en este aspecto. Como dice Juan Pablo si tienes constancia en algún momento esta sincronía llegara y el tiempo hay que saber esperarlo y mantenerlo cuando llega.

 

En términos de producción de nuevo y hoy en día, ¿cuál es el equipo que utilizáis en el estudio y cuáles son los componentes fundamentales de vuestros setups? Respecto a la actuación en directo, ¿de qué manera enfocáis la preparación y el repertorio? ¿Qué pensáis que es importante a la hora de llevar a cabo una actuación en directo?

P: En cuanto a setup en mi estudio, trabajé varios años con un setup modular bastante grande, y actualmente estoy en proceso de recambio, comenzando a trabajar con hardware más vintage. Es con lo que más cómodo me siento hoy.

Respecto a nuestras presentaciones en vivo, se basan más en improvisación, en lectura del momento y en dejarse llevar por el sonido. La única preparación previa que realizamos para los b2b es encargarnos de tener la mejor música posible, el resto se genera 100% en en momento.

J: No voy a dar marcas ni modelos por una cuestión de que quiero mantener mi setup en un plano personal, pero utlizo mixer analógico-digital, efectos análogos y bastante software digital.

 

Los dos tenéis un largo historial de remixes a vuestras espaldas, ¿En que diferenciáis el trabajo para otros del propio?

P: Creo que el remix genera un compromiso y un apego creativo mucho menor que la música original. Me resulta más relajado trabajar en remixes, y también a la vez al ser menos personal puede ser un poco menos excitante.

J: En este momento de mi vida ninguno, porque solo hago remixes para amigos muy cercanos como Juan Pablo o quizás algún chico de Pole, pero no mas remixes para mí, me lleva mucho tiempo conformar los conceptos que otros esperan de mí, que a veces ya pasaron al museo del recuerdo.

Estáis permanentemente en movimiento por los mejores clubes de la escena, cual de ellos es en el que os sentís como en casa y porqué, ¿Qué debe tener un club para que podáis desarrollar vuestro discurso en las mejores condiciones?

P: Para mí los mejores clubs del mundo son los que encuentran un buen balance entre espacio, sonido, calidad y energía del público y también la calidad del grupo humano que está detrás, trabajando con una visión en común. Puedo nombrar lugares como Concrete en París, Tresor Berlín, Under Club en Buenos Aires…

J: Obviamente Tresor Berlin, Under Club en Buenos Aires, Concrete, Stardust en Madrid y hace poco he descubierto nuevos clubs como Kompass en Gent que me ha volado la cabeza.

 

Respecto al tema sellos, pensáis que es importante tener tu propio sello para editar con mayor control y libertad o es mejor editar solo en sellos contrastados y de mayor repercusión  y ahorrarse preocupaciones. ¿Que consejo dais a los jóvenes que empiezan y sufren el calvario de enviar demos, cual sería la evolución natural, primero hacer tu sello, enviar demos ….comenzar en el entorno netlabel…?

P: Lo mejor es trabajar en la calidad de lo que uno hace y sentirse cada vez más cerca de donde uno quiera llegar a nivel artístico. El resto vendrá solo…crear un label puede ser un buen paso pero también conlleva mucho tiempo, trabajo y posiblemente dinero. También mucho placer por contribuir a la escena y brindar un espacio tanto para otros como para la música de uno mismo; pero lo más importante es no quemar etapas ni preocuparse más por ¨llegar¨ que por crecer. Muchos terminan con su carrera antes de comenzarla, victimas de la ansiedad.

J: Luego de trabajar con muchos labels, puedo decir que es mas interesante y benefactor tener tus propias plataformas y trabajar con al menos 1 label grande que te de proyección y llegada.

A los jóvenes les diría que no desperdicien las oportunidades y que sean más humildes y mantengan esa humildad a pesar de haber sacado 1 EP en technito records, si se pierde la humildad en esa etapa del camino y estás apurado por ser Jeff Mills sin pasar por procesos naturales de este mundo, lo van a tener difícil.

Me he topado con muchos niños a los cuales le he dado clases no solo de cuestiones técnicas y la verdad no se han portado como esperaba y en ese caso la línea se corta lamentablemente, es una pena porque a mi me fascina apoyar a las nuevas generaciones, pero a nivel social se complica. No sé cómo será aquí en Europa con respecto a este tema, debería de probar ;).

 

Igualmente percibo en los dos un interés por las texturas experimentales y relajadas más allá de la pulsión de la pista de baile, en el caso de Jonas el proyecto Telluric Lines o Manzel. ¿Qué os llama la atención de esta variante?

P: Mi interés por la parte mas experimental parte más que nada de una búsqueda de equilibrio en el estudio. Por momentos me siento saturado o sin ganas de trabajar en música bailable y encuentro un refugio temporal en las texturas más experimentales. También me atrae la riqueza sónica de la música que no está pensada para un club; hay más espacio para los sonidos y para los detalles y los silencios. Personalmente lo veo como un balance interno.

J: En mi caso me nutre intelectualmente trabajar en otros proyectos, se adquieren nuevas técnicas y otros conocimientos, que luego pueden ser re aplicados al techno, lo cual le da otro perfil a tus tracks.

Telluric Lines nació como una necesidad de curar a través de los sonidos y frecuencias, algo que descubrí luego de mi experiencia en Perú con la ayahuasca.

 

¿En qué quedó el proyecto Plantec?

P: En su momento hemos editado algunos releases juntos. Queremos en algún momento relanzar nuestra colaboración en el estudio, por supuesto. Ese momento todavía no ha llegado pero está más cerca ☺

J: Quedó en la música que hicimos en ese momento, la cual estará allí para siempre, la magia sigue pero sin ningún rótulo o nombre marquetinero, disfrutamos muchos los back to back y seguro así será el día que nos juntemos en el studio.

 

Yendo al trabajo que editaréis recientemente en Pole Group, hay algún leitmotiv específico en él, ¿Se pensaron los temas con un hilo común o simplemente se trata de una colección de temas de ambos por separado? ¿Qué tal os encontráis dentro de esta plataforma y qué ha aportado a vuestras carreras profesionales?

P: El release surgió como un proyecto en conjunto y por ende lo trabajamos de principio a fin buscando un sonido que se complementara en forma acorde. Tuvimos comunicación permanente durante el desarrollo de los tracks y una influencia mutua que generó el resultado final.

J: Idem a la respuesta de Juan Pablo.

 

Últimamente desarrolláis vuestra actividad como dj de manera conjunta con bastante frecuencia, ¿cómo os entendéis ante los platos? ¿Cuál es el secreto de la compenetración?

P: Nos entendemos a la perfección y cada vez nos sentimos más y más cómodos pinchando juntos. El secreto pasa por los años que nos conocemos, por lo intereses en común, por las horas y horas compartidas de cabina juntos, por una sincronía y una sinergia que se genera naturalmente cuando estamos en una cabina. Realmente sentimos que somos Uno detrás del mixer. No hay competencia ni egos, y buscamos el mismo objetivo.

J: Idem a la respuesta de Juan Pablo.

 

Por último, pregunta típica, ¿cuáles son vuestros próximos planes y proyectos?

P: Pues como siempre, seguir haciendo lo que disfruto que es hacer y tocar música y poder compartir lo que me gusta con otros. Ya sea en mis presentaciones en solitario, en b2b con Jonas, y también con bastante música nueva que seguirá llegando como siempre. Pueden esperar en los próximos meses releases a través de mi plataforma MindTrip, y varios eps y remixes por diferentes labels.

J: Está mi segundo álbum en Tresor próximo a ver la luz a fines de abril , así que estaré presentádolo en modo álbum tour, luego tendré algunas presentaciones con mi proyecto Telluric Lines posiblemente en Mutek de Buenos Aires y otros festivales , acompañando la llegada del primer álbum de Telluric llamado Shasta en vinilo y digital.

Además estoy terminando un doble de 8 tracks para mi proyecto de House llamado UNTIDY, será la quinta referencia de esta serie que sólo se edita en vinilo.

Y en la segunda mitad del año estaré lanzando mi nueva plataforma techno llamada “TREMSIX”, donde estaré editando absolutamente todo mi material desde entonces.