Estrenamos el álbum de debut del trío electro-pop GANGES

Después de traernos propuestas de futuro tan rotundo como las divas pop Marion Harper y Museless, Luup Records sigue empeñado en reivindicar y dignificar el género en todas sus formas y vertientes. Si en febrero nos presentaban al coqueto dúo Cor Blanc, más cercano a una estética lo-fi e indie, ahora le toca el turno al trío madrileño GANGES, cuyo álbum de debut – de título homónimo  – llega a las tiendas mañana mismo.

En Beatburguer, sin embargo, contamos con el privilegio de estrenarlo en primicia 24 horas antes de que llegue a plataformas como Spotify y demás. En GANGES, los madrileños, comandados por la subyugante voz de Teresa Gutiérrez y la sección rítmica formada por Álvaro Berceruelo y Jorge Aylagas, continúan tirando del hilo de ese pop de duermevela que se mira en el espejo de la sofisticación electrónica británica a lo The xx o London Grammar.

«En nuestro primer álbum ‘GANGES’ dibujamos un mundo de ambientes y nostalgia. Hay tintes y luces, hay historias y recuerdos, hay cristales y metales, pero sobre todo, luz y oscuridad a partes iguales», nos cuenta el trío antes de introducir todos los temas del álbum, que recupera dos temas lanzados previamente, entre los que se incluye el hit viral 400 Millas Norte, primer coqueteo con el español que les ha valido miles de escuchas en Spotify.

A GANGES los podrás encontrar en festivales como Primavera Sound y Mad Cool, a falta de que se confirme su inminente gira de presentación del disco, que incluirá una parada en el SXSW de Austin.

Sin más dilación, GANGES según GANGES.

FADE(in): El tema que abre el disco habla sobre los sueños y los sacrificios que conlleva lograrlos. Habla sobre la ciudad, que ha movido a tanta gente a perseguir sus deseos a través de mundos complicados.

Lluvia En Gravedad Cero: En la primera mitad de la canción aparece la ciudad terrenal, mientras que en la segunda, el cielo que encierra el universo abstracto. Todo eso es lo que envuelve a dos amantes. Sólo ellos entienden que cuando se enamoran, se convierten en el centro de gravedad alrededor del cual giran el resto de cosas.

Classic Lover Covers: ‘Classic Lover Covers’ se posiciona en el extremo más pop de nuestro estilo intimista. El tema representa en primera persona el monólogo que mantiene un amante con el cadáver de su difunto amor, a la que acaba de matar por despecho. El monólogo trata sobre el sentido de las cosas, intentando disfrazar de lección de vida una autojustificación barata de haber cometido asesinato. Sin embargo, la sangre tiñe de realidad lo absurdo y satírico de la situación, ya que obviamente nadie escucha y nadie responde. Mientras, suena en la radio, irónicamente, Classic lover covers.

Kill The Time: El elegante beat en el que se dibuja un piano en Kill the time, nos ofrece la visión más triste y desesperada en el Disco sobre el desamor. La coda, donde todo el mensaje de desesperanza se intensifica. Seguramente, la canción más triste del LP.

400 Millas Norte: Nuestra primera canción en castellano tiñe de nostalgia una historia de amor, pérdida y recuerdos enmarcados por el mar.

Downfall: Tintes de oscuridad y venganza en forma de coros amenazantes subrayan una historia de rencor.

Coral Beat: Delirios de color, ritmo y ambientes tropicales invaden el último tema de nuestro disco para cerrarlo hablando sobre amor.