Entre tanto debate sobre lo que es y no es trap y lo que es y no es mainstream, nos hemos olvidado de que el mainstream pasa siempre por el entertainment. Y si hay algo que Los Santos dominan a la perfección es esa importancia de hacerlo divertido, del humor y del no aburrir al público en ningún momento. Lo llevan haciendo desde los primeros conciertos; y hay una parte de su peculiar puesta en escena que desde entonces no ha dejado de suceder: el público (sobre todo el femenino) subiendo al escenario. Desde esa ubicación precisamente está hecha buena parte de esta crónica, así que cambiamos el habitual punto de vista de la narración para mimetizarnos con su show (s/o para el grupo de #kaydycainers que teníamos al lado).

Tras la sesión de su inseparable Mthbts a modo de apertura de telón y haciendo al público empezar a bajar hasta abajo con temas como Traketeo de Ms Nina (LV29- SS17), El Mini aparecía en el escenario -acompañado por ToxicWidow-, y sacando a relucir algunos de sus últimos tracks como Cacos (de su mixtape Bad Boyz junto a Kaydy Cain) y otros anteriores como Hangover ft. Tomasa del Real. El Mini señalaba hacia la parte de arriba de la sala donde se encontraba el resto del grupo cuando decía “gracias a la familia” en el tema Gracias (publicado en la pasada temporada de La Vendición). Y así es como funciona el sello precisamente, como una familia. Desfile de material propio en la parte previa a la aparición de Los Santos en el que pusieron en práctica toda una pasarela musical de su catálogo, sus artistas y sus conexiones.

_MG_6654

El concepto de familia quedaba aún más claro cuando Steve Lean aparecía en el escenario, llevándose la ovación de la sala. Detrás de la mesa, como en los viejos tiempos, y el grupo volviendo a hacer bandera de lo que va por encima de todo. En ningún momento anunciaron que el beatmaker estaría en el concierto, así son las no-reglas del colectivo. Las mismas que utilizan para su puesta en escena, con buena parte del público bailando y haciéndose fotos junto a ellos, compartiendo escenario.

_MG_7780

Otro concepto clave a la hora de hablar de sus directos es el de Fiesta, en mayúsculas (sólo había que mirar el escenario). Hace algunas semanas, cuando tuvo lugar su presentación de la última tirada de La Vendición, se propusieron llevar la contraria a prácticamente todos los eventos que se hacen en Barcelona. Ni un moderno ni una marca patrocinadora, sus colegas del MACBA y cervezas que ellos mismos iban trayendo del badulake más cercano a la tienda de Mucho Muchacho. Y Tony Touch a los platos.

Se podría decir que el concierto del viernes en Apolo es el más consistente que llevaron nunca a escena. Estaríamos hablando de su concierto más maduro o más sólido, sin olvidar su esencia obviamente. Precisamente a esta madurez se refería Khaled en la entrevista que tuvimos con él hace algunos días, donde afirmaba que querían hacer las cosas bien sin perder la pureza.

_MG_7491

Los Santos abrían y cerraban con el mismo tema: 2K14DPG -el primer track de Pxxrificación-, con el que conseguían uno de los momentos más extáticos de la noche; otros llegaban a través de canciones como Dinero en la ola, Cigala y -muy especialmente- Satanic. Este (ft. El Asesino) pertenece a la mixtape La Última Cena de Yung Beef junto a Fly Migo Bankroll y muestra ese perfil de anticristo que Beefie saca en algunas ocasiones; el viernes fue una de ellas, fusionado a la perfección con la visceralidad de Dani y Khaled. Beefie se retorcía en el escenario por momentos, recordando a algunos artistas que tomaron este tipo de movimientos como seña de identidad (Iggy Pop, John Lydon, Marilyn Manson…). No, Los Santos en directo no son pop si pop es lo que se está aplicando a la escena actual. Si acaso pop satánico. O dejémoslo en trap.

_MG_7753

Lo que sí es pop es su salida del garito, con una cola de muchachas gritando, especialmente a D. Gómez, a quien se le veía por momentos superado por su propio fenómeno fan. Aún así, se dejaron hacer hasta que terminó la cola.

Los Santos siguen manteniendo la esencia de Kefta, PXXR GVNG, La Mafia del Amor o PXXR GVNG ft. Supernova Band, pero han revisado su directo y lo han sumado madurez. Sin dejar de ser el ejemplo más fidedigno de aquella frase de The New York Times (1953) que retrataba precisamente a una de sus influencias artísticas, Lola Flores: “No sabe cantar, no sabe bailar… no se la pierdan”.

_MG_7437

Los Pxxbres continúan el desbarre en A Coruña el próximo 3 de mayo, siguen en Oviedo, Pontevedra, Madrid… Make sure de que no se van de ninguna de vuestras ciudades sin cantar a las bixis satánicas.

_MG_7054

_MG_7075

_MG_7132