Con motivo de la referencia número MT00 de Music Terrae, el nuevo sello español exclusivamente en vinilo, BeatBurguer ha cruzado un mail y varios chats para darle forma a esta entrevista con el dúo de Donosti Reykjavik606.

Music Terrae se comienza a definir con sus primeros dos discos: Stop Looking For Happiness In The Same Place You Lost It de Reykjavik606, lanzado hace un par de semanas, y ahora con Some Fun, a cargo de Skygaze. Y así se vislumbran las ideas que expresan en su manifiesto “Empujando los límites del techno, el house y la música experimental, Music Terrae es el hogar de los sonidos refrescantes de los próximos talentos, gemas escondidas y perdidas, y de de los tesoros musicales”.

De esta manera la entrevista con Álvaro Granada, quien habla también en nombre de su compañero Borja Piñeiro, se centra en este release, su fanatismo por los discos de vinilo, sin dejar de lado la música en sí, el amor por los modulares, los recovecos de sus producciones y los planes a futuro.

 

En el manifiesto de Music Terrae piden que no dejemos de buscar nuestro propio estilo, y después de un LP y varios EPs podemos ver que el de Reykjavik606 está en constante mutación, ¿cuál es el motivo que los mantiene inquietos?

La verdad es que de por sí y de nacimiento somos unos motivados, apasionados más bien diríamos del crear música. No necesitamos motivación, más bien vivimos motivados (risas). Nos vuelve locos meternos en el estudio e investigar con nuestra maquinaria. No vamos con la intención de hacer nada. Nada más que empezar de cero y pegarnos un buen viaje produciendo. Si nos gusta grabamos y sino pues nada, el simple hecho de estar con una onda senoidal ya nos flipa, y a partir de ahí todo lo demás.

 

Siendo dos corazones en un proyecto, ¿cómo definen la estructura a la hora de producir?

Buahhh, nuestra manera de producir ha cambiado mil veces. Ahora que tenemos un sistema modular todavía es más abierto el abanico de posibilidades. Así que simplemente conectamos nuestras máquinas a un grabador multipistas, en nuestro caso Ableton, y cuando nos flipa algo mucho mucho le damos a grabar y listo, como si de una jam se tratase. Generalmente, cada uno en su estudio graba una idea y si le gusta llama al otro, y entonces la finiquitamos juntos, eso siempre.

 

Siendo adeptos a la creación de música con sintetizadores analógicos y modulares, ¿cuáles dirían que son los beneficios y los retos al momento de producir?

Lo que nos enamoró desde un principio de los sistemas modulares es que consigues un groove y un swing, que muy difícilmente conseguirías con otros sistemas. Aparte de crear el sonido desde cero y hacer más personal tu sonido. El abanico que se te abre en un sistema modular es infinitamente proporcional al tamaño de tu bolsillo pero bueno, es una auténtica gozadera. Y lo mejor de todo es que nunca vas a conseguir que ese sonido que consigues en ese momento se igual al día siguiente. Además de hacerlo tuyo por completo, ya sólo por eso nos parece increíble. El sonido que sacan es brutal y tochísimo. Otro de los beneficios, aunque muy poca gente se lo crea, es que no puedes guardar presets, cosa que muchas veces puede parecer una limitación, pero para nada lo es. Hace que entiendas de qué manera has llegado hasta conseguir ese sonido y eso hace que vayas descubriendo y aprendiendo con más profundidad las síntesis, y eso nos vuelve locos y nos chifla.

 

Deambulando entre lo experimental y lo bailable, en “Stop Looking For Happiness In The Same Place You Lost It” se pueden palpar sus habilidades para conducir su música a través de lo indefinible, ¿qué los inspiró para crear este EP?

La verdad es que ni nosotros sabríamos clasificar nuestra música. Odiamos las etiquetas. Simplemente dependiendo de nuestro estado o qué tipo de música hayamos estado escuchando o nos guste más en ese momento, se convierte en la causa de lo que hagamos en el estudio en ese mismo instante. Cuando hicimos este EP estábamos en una etapa en la que nos apetecía más pista y teníamos más alegre el cuerpo (risas). Lo próximo no irá por esos derroteros. La verdad es que somos bastante libres y hacemos lo que nos sale de los cojones todo el rato, y eso hace que disfrutemos un montón, que pienso es lo más importante de todo.

 

Music Terrae nació con el objetivo de publicar sólo en vinilo, ¿qué sonidos creen que son imprescindibles publicar en este formato?

Igual que en cualquier formato pensamos que, lo importante para publicar algo es ser sincero con el corazón y valorar lo que has hecho. Todos sabemos cuando algo está bien o no y sobre todo cuando algo te encanta y te llega al corazón. Aunque parezca que no publicamos muchas referencias, en realidad sólo publicamos lo que realmente nos encanta. A lo largo del año tiramos a la basura un montón de tracks que quizás en un momento te gustan pero según pasan las escuchas te das cuenta que no te llena, y esa es la razón por la que lanzamos tan pocos EPs. Ha llegado un punto con la era digital en la que no hacen más que pasar millones de gigas de música a un ritmo de locos hasta el punto de que muchas veces sólo escuches temas una vez sin darle más coba, debido a la cantidad de música que te llegará mañana. Pensamos que eso es una pena porque parece que pierde valor la música.

 

Hablando de vinilos, ¿tienen algún truco para compartir a la hora de encontrar las figuritas difíciles en este formato?

Pues sí, en realidad tenemos un par de agentes infiltrados en las redes como por ejemplo tú, querida Sam (risas). El hecho de compartir música es súper enriquecedor, qué te vamos a decir a ti, que ya nos conoces. Somos unos yonkis, que necesitamos de esta mierda todos los días para hacerlos un poquito mejores (risas).

 

Para saber qué están escuchando últimamente, ¿qué han recibido en los últimos paquetes de vinilo que han pedido?

Te contaremos lo que hemos recibido esta semana porque sino no acabamos ni el día del juicio final (risas). Uno de los discos que más estoy escuchando es el de Huerco S, que nos llego hace 3 semanas. Ésta semana nos llegó un pack de Disboot, sello del que somos súper fans, que contenía el disco de Cauto, que a parte de colegon nos vuelve loco. También el del gran Sunny Graves y el de Niño, además recibimos un regalito de Joan Canyelles y Anna Lanau con los discos de Lannis Senakis, los discos en Rvng intl de Kaitlyn Aurelia Smith & Suzanne Ciani y Robert Aiki Aubrey Lowe. Pedro Vian nos dejó en su visita a Donosti el Exoteric, o el del live en NYC en 1975 de Suzanne Ciani, y hoy mismo hemos hecho el preorder de Quentin en Hivern que somos mega fans tanto de Talabot como del gran Marc Piñol.

 

Sabemos que están realizando remixes para beGun y The Suicide of Western Culture, ¿Cuáles son los desafíos principales que encuentran en reinterpretar la música de otros artistas?

Pues la verdad más que desafío, es que el tema que vayamos a remixar nos guste o que tenga juego para que nos lo llevemos donde nos dé la gana.

 

En el último tiempo están afianzando su protagonismo en el circuito español, ¿cuáles son los planes que siguen en la vida de Reykjavik606?

No seguimos ningún plan, simplemente dejamos que sucedan las cosas. Tratamos de divertirnos todo el rato, pienso que es súper esencial, el día que no lo hagamos es que estaremos muertos.