“¿Es él o no es el?” “Tía que no es él.” “Yo me voy a acercar.” “Como no sea…” “¿Y si es y nos vamos sin la foto?”. Esto podía escucharse a las 19.30 h. en la puerta de Fabra i Coats, un reflejo claro de la esencia de la jornada del viernes: los nuevos nombres de artistas que parten o se adscriben a sonidos cercanos al rap y convertidos ya en ídolos almost mainstream entre los más jóvenes. La conversación tenía lugar entre algunos muchachos cuando Bejo hacía su aparición por el callejón del exterior del recinto, por suerte o por desgracia para él, su look es inconfundible (aunque a su abuela Nina tampoco el guste xD). Su vasta producción de videoclips en los que aparece como protagonista no nos dejan otra opción que reconocerle desde lejos.

Yumi Yumi Hip Hop, que no tienen nada que ver con el estilo que aparece en su nombre, suenan a pop de corte twee, punk naïf. He de decir que dejé de escuchar indie pop hace tiempo y aunque la versión de El Último Vecino para el tema Mi Chulo de la Zowie y la Lore ha hecho que me reencuentre en cierta manera con el estilo, su directo no acabó de agarrarme. Observando desde un lateral de la sala (sintiéndome fuerísima) lo que sí puedo decir es que tenían un buen grupo de personas en primeras filas coreando sus letras. Curioso que una vez terminado su actuación y previamente a que Badgyal apareciera en escena, sonara como música de continuidad esa versión de El Último Vecino, a modo de vínculo entre una actuación y la siguiente.

Enfundada en un llamativo vestido-camisón azul eléctrico y luciendo gafas de sol de cristales rosas (que nos hacían pensar en la portada de su Slow Wine mixtape), Badgyal aparecía en escena con una seguridad desmedida. Casi la misma que ya nos enseñaba el pasado mes de julio en el Club Marabú cuando la vimos por primera vez en Barcelona. Poco ha cambiado en ese sentido en la artista de 19 años, que sigue con la misma confianza en sí misma pero se muestra más relajada, eso sí, algo que deja notar en su forma de bailar. En su directo (bien recargado de autotune) escuchamos los temas de su reciente mixtape mezclados con hits anteriores como Pai, Leiriss o su tema con KhaledHasta que salga el sol. Sus bailes, su ropa, su actitud… BIEN, pero en realidad lo más representativo está en la pista: chicos cantando con ganas letras en femenino, chicas que gritan y jalean a la artista cuando baja hasta abajo (un papel –el de este tipo de jaleador- que hasta hace nada estaba reservado a los hombres). Me parece una suerte que haya artistas como Badgyal educando a lxs jóvenes en semejantes valores de cambio de roles.

5

Bejo es uno de los nuevos artistas que menos ha tardado en pasar a ser un fenómeno. Un fenómeno [de masas] a analizar, ojo. Con una estrategia-no-estrategia consistente en lanzar videoclips casi a diario ha logrado hacernos llegar su imaginería/mundo interior cargado de surrealismo y vacileo. Con letras que conservan algunas características del rap tal y como lo conocíamos hasta hace nada, una dosis de humor inteligente y despreocupado y una forma de fluir que es auténtico caramelo, Bejo conquista a cualquiera que se tope con una pieza visual suya por YT. Pocos artistas consiguen llenar el escenario como él. A la hora de su actuación (20.55) Fabra i Coats lucía a rebosar en su interior y en su exterior, con una cola de gente esperando para entrar que tocaba su punto más alto de la jornada y hacía que algunos pillaran la actuación ya avanzada en el momento de entrar (dato a tener en cuenta es que había gente que acudía única/mayormente por verlo a él, puesto que el artista solamente ha visitado Bcn el pasado mes de julio en una especie de jam junto a Big Menu y varios artistas canarios)* [Actualización: también estuvo el 25 de noviembre junto a FANSO, gracias al Senyor Galleta por estar siempre atento]. Con temas como 8 Misisipi, La Colada, Mucho, Sílaba Tónica R.I.P o la #foreverfav Mala y una puesta en escena que pasa por el lanzamiento de caramelos, cebollas y mangos al público + su propia aparición dentro de la masa (aplauso), el viernes comprobamos que Bejito es un artista que va más allá de lo musical, un auténtico entertainer y una pieza única en el panorama actual.

Desde que Agorazein saltara a las portadas y se convirtieran en lo que son ahora mismo, lo que habíamos visto de ellos en Barcelona eran básicamente actuaciones de C. Tangana [estoy hablando del último año]. Por eso el viernes tenían una pequeña prueba/examen para que pudiéramos valorar si la fama se les había ido de las manos o todo estaba en orden por la crü AGZ. Se trataba de la presentación de su disco Siempre, que han conseguido trasladar al directo de forma magistral gracias en buena medida a la mano de Fabianni (fuerte S/O para el productor). Los ritmos y los efectos en las voces consiguen añadir un plus a una puesta en escena que brilla por lo bailable y enérgico; y por esa conexión entre el grupo y su público, claro, pero eso ya venía de hace tiempo aunque ahora se haya consolidado. Con una escenografía basada en un sistema de iluminación que ayudaba a lograr el tono épico, entre los momentazos del show destacan tracks anteriores al disco como Cálculo”(de Jerv.AGZ, 2014), Relax (de Sticky M.A, 2014) o Los chicos de Madriz (C. Tangana, 2016). Pero si hablamos de epicidad: el cierre, con 100k Pasos y C. Tangana marcándose un pequeño crowdsurfing antes de irse (después lo haría Sticky M.A con bastante más arte que su compañero, todo hay que decirlo xD). De todas formas yo me quedo con Mentira, que es la balada más AGZ meets Backstreet Boys del disco y que en directo les hace más #boyband que ninguna otra. Lo que sí se hubiera agradecido, tanto en esta actuación como en la de Badgyal, hubiera sido una mejor calidad de sonido en algunos momentos, al menos en las primeras filas.

Podríamos decir que estos tres directos convertían el festival en un auténtico desfile de nuevos sonidos que comparten influencias con el rap o que están cercanos a éste. Me hubiera encantado saber (si es que lo estaba viendo) qué le estaban pareciendo las actuaciones a Mucho Muchacho, el siguiente en salir a escena. ¿Os imagináis si tuviéramos una televisión/programa musical pepi que hubiera podido hacer una crónica televisada con Mucho Muchacho comentando las jugadas? Nah, pues no lo tenemos. El de 7 Notas 7 Colores hacía su segunda actuación-homenaje en Barcelona al disco Hecho es Simple que publicó junto a su grupo hace 20 años. En el primer concierto (que tuvo lugar en la sala Apolo hace algunos meses) veíamos un carácter mucho más ceremonioso de la velada que seguía un desarrollo bastante más metódico. El viernes vimos a un Oliver sin su hombre Tony Touch pero sí mantenía a Mbaka como acompañante y contaba además con (OH!) aparición estelar de Juan Solo, con quien interpretó el tema Raperitis. Lo que no hubo en Apolo y tampoco se echó de menos en aquel momento (la justificación de por qué estaban ahí, las explicaciones entre un tema y otro sobre la importancia de Hecho es Simple…) lo hubo en Fabra i Coats. Un concierto mucho más visceral en cuanto a las formas, con un Oliver que derrochaba chulería vieja escuela y que parecía verse en la obligación continua de justificar la [irrefutable] importancia de 7N 7C. Pero aunque el público esta vez era más joven que en Apolo, todo apuntaba a que las explicaciones no eran necesarias. Se corearon sus temas clave como Tenemos Droga, Con esos Ojitos, Amor y Plata, Hecho es Simple o (a modo de unión absoluta entre las diferentes edades del público) “Aquí te pillo aquí temazo”. Dentro de ese tono visceral del que hablamos, en algún que otro arrebato a lo largo del concierto, Oliver se marcaba trozos de canciones a capela como Misión Partir la Madre.

10

Hay que ver cómo se nota todo lo que curran a diario los malagueños BSN Posse cada vez que se suben a un escenario. Si hace un par de años -cuando empezaban a dar bolos por Barcelona- tiraban de material de Teklife y de una exquisita selección de tracks de footwork, drum’n’bass o dance, ahora buena parte del repertorio corre a cuenta de la casa. NORMAL. El viernes pudimos escuchar algunos tracks de ese trabajo tan tropical-vibes titulado Summer Madness, como el Something about us (VIP) o su remix para Paso de Ti (No recuerdo na) de Pedro LaDroga junto a Skyhook. La dupla no se olvida de los artistas de su tierra nunca, por eso también hicieron sonar algunas de sus colaboraciones junto a Foyone. Tampoco podían dejar de sacar a relucir su esencia vía su #UOAI (Brighter Dayz Tribute) perteneciente al EP #UOAI del año pasado.

Ahora que alguna señora de la política twittea sobre trap desde el concierto de Dora Black y que 40 Principales se meten con el estilo de vestir de las traperas (todo esto ha pasado este fin de semana, amigas, deal with it ^^), quizá ya estamos preparados para que los festivales de pequeño formato puedan integrar diferentes estilos musicales no-afines… ¿o aún no lo estamos si hablamos de trap/reggaetón o autotune? (y hablando de autotune, todo bien pero se agradecería que se quitara en los S/O entre una canción y otra xD).

Lo que sí deja claro la jornada del viernes en Cara B es que toda esta nueva escena de artistas de nuevo pop/rap/dancehall… puede perfectamente convivir dentro de un mismo cartel (aunque sea de una jornada) y además conseguir sold out, que eso es algo que todavía no han sabido ver muchos festivales, ya sean de rap tradicional, de pop o de nuevos sonidos electrónicos. Pero sobre la necesidad de reinventar los festivales de rap tradicional ya hablamos otro día.